KVLTIST

kvltist logoPara ellos el Black Metal es un culto y, como tal, requiere total dedicación, lealtad y honestidad. De esta forma, lo que realmente se esconde bajo el nombre de KVLTIST es una congregación, o un recipiente, y su álbum debut “Catechesis”, no es otra cosa sino un ritual, una ofrenda a lo que ellos adoran, al Diablo en sus muchas representaciones de diferentes culturas. Un ritual, una total adoración al Adversario, que se hace carne en forma de un Black Metal atmosférico y en constante progresión. Pero para conocer más de ellos, a  todos los niveles, no os perdáis esta entrevista con MZI.

 

englishRead the English version

 


– Hola, gracias por tu tiempo. ¿Qué tal va todo en estos momentos con KVLTIST? ¿En qué estáis centrados?
¡Ave! Ahora mismo estamos preparando algunas camisetas que se harán a su momento, así como haciendo los primeros bocetos para el segundo álbum. Incluso aunque todo parece bastante silencioso en el ámbito de la banda, siempre hay algo de movimiento, más o menos. Y hay muchas entrevistas que hacer, por supuesto, ya que el disco acaba de salir.

 

– La banda se formó en 2013. Teniendo en cuenta que es un proyecto con un mensaje y concepto firme, ¿qué te motivó a formar KVLTIST?
De hecho el grupo se formó oficialmente ya en 2012, y a primera idea me vino a la menta incluso 10 años antes. La chispa ya estaba ahí, tan solo había que alimentarla para convertirla en una gran llama. Cundo empecé a pensar sobre KVLTIST, se había convertido en un proyecto muy personal, basado completamente en mis profundas creencias religiosas en todos los aspectos del Demonio y Sus misterios, sin ningún compromiso en cuanto a música o letras. Y otro aspecto muy importante era trabajar solo con gente que pudiera compartir mi visión de en lo que se tenía que convertir KVLTIST, bajo Su guía. Esto llevó a que Amon Xul se convirtiera en el principal vocalista de KVLTIST, a tener a Ceethaa haciendo el artwork, así como a trabajar junto con World Terror Committee Productions. Toda la gente involucrada, de cualquier forma, comparte la misma visión y le pone muchísima dedicación. Es un colectivo de adoración al Diablo y adoración al Black Metal en uno.

 
– Ese mismo año empezasteis a trabajar en el material que ahora es vuestro disco debut, “Catechesis”. ¿Cómo han crecido y madurado las canciones a lo largo de estos años?
Como tenéis que ver “Catechesis” como una gran obra que no se puede reducir a los temas en particular que contiene, diría que el álbum en sí ha crecido con los años, la visión ha madurado y se hizo carne, más y más con cada tema que se añadía e iluminaba Su altar. Los cortes en sí se hicieron realidad durante el proceso y cuando una canción se terminaba, la dejaba sola como una pieza completa en un gran lienza, antes de continuar con la siguiente.

 

– De hecho casi todo el largo lo grabaste tú mismo. ¿Cómo fue este proceso? ¿Es más fácil, ya que nadie como tú sabe cómo debe sonar el álbum, o más bien al contrario?
Es más fácil, porque tenía en mi mente el trabajo completo y pude componer y grabar todo según mi propia visión, si ningún compromiso o influencia externa. Esto fue y es un aspecto muy importante que también mantendré en el futuro. Para las voces esto también es válido, porque cuando se terminó la música, Amon Xul también hizo sus voces completamente según su visión, sin nadie diciéndole exactamente lo que tiene que hacer, pero con los eternos susurros murmurando de las profundidades. Así es cómo mejor funciona, cada uno de nosotros tiene su propia visión en su parte para hacer que toda la obra sea merecedora de proclamar la gloria del Diablo.kvltist

 

– Entonces el disco lo masterizó Patrick W. Engel en Temple of Disharmony. A pesar de la base bastante cruda, directa de vuestra música, el sonido es bastante claro. ¿Era esta la visión que teníais en mente?
El sonido general era una cosa que debatí y batallé durante mucho tiempo. Estaba y estoy cansado del típico sonido “moderno” con todos sus sonidos artificiales, digitales y compresión exagerada y limitadora, la cual especialmente el Black Metal sufre mucho. Al estar lleno de Black Metal desde principios de los 90, decidimos combinar la crudeza de esos días con la claridad e impacto de una producción más “moderna”. Queríamos evitar la mierda ruidosa-guerrera a todo coste para mantener las sutiles dinámicas de nuestra música y darle un rollo analógico. Las dos personas con las que trabajamos, Alexander Schiborr para la mezcla y Patrick W. Engel para el master, entendieron este objetivo nuestra y perfilaron el sonido acorde con nuestra visión sin estar demasiado dirigidos por nosotros. Lo hicieron muy bien y alzamos nuestros cálices por ellos y su trabajo.

 
– Musicalmente vuestro Black Metal tiene muchas facetas, cambia constantemente. ¿Es esta una forma de mantener las cosas interesantes o más bien viene de algo más grande?
Viene del más allá, literalmente. Cuando compongo tengo que estar en cierto estado solitario para abrirme a Sus emanaciones. Tan solo me dejo llevar y escucho los susurros dentro de mí que entonces se hacen carne en forma de música. Aparte de todo el concepto general para un tema, escribo la idea que se da, nada se planea y la música se perfila en todas sus facetas mientras trabajo en ella, sin pensar demasiado, simplemente conducido por las emanaciones e inspiraciones dentro de mí, acompañado por la llama de Lucifer que ilumina el camino creativo que recorro. A veces, cuando termino una pista, me sorprende bastante cómo ha quedado el resultado, porque a veces ni tan solo recuerdo cómo compuso esta o aquella parte. Cuando estoy por completo dentro de Su presencia, el tiempo y el entorno a menudo pierden su significado. No es para nada fácil de explicar, se tiene que sentir.

 

– Los riffs parecen jugar un papel importante en el disco, y son un ejemplo de lo que acabo de mencionar, siendo todos distintos del resto…
Mientras cada elemento de nuestra música tiene su significado, los riffs son las llaves más importantes para los portales que queremos abrir. A menudo tienen layers, moviéndose y cambiando de adelante a atrás como olas en un lago de lava. A veces te golpean por completo en la cara, y de nuevo son sutiles movimientos más allá, que al principio no notas. Todo está creado por el momento. El estilo, sonido y lugar de un riff en una canción siempre es un retraro de mi propio reflejo del momento en el que se toca el riff.

 
– La atmósfera también parece ser una parte importante de la obra, y es muy potente y cautivadora.  ¿Qué queréis transmitir con ella?
Densidad, incomodidad, temor, el sentimiento de Su magnífica presencia a tu alrededor. Si el disco puede despertar tales intensas sensaciones, el propósito de “Catechesis” está completo y hemos logrado plantar una semilla del Diablo en la mente del oyente. Nada más que eso.

 
– Habéis tenido algunos vocalistas invitados. ¿Te importaría desarrollar un poco quiénes son y qué han aportado con su colaboración?
Amon Xul tuvo la idea de incorporar vocalistas invitados (Hellchrist Xul/Funeral Winds; Necrosodom/Azarath & Deus Mortem; S. Deathcurse; Hekte Zaren) por su reconocida extrema dedicación tanto al Diablo como al Black Metal en general. Y aportaron sus partes con máxima devoción al tema. En mi opinión, el resultado es impresionante, ya que sus voces añaden aún más malicia al trabajo de adoración diabólica que es “Catechesis”, haciéndolo todavía más completo.

 

– El álbum es, de alguna forma, una oda, o una ofrenda a Lucifer. Hoy en día que eso parece ser tan solo una estética que encaja, ¿es este también el caso de KVLTIST o están las letras basadas en vuestras creencias y adoraciones personales?
Todo el disco y sus letras está basado en nuestras propias creencias. Trata de lo que ha crecido en nosotros ya desde la infancia. Sobre nuestra fé al Diablo y todas sus manifestaciones y burlas/desprecio al demiurgo. No leímos algunos libros sobre ocultismo y decidimos que ahora somos satanizas. Naces así. Te dieron las raíces y por tus actos y reunión de conocimientos haces que tu árbol crezca hasta que perfora los cielos. Tratas con entidades peligrosas que te pueden destruir profundamente cuando no estás preparado, así que debes cruzar Su camino totalmente preparado y con precaución. Hoy tienes muchos grupos y gente que solo sigue este camino porque es una moda leer libros de ocultismo, encender incienso, usar ciertos símbolos y sellos y comportarte como una especie de neo-hippie esotérico blacker. La esencia tras todo esto es muy real y, como he dicho, profundamente destructiva si te enfrontas a ella de forma ligera. La literatura ocultista en temas concretos te puede ayudar en tu camino, a entender mejor las cosas en cuanto a fé y ritual, a proporcionar respuestas a tu preguntas. El ritu al se usa tanto para contemplación como para adoración. Pero no debe ser la fuente de tu creencia, ya que te destruirás si no tienes una base estable de fe dentro de ti y escarbas en el abismo tan solo porque sí.

 

– De hecho el Diablo se manifiesta a través de vuestras canciones en Sus diferentes encarnaciones, de Lucifer a la Serpiente. ¿Hay alguna doctrina o tradición en concreto que hayan influenciado especialmente vuestro trabajo en el disco?
El Diablo lleva muchas máscaras en muchas, si no todas, culturas. Tenemos un pasado católico, como mucha gente nacida aquí, en Alemania, así que para nosotros estaba claro y era natural concentrarse en cualquier aspecto Suyo encontrado en nuestra propia cultura. La Serpiente, animando al pecado y a la libre voluntad contra los mandamientos de Dios; Lucifer, la estrella de la mañana, arrojando la luz negra de la sabiduría en Ti para glorificarte, el bestial Diablo medieval que es tentador y que siembra miedo en los corazones de los seguidores de la Trinidad… Todas ellas son manifestaciones espirituales y visuales del más alto, impronunciable principio del Adversario a quien estamos comprometidos.

 

– Así que, en cierta forma, podríamos considerar vuestro disco o la banda un recipiente. Siendo “Catechesis” una obra eucarística, ¿cuál es el mensaje que queréis expandir?
No hay ningún mensaje que expandir. Como has dicho, KVLTIST es un recipiente, que contiene la misma esencia del Diablo. Es Black Metal, la música de y para el Diablo. Es la música extrema litúrgica únicamente creada para Su gloria. Así que cuando escuchas “Catechesis” recibes exactamente eso. Sed conscientes de que os llenáis con Su espíritu, ya que es la mencionada esencia por la cual KVLTIST existe. Te puede glorificar así como arrojarte al más profundo abismo. Así que tened cuidado, o sucumbid.

 

– Por ello me gustaría saber qué es “Catechesis” y la banda para ti. ¿Es una especie de ritual? Y, si es así, ¿cómo fue el proceso de composición?
Es, efectivamente, una forma de ritual, porque canaliza energías de más allá en nuestra música. Cuando estamos componiendo y grabando la música, o haciendo las voces, necesitamos un ambiente interno y externo. El ambiente interno es prepararnos para expulsar lo que nos ha llenado. El ambiente externo, tal como decorar el lugar donde trabajamos con cráneos y velas y demás, nos ayuda a visualizar y perfilar las cosas por las que dejaremos pasar a nuestro cuerpo a través de la mano y la boca en el momento de la creación. Todo tiene su significado, el ambiente interno y externo, como descritos, no pueden funcionar por sí solos, ambos están interconectados. Por lo tanto, KVLTIST es un recipiente, ritual y revelación para nosotros. Esto se puede proyectar también a “Catechesis”, así como a los lanzamientos que vendrán en el futuro.

 

– La entidad que adoráis en el disco está firmemente representada en la portada, creada por Ceethava. ¿Podrías, por favor, contarnos más sobre ella? Como qué representa, cómo trabajasteis en ella, etc.
La figura del artwork es una representación visual de quién somos como banda. Representa al miembro del culto kvltist catechesis coverque es devoto a la adoración, que se define a sí mismo a través del pecado y que es una glorificación más grande, por Sus cuernos. Como siempre, empezó con una visión que tenía sobre el artwork, el cual garabateé vagamente en un arrugado trozo de papel. Entonces mandamos esa imagen a Ceethava, quien realmente te ha superado dando a la mencionada visión una verdadera cara con solo tinta, ojo y mano. Es fantástica, una artista con talento también con una historia espiritual que encaja. Estamos más que satisfechos con el artwork, porque contiene todos los elementos que KVLTIST representa y es bastante única, en comparación con el artwork de cualquier otro disco de hoy en día.

 

– Dicho todo esto sobre “Catechesis”; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?
¡Monumental adoración a Lucifer!

 

– Y, finalmente, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo? ¿Es tocar en directo algo que consideraríais hacer?
Hemos hablado sobre algunos directos bien escogidos, pero no hay nada definitivo que contar, ya que es muy difícil interpretar “Catechesis” en todas sus facetas en una situación de directo adecuada. Por supuesto, pronto empezaremos nuestro viaje hacia el siguiente álbum, para el cual se han reunido muchas ideas, y quizás algunos splits sucedan entre medias. Veremos qué pasará.

 

– Esto es todo, gracias una vez más por responder a nuestras preguntas. Si quieres añadir algunas palabras finales; tómate la libertad de hacerlo.
¡Adorad verdaderamente al Diablo en todas sus manifestaciones! Y nunca olvidéis: el Black Metal es un culto, un recipiente peligroso para los iniciados, así que tratadlo con precaución o sed totalmente devorados. Muchas gracias por la entrevista.

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin