SUZI QUATRO

“Aquí estoy, de vuelta. Aún en pie”.  Y ya está. No hay mejor afirmación que esta que hace en nuestra entrevista la propia Suzi Quatro para definirla a ella y a su trayectoria. Se podrían decir muchas cosas de estos 55 años de música que nos ha regalado, de esta primera mujer que tocó el bajo en el Rock N’ Roll, de su nuevo disco “No Control”, pero yo solo quiero centrarme en presentarla como una de las artistas más íntegras que nos ha dado la historia del Rock y dejar que disfrutéis de sus palabras. Así que, con ustedes, SUZI QUATRO.

Read the English version

 

 
– Hola y, antes de todo, gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Qué tal va todo ahora mismo tras el lanzamiento de tu más reciente disco?
Es emocionante. Especialmente porque el disco está recibiendo las que posiblemente sean las mejores críticas de mi carrera. Me siento muy halagada. Y es genial para mi hijo y su futuro. Es un gran talento… Y nunca lo supe.

 

– Este nuevo disco se titula “No Control”. Siempre has sido una artista que no se ha casado con nadie, que se ha mantenido fiel a sí mismo. ¿Es el título del álbum una afirmación?
Lo es porque por primera vez creí en mí misma, con mi hijo y Mike, quienes fueron los técnicos, en su estudio dejándolo volar. Nadie tuvo control sobre nada, solo yo y la creatividad que iba surgiendo. Es por ello por lo que es una obra orgánica. Son canciones reales, letras reales, no manufacturadas. Un verdadero placer, y lo haré de nuevo.

 

– La portada del disco también es simplemente tú. Cuero negro y tu bajo. ¿Qué querías expresar con ella?
Elegí esta foto porque tiene actitud. Para mí dice “aquí estoy, de vuelta. Aún en pie”. Simplemente actitud. Me encanta esta foto.

 
– El gran monto del material lo compusisteis tú y tu hijo, Richard. ¿Cómo fue la experiencia? Imagino que eso también le da al disco un significado más especial para ti.
Sí, hacía mucho tiempo que quería componer conmigo. Finalmente supongo que ambos estábamos listos. Me enseñó un riff y se convirtió en “Don’t do me Wrong”. Simplemente íbamos a hacer una demo del tema, entonces hicimos un par más y de repente estábamos haciendo un álbum. Uno serio. Y de repente teníamos un contrato discográfico. Conectamos de una forma muy fuerte componiendo, yendo y viniendo. Y, por supuesto, hacer esto con mi hijo ha supuesto una magia con la que no contaba ni buscaba.

 

– Una de las canciones que logran destacar es “String”, con un gran arreglo de tuba. ¿Te importaría contar un poco su historia y cómo nació?
Tenía este riff desde hacía tiempo. No sabía qué hacer con el. Entonces me llegó la línea vocal de “Strings”. Fue muy extraño, la forma en la que la escuchaba en mi cabeza se repetía una y otra vez como un disco rallado. Entonces llegó el tema entero. Le estaba hablando a Richard sobre estas “Strings” (cuerdas) que nos unen a todos para siempre, un mensaje importante en el mundo actual. No escuché la línea de tuba hasta que se le ocurrió a Ray Beavis. Realmente quería probarlo, así que confié en el y le dije “ve a por ello”. Lo llevó a un nivel completamente nuevo. En mi opinión, una de mis mejores tres composiciones.

 

– Y “Love Isn’t Fair” tiene una cualidad casi dual, siendo musicalmente animada pero con una letra amarga. ¿Qué nos podrías contar sobre este corte?
Sí. Estaba tocando este riff de bajo en Hamburgo, jugando un poco. Desde el minuto uno tenía ese rollo. Entonces canté “Love isn’t Fair” y “bum”, había una canción. Tiene un aire MAVERICKS y simplemente seguí el camino que iba marcando el tema. Lo que me encanta de el es exactamente lo que dices, es una canción bonita, en un marco bonito, con un mensaje serio. ¡¡Lo que más me gusta!!

 

– En general “No Control” es un álbum con muchas influencias de Blues me atrevería a decir. ¿Qué cosas, musicales y no necesariamente musicales han inspirado el redondo?
Fue una combinación de todo, Richard proporcionándome muchas ideas para los riffs, cosas que normalmente no tocaría yo sola, y yo creando entorno a eso. Supongo que en realidad es la suma total de mi experiencia musical durante los últimos 55 años. Es mucho tiempo.

 
– Y, dicho todo esto sobre “No Control”; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?
Creativo, orgánico, honesto.

 

– Como he dicho antes, eres una artista que siempre se ha mantenido fiel a sí misma y nunca ha dejado que nadie la manipule. De hecho fuiste la única página central de Penthouse a la que se permitió salir con ropa. ¿Cuán importante fue para ti un gesto como este?
Muy importante. Mi objetivo principal siempre fue no utilizar jamás mi sexualidad para hacerme famosa. En realidad me negué muchas veces incluso a maquillarme. En realidad prefiero que alguien me diga que estoy bien sin nada de maquillaje, y de todas formas no me maquillo demasiado. Soy mi propia persona y nadie me manipulará.

 

– Es bien sabido que tu pasión por la música vino básicamente cunado descubriste a Elvis cuando tenías siete años. La cosa es que el era un hombre y tú eres una mujer. ¿Crees que te has encontrado con más barreras simplemente por ser mujer (y por tocar Rock N’ Roll, que parece un añadido)?
No pienso de esa forma, nunca lo he hecho, en realidad no creo en el género. Hago lo que hago al margen de mi género. Cuando me inspiró Elvis nunca se me ocurrió que el era un hombre y yo una mujer, simplemente no me importaba. Soy músico al margen del género, se me toma en serios porque me tomo en serio lo que hago y lo saco ahí fuera. Ese es el secreto.

 

– Básicamente fuiste la primera mujer haciendo esto, no tenías muchas otras mujeres a las que mirar para tomar inspiración como bajista por aquel entonces pero, ¿qué artistas (mujeres y no) te han inspirado musicalmente de alguna manera)?
Cuando dices que no tenía a muchas mujeres a las que mirar para tomar inspiración al bajo debes aclarar que no tenía a nadie a quien mirar. Fui la primera músico de Rock N’ Roll que tuvo éxito internacional. No tenía modelos y tenía crear ese nicho yo sola. En cuanto a mujeres que me inspiran, solo caigo en dos, Billie Holiday. Me encanta su fraseo y, lo creáis o no, Dory Previn. Es una letrista maravillosa.

 

– También he leído que tu padre te animó a tocar el bajo, y que crió a la última generación de tres chicas sin género. ¿Cómo crees que te ha afectado esto a la hora de lidiar con el hecho de ser artista y dentro del mundo de la música? ¿Es el género una construcción social?
¡Nos crió para tener ovarios! Se lo tomó muy en serio. Una vez me dijo hace mucho tiempo: “Esto es una profesión. Tienes la obligación con cada persona en ese público que ha pagado por verte”. Vivo por esas palabras. No me animó a tocar el bajo, fue una decisión cuando formamos nuestro grupo de chicas y nadie más quería tocarlo, así que lo hice yo, y me encajó como un guante desde el primer momento. Ya estaba formada en percusión y piano, pero el bajo fue mi bebé.

 

– ¿Crees que las cosas han cambiado mucho dentro de la escena Rock desde entonces? Ya que parece que desafortunadamente los roles de género en el Rock están bastante marcados.


Bueno, no es una tarea fácil, tienes que ceder a muchas cosas; mucho viaje, jet lag, trabajo sin cesar, promoción, estar exhausta, cuidar tu voz, cuidar tu salud… Y suma y sigue. No muchas mujeres quieren hacer esto. Lo he hecho durante tanto tiempo que es mi segunda naturaleza, pero supongo que básicamente siempre estaré yo haciéndolo. Así es cómo va.

 

– Tocaste en algunas bandas en USA a mediados de los 60, como THE PLEASURE SEEKERS, con tu hermana Patti, así como CRADLE. ¿Cuán fácil era conseguir conciertos y no ser desacreditadas para una banda formada solo por chicas en aquel entonces? ¿Crees que tuvisteis que trabajar más duro que una banda de chicos?
En realidad porque éramos chicas, y eso era poco habitual, nunca dejamos de trabajar. Los chicos no trabajaban tanto como nosotras. La parte negativa era que no salíamos de los clubs y teníamos que hacer la ruta habitual, lo cual fue una gran forma de aprendizaje, ayudó a formar a Suzi Quatro la artista. CRADLE, donde di un paso atrás durante unos 18 meses y básicamente toqué el bajo fue valioso para ser mejor con mi bajo. Todo bien, y finalmente acabé en solitario, donde toda esta experiencia se unió: artista, músico, cantante.

 

– Y, ¿cómo viviste toda la experiencia de mudarte a Inglaterra y seguir ahí con tu carrera? ¿Cómo fue tu vida cuando llegaste a UK?
Bueno, tenía mi contrato y un pequeño adelanto, eso fue todo. Fue algo tremendamente solitario y daba un poco de medio, pero estaba totalmente determinada a hacerlo. Y necesitas esa determinación todo el tiempo. En cuanto a la familia,  me rompió el corazón. Escuchad la canción que compuse llamada “Lonely is the Hardest”. Lo dice todo.

 

– Por supuesto, tus fotos con el mono de cuero son legendarias, y fue algo innovador entonces, pero también es algo que suele tener connotaciones sexuales aunque tú lograste darle tu propio giro y convertirlo en tu look. ¿Eras consciente de esto en el momento en el que se hizo la sesión?
No sabía que el mono sería sexy. Simplemente pensé que era una idea sensata, nada que pudiera tener interpretaciones. Todo se mantuvo como cuando estaba sobre el escenario. Nunca he “intentado” ser sexy. Ser sexy viene de dentro. Fue un golpe de suerte que eso/yo fuera sexy.

 
– De hecho ese es un estilo que de alguna manera has mantenido a lo largo de toda tu carrera. ¿Cuán importante es para ti la estética y la parte visual en la música Rock?
El entretenimiento siempre es una parte visual, y debería ser cómodo para ti y resultar agradable a la vista. Siempre me he atenido a mí misma, y por eso aún puedo llevar la misma ropa.

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin