VASTUM

VASTUM con su música consiguen crear los que posiblemente sean los ambientes más inquietantes del Death Metal, las atmósferas más terroríficas y violentas. Su nuevo «Orificial Purge» es otra prueba de ello, un álbum impregnado de residuos corporales que, de alguna forma, se transforman y se convierten en residuos mentales. Hoy hablamos con Daniel y Leila sobre ello, sobre la forma en que los pensamientos, experiencias y recuerdos toman una forma inesperada, de qué manera los símbolos terrenales son también metafóricos. Y es que VASTUM parecen rebuscar en la psique humana para traer las imágenes más horribles y darles forma en canciones. También hablamos sobre de qué forma el Metal siempre ha pertenecido a las mujeres y personas queer y viceversa, de cómo enfocar dentro de un estilo extremo la temática sexual sin dejar de lado las connotaciones violentas, gore en ocasiones, de la banda.

 

Read the English version

 

– Hola y, antes de todo, gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Qué tal va todo ahora con la banda?

D: Bien. Es emocionante sacar nuestro nuevo disco.

 

– ¿Por qué «Vastum»? ¿Cuál es su significado no-literal y su origen? ¿De qué forma se vincula con vosotres como banda?

L: «Vastum,» del latín «residuos»; para mí conjura imágenes de residuos corporales, de los que todes venimos y a los que volveremos como cadáveres. En cuanto a letras, escribimos sobre experiencia humana, en toda su bajeza, física y psicológicamente.
D: Residuos, exceso, mierda, sangre, semen, «purga por orificios»… Está conectado con conceptos místicos, filosóficos y psicoanalíticos sobre los que escribo/escribimos.

 

– «Hole Below», «Orificial Purge»… ¿Cuál es la simbología de estos «agujeros»? ¿Es metafórico? ¿Cuál es el significado tras el título de vuestro nuevo disco?

D: «Hole Below» hace referencia al infierno, al subconsciente, a los orificios, y la lista podría seguir… Pero también trata sobre la fijación con los agujeros en la cual une misme puede caer, es por lo que Narciso está en la portada. La imagen que nos da de une misme es una ilusión del agujero que se llena, pero la razón por la que volvemos a la imagen es porque parte de nosotres sabe que el agujero sigue ahí. Nos preocupamos tanto por la imagen que al final caemos en el agujero que la imagen no puede llenar. Esto puede llevar a una especie de experiencia límite (éxtasis, trance, psicosis florida, trance disociativo), y las letras de «Hole Below», extrañamante, cuentan cómo puede ser una caída disociativa en tal agujero. La canción «Orificial Purge» trata sobre la humanidad como un accidente humano o un tipo de excremento que es divinizado debido a su papel en la filo y teogénesis. El concepto está inspirado por Los Nombres Divinos de Pseudo Dionisio y La Experiencia Interior de Bataille. Pero no diría que el disco sea un disco conceptual; cada letra se mantiene por sí misma, incluso aunque estén conectadas en ciertos aspectos. Exploramos temáticas similares en todos nuestro álbumes: el mal, el pecado, el erotismo, el misticismo, la perversión, la disasociación, la inconsciencia, la violencia psíquica (patricidio, castración, mutilación, desmembramiento, fragmentación).

 
– Por otro lado, la portada quizás sea la de aspecto más abstracto que habéis tenido hasta ahora. ¿Qué representa?

D: Un agujero, un pasaje, un ritual, una purga, un orificio, una iglesia… Altera al espectador porque su significado no es estable ni claro, por ello es por lo que va perfectamente en la línea de quién somos como grupo.

 

– Musicalmente, vuestros sonidos parecen evolucionar continuamente hacia algo más oscuro y ligeramente más técnico. ¿Es la evolución un proceso constante?
L: Hay un sonido central en VASTUM que permanece inalterable desde «Carnal Law», y seguimos evolucionando al mismo tiempo, siempre yendo más lejos dentro de la oscuridad. La evolución es constante pero lenta, y a menudo se desvela inconscientemente.

 

– Me atrevería a decir que la atmósfera es uno de los elementos clave en VASTUM, ¿ponéis un esfuerzo consciente en ella mientras estáis en el proceso de composición?
L: Absolutamente. La atmósfera para mí lo es todo al hacer música. Cuando compongo un tema de VASTUM, mantengo tanto las dimensiones verticales (capas melódicas y ambientales) como las horizontales (la estructura general de la canción) en mente para crear algo que simultáneamente terrorífico e hipnótico.
D: Lo hacemos, aunque intentamos conseguir la atmósfera de distintas formas. «Hole Below» tiene más reverb que «Orificial Purge», pero creo que la atmósfera sigue ahí.

 

– Es un tipo de ambiente malvado, inquietante. ¿Qué emociones o pensamientos os gustaría inducir en vuestro oyente con el? ¿Qué sentimientos queréis provocar?
L: La ambigüedad y horror de lo desconocido: el Vacío.
D: Principalmente ansiedad, pero también terror e incluso risa. Escribimos sobre tragedia pero no sin recordar el potencial que tiene la angustia de convertirse en éxtasis, o de la tragedia de convertirse en algo cómico.

 
– También tenéis algunos otros elementos personales que os hacen sobresalir de entre otras bandas feas, tradicionales de Death Metal, como los extraños patrones vocales pero, ¿qué diríais define el sonido de VASTUM?
L: Creo que es la interpretación vocal única y el contenido de las letras, en combinación con riffs de guitarra memorbles y solos, esos son los elementos que definen el sonido de VASTUM.
D: Es difícil de decir. Creo que de alguna forma es distintivo. Tocamos Death Metal regresivo, antiguo, primario, con énfasis en los riffs y la atmósfera, y a menudo nos gusta tocar a ritmo de babosa (no demasiado lento o demasiado rápido).

 

– ¿Está todo bien pensado en vuestras obras? Ya que teniendo en cuenta que el foco está en la atmósfera, entiendo que una sola nota fuera de lugar puede cambiar todo el ánimo de una canción.
L: Pensamos en nuestras canciones bien por adelantado y también nos permitimos a nosotres mismes ser espontánexs al grabar. Creo que la espontaneidad en el estudio es muy importante, y también la parte más divertida de grabar como banda, permitirse a une misme incorporar elementos inesperados a un tema para darle más dinamismo.
D: Sí y no. Crear algo conlleva no saber qué puedes acabar creando. Si está demasiado planeado, no es tanto una creación. Se necesita espacio para accidentes, pasos en falso e incertidumbres.

 

– Y, ¿cómo es el proceso de composición? Quiero decir, ¿creáis una imagen mental y entonces trabajais en torno a ella para que todo encaje?
L: Para mí la inspiración viene en momentos inesperados. Nunca sé cuando está viniendo un nuevo tema hasta que cojo la guitarra y empiezo a tocar. Las letras, por otro lado, tengo visiones o imágenes en mente primero y luego eso se traduce en palabras.

 
– En cuanto a vuestras letras, he leído que (algunas) están basadas en experiencias personales, pero no se tratan de una forma demasiado obvia. ¿Cuáles son algunas de las experiencias que han inspirado parte de las letras de «Orificial Purge»?
L: «Abscess Inside us» es una historia sobre una relación disfuncional desde mi perspectiva.
D: He descubierto una capacidad de violencia interminable y de victimización a través de la introspección. Las experiencias sobre las que escribo quizás sean autobiográficas o no, no lo sé. No estoy seguro de lo que pasó en mi vida. No estoy del todo seguro de si tengo recuerdos, y mi incertidumbre quizás diga más sobre mi pasado que cualquier cosa que pueda recordar. Tengo fantasías, sueños, sentimientos, pensamientos, algunos de los cuales me mantienen despierto durante la noche. Quizás esté soñando sobre lo que te pasó a ti pero pienso que me sucedió a mí. Freud escribe sobre la fantasía de un niño al que pegan. La identidad de este niño la complica la fantasía. El niño somos tú y yo a la vez. Soy el espectador que observa la paliza. Soy el padre que pega y el niño al que apalean. Escribo sobre confusión. Escribo sobre ser asaltado por un algo, una cosa, el espectro que es mi subconsciente.

 

– También tienen un cierto componente sexual que es realmente terrorífico, y personalmente aprecio mucho la forma en que lo enfocáis, ya que en el Metal extremo el sexo a menudo se enfoca desde una perspectiva muy misógina y violenta. Es un imaginario fantástico bastante misógino. ¿Qué pensáis al respecto? Ya que parece que hoy en día la gente está más concienciada o ya no tiene miedo de hablar claro, pero da la sensación de que la mayor parte de fans del Metal no saben discernir entre hablar claro y censurar.
L: Nuestras letras son, definitivamente, violentas, incisivas, y pretenden provocar una reacción visceral, y también autorreflexivas. Poseemos la violencia de la que hablamos. Creo que es muy importante hacer la distinción entre señalar y censurar. Estoy a favor de la continua conversación y del crecimiento del entendimiento de nosotres mismes y de otres; la censura es lo contrario a eso. También es algo perverso que solo se les parezca preguntar a bandas con mujeres sobre misoginia en entrevistas, y esta cuestión no se suele dirigir a grupos formados solo por hombres. De esta forma, se sobrecarga a la mujer tanto por ser superviviente/objeto de violencia así como por hacerla responsable de señalar aún corriendo el riesgo de ser atacada de nuevo. De esta forma, el círculo de violencia se perpetúa ininterrumpidamente.
D: Estoy muy de acuerdo con Leila. También creo que géneros como el Death Metal tienen una relación complicada con el cuerpo. Lo que podría parecer misógino también podría ser una celebración de la abjeción o crueldad que, paradójicamente, apoya un lado más oscuro de la sexualidad y del género. Creo que tenemos que evitar el pensamiento reductor. Hay misoginia en todo el mundo, porque la sociedad está estructurada de una forma misógina. Mientras creo que es algo que hay que examinar y entender, no condeno el odio y la violencia de la que todos somos capaces. De todas formas, condeno la promulgación de esa violencia por una necesidad narcisista de reclamar la superioridad de une. No creo que nadie se deba censurar; no me interesa controlar el comportamiento de otra gente. Pero si la gente hay cosas con las que no estoy de acuerdo, les desafiaré cuando lo hagan. La razón por la que les desafío nunca es transparente. Por qué hacemos lo que hacemos siempre excede la ideología y la identidad. No sé por qué hago lo que hago; solo sé que estoy llamade a hacerlo. Cualquier razón viene después.

 

– Por así decirlo, las letras tratan sobre horrores de la vida real, partiendo de distintos tipos de abuso, pero también diría que hay mucha autorreflexión, por ello estoy segura de que ya habéis pensado antes sobre lo que he comentado en mi anterior pregunta. ¿Os esforzáis por intentar cuidar del lenguaje? ¿Creáis de alguna forma una catarsis emocional a través de vuestras letras?

D: Quizás haya catarsis, aunque particularmente no me gusta demasiado usar ese concepto, porque sugiere que hay una «cosa» que libero escribiendo. Más que una liberación, diría que escribir me ayuda a profundizar en mi relación con lo que no se puede liberar. Destaca lo imposible qué es la eliminación de la «cosa». Escribir es más agonizante que catártico, pero creo que de alguna forma cambió sometiéndose a la agonía. Creo que lo que está escrito es un registro de mi subconsciente, aunque no creo que alguna vez se pudiera revelar mi subconsciente a través de ese registro. Mientras intento escribir de la forma más libre de asociaciones posible, probablemente haya más censura que libertad en lo que escribo.

 

– Por lo que, de alguna forma, ¿es cada disco que sacáis una «purga»?

D: En cierta forma sí, pero siguiendo con lo que acabo de decir, esa purga también es imposible en el sentido de que su objeto es abjyecto, o es una cosa que no está ni dentro ni fuera, sino que persigue los límites de la vida psíquica y corpórea, eludiendo mi comprensión y, por lo tanto, eludiendo cada intento de expelerlo, como si fuera yo mismo.

 

– Dicho todo esto sobre «Orificial Purge»; ¿cómo lo describiríais con solo tres palabras?

L: Hipnótico, violento, envolvente.
D: Ello no yo.

 

– Quizás desde la demo de CORPUS no habéis tenido influencias de Crust o Punk en vuestra música, pero vuestros valores sociales vienen del Punk. Hoy en día el Metal parece estar viviendo una época dura, lidiando con mucha intolerancia, ¿cuán importante consideráis que es tomar posición y señalar comportamientos de mierda?
L: Siempre ha habido racismo, sexismo, homofobia en el Punk y Metal y en todas partes. No podemos asumir valores sociales basándote en gustos musicales. La gente se debería permitir elegir señalar algo o no, y como he aludido antes, a menudo las víctimas se espera que las víctimas de un comportamiento violento hagan el trabajo de señalar con la amenaza de arriesgarse a más violencia, dejando a los perpetradores sin questionar y sin hacerse responsables.
D: No me interesa el comportamiento de otra gente tanto como me interesa el mío propio. Creo que es importante que la gente escuche lo que les mueve y responda a ser movida, ya que es su tarea, pero no diría que esto es cuestión de «señalar» o de defender lo que está «bien». Tampoco tiene qué ver con ideologoías, con lo que posiblemente me identifique conscientemente. Tiene que ver con responder a las llamadas del más allá, a las llamadas que me mueven a actuar en el interés de lo que no soy pero en lo que quizás me convierta. Escuchar el deseo no es cuestión de virtud o de justicia, tampoco tiene que ver con creencia e ideología. Se trata de profundizar en mi relación con lo desconocido, y a menudo las llamadas a actuar me hablan de abordar cualesquiera que sean las fuerzas que puedan interferir en esa profundización.

 

– De hecho he leído que aunque la mayor parte de vuestra base de fans consiste en hombres hetero, tenéis también muches fans mujeres y queer. ¿Creéis que el Metal necesita más diversidad en sus festivales, bandas, etc.?

L: Hoy en día en el underground del Metal hay más diversidad que nunca, y mayor diversidad siempre viene con sus propias luchas de inclusión/exclusión y jerarquías, por lo que es m´s fácil decirlo que hacerlo. Si queremos más diversidad, necesitamos trabajar internamente para permitirlo, y no todo el mundo quiere eso, y a muches les da miedo el cambio.
D: Esta es una pregunta importante pero difícil de responder. Rara vez aprecio respuestas a preguntas como estas que toman una posición de «izquierda» o «derecha». Tales posicionamientos fácilmente se convierten moralistas y reaccionales, lo cual significa que hay una involuntaria identificación emocional con la misma fuerza psicológica y política a los que esos posicionamientos se intenten oponer. La oposición nos puede llegvar a sentirnos bien con nosotres mismes por saber y hacer lo que estamos convencidos es «correcto» (por ejemplo, promocionar la «diversidad»), pero no necesariamente eso cambiará nada estructuralmente. Esencialmente es un estancamiento, una réplica en la cual dos fuerzas reaccionan la una frente a la otra pero ninguna está realmente actuando por sí misma. Sin duda, animo un público diverso, pero la diversidad cultural no necesariamente significa que el Metal vaya a ser más abierto de mente. Como persona queer, puedo ser muy cerrado de mente y lleno de odio. Puedo tender a la envidia, reacción y resentimiento cuando no soy consciente de esas tendencias en mí mismo. Por lo que, si la diversidad significa un montón de gente que es culturalmente distinta pero psicológicamente no conscientes de sí mismas, entonces la diversidad no sería necesariamente «buena», no sería realmente diversa: sería un mundo lleno de singularidad, un mundo sobre mí. Para mí, las mujeres y gente LGBTQ han sido atraídes por estéticas más oscuras desde tiempo inmemoriales. El lado más oscuro, más abyecto de la sociedad es su grupo en la vida después de todo, pero típicamente se han retraído de explorar estas estéticas debido a varias formas de vigilancia internas y externas. Lo que esto me dice es que representan un tipo de «queerness que ya es inherente al Metal, un sendero de la mano izquierda, y supongo que estoy más interesado en sacar eso que en promocionar algún tipo de multiculturalismo que podría ser un token, una forma de crear ghettos y, esencialmente, cosmética. Creo que esto conlleva un cambio en la consciencia entre la gente de la escena Metal por lo generañ, y un reconocimiento creciente de que el Metal siempre se ha regodeado en la abyección que encarnan las mujeres y queers. Este cambio quizás abriría la puerta para que las mujeres y personas LGTB entraran, para que entraran en un mundo al cual, irónicamente, siempre han pertenecido, pero eso es distinto de encontrar más mujeres y gente LGTB que se sostegan cómo ejemplos de cómo el Metal es o podría ser diverso. Esto no quiere decir que el último enfoque no se deba buscar de alguna forma, pero es insuficiente para generar una escena con más diversidad. El último enfoque también tiene el riesgo de crear ghettos dentro del Metal donde cada banda que tiene una mujer o queer sean aisladas. Solo porque yo sea queer no significa que VASTUM sea una banda «queer» o «de izquierdas». Somos un grupo de Death Metal interesado en fuentes de terror de la mente y el cuerpo. Estamos interesados en cómo lo que sea que odíais o queréis expeler de vuestra mente y/o cuerpo no va a ninguna parte. El abyecto eres tú, y cuanto más te acerques al abyecto, más te abres a una especie de trascendencia.

 
– Y, finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo? Con VASTUM y con cualquiera de vuestros otros proyectos.
L: «Orificial Purge» saldrá el 25 de octubre con 20 Buck Spin en todos los formatos. VASTUM tocaré en el Shadow Frost Fest en febrero de 2020 en Frederick, Maryland, y seguiremos girando ese año. Mi agrupación en solitario también tocará en este festival. FYRTHU, mi nuevo dúo de Synth con Nathan A. Verrill de CARDINAL WYRM, sacaremos nuestro debut, «No More Days in the Light», el 2 de noviembre con Black Horizons, en cinta y en formatos digitales. Ambos también tenemos una banda de Post Punk/Death Rock, TEREBELLUM, con Joe Hutton de HAMMERS OF MISFORTUNE y Sam Foster de SAROS y WEAKLING, grabaremos nuestro disco debut este otoño.
D: Componer con ACEPHALIX, dar algunos conciertos con VASTUM, hacer las voces para la próxima grabación de DRAGHKAR y trabajar en INSECTUOUS, un proyecto paralelo de Industrial con mi hermano.

 
– Esto es todo por nuestra parte, gracias una vez más por responder a nuestra entrevista. Si queréis añadir algunas últimas palabras, es vuestro truno.
D: Gracias por la meditada entrevista.

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin