SODOM

SODOM son leyenda. Así de simple. Se lo han ganado a pulso durante más de 30 años (de hecho el año pasado la banda se celebró su 30 aniversario). Han pasado por cambios de formación, la muerte de algunos componentes… Y el carismático Tom Angelripper siempre ha estado ahí, jamás se ha rendido y ha traicionado su pasión, ni tampoco su sonido, ni tan solo durante los difíciles 90. Hace algunos días tuvimos la oportunidad de mantener una larga y agradable charla telefónica con Tom con motivo del lanzamiento de su último “Epitome of Torture“, y el mismo nos hizo ver por qué SODOM son una de las bandas más respetadas del Thrash, y es que Tom vive y respira Thrash Metal, y demuestra ser un tío honesto, humilde y con los pies en la tierra.

Audio version

– Hola Tom, antes de todo me gustaría agradecerte tu tiempo. Acabáis de sacar vuestro nuevo álbum así que, ¿cómo os sentís al respecto? Tras tantos discos y tantos años, ¿sigue siendo un momento emocionante para vosotros?

Sí. Estoy muy orgulloso del nuevo disco, hoy en día recibimos muchas críticas muy buenas, la reacción de los fans es muy buena… Pero para nosotros solo es un nuevo trabajo, ¿sabes? La principal diferencia es que tenemos nuevo batería en el nuevo disco, es Makka. Podéis notar que tenemos más temas pesados, más temas rápidos en el trabajo, pero seguimos adelante. Seguimos siendo creativos y seguimos hambrientos de hacer música. Era el momento adecuado para un nuevo compacto. Después de que Bobby dejara la banda empezamos a componer canciones nuevas de inmediato. Sí, estoy muy satisfecho con el resultado.

 

– Como has dicho, para este disco tenéis un nuevo batería, Makka por lo que, ¿qué tal está yendo todo con el?

Todo fue bien, para mí es uno de los mejores baterías de Alemania, y cuando lo metimos en la banda me dijo que se alegraba mucho de tocar en el combo después de tantos años. Había tocado en otros grupos como batería de sesión o para directos, y ahora está en una banda en la cual está involucrado en la composición y puede hacer giras, puede hacer cortes nuevos… Ya sabes. Todo fue bien, y es un batería genial, ¡tocó todas las pistas de batería para todo el disco en un día! ¡Fue increíble! Es muy perfecto, muy exacto, y es muy bueno para este tipo de música. No quiero hablar de Bobby, era un batería muy bueno, y tocó en la banda durante 15 años, pero Makka tiene un estilo diferente. Es realmente genial, y también formó parte de la composición y tuvo que crear las canciones. Es increíble. Sí, tengo muchas ganas. Creo que este batería será el último. No quiero echar a nadie de la banda, quiero mantener una formación el máximo tiempo posible. Makka es un chico genial, es perfecto para nosotros, ¿sabes? Para la banda es como sangre fresca.

 

– Sí. Pues sí, esperemos que este sea estable. Y bueno, de todas formas, a lo largo de vuestra historia habéis tenido varios cambios de formación por lo que, ¿dirías que estos cambios de line-up han afectado a la banda de alguna forma?

Hemos cambiado muchos músicos, lo sé, pero creo que lo peor fue cuando tuvimos que echar a Chris en 1992, fue trágico en aquel momento, porque se estaba volviendo my alcohólico y al final murió muy joven, como Jeff Hanneman por ejemplo, es demasiado pronto morir con 45 o 48. Pero cuando cambio los músicos siempre para mí siempre es difícil, porque tengo que volver a empezar el grupo. Cuando Bobby dejó la formación tuvimos en seguida a Makka a la batería porque teníamos que dar la gira de «In War in Pieces», teníamos que preparar el repertorio y también practicar las canciones nuevas. Pero a veces quiero ver al grupo mirando adelante, y necesito que todo el mundo ayude a llevarlo adelante. Si hay alguien que no lo da todo en el grupo, no tiene por qué hacerlo. Así que todos los cambios son difíciles pero, ¿qué le voy a hacer? No soy solo yo, es una banda, es un proyecto, quiero que siga.

 

– Bueno, de todas formas parece que musicalmente no ha afectado al combo de ninguna manera, ya que siempre os habéis mantenido fieles a vosotros mismos y a vuestras raíces.

Sí, sí. Es difícil meter a músicos nuevos en el grupo. Por ejemplo Bernemann lleva 16 años en la banda, y sabe perfectamente lo que funciona, conoce cómo funciona todo en la banda, e intenta hacerlo en el escenario también. Es una banda, no soy solo yo. Solo soy el cantante del grupo, como SLAYER, o como MOTÖRHEAD; necesitas un equipo, una banda que te ayude a arreglar las canciones. No quiero cambiar nada, quiero mantenerlo tanto tiempo como me sea posible, pero a veces coger un componente nuevo es la mejor decisión.

 

– Sí. Como he dicho, siempre os habéis mantenido fieles a vuestras raíces y, de hecho, una vez más habéis tenido a Waldemar Sorychta como productor por lo que, ¿trabajar con Waldemar os asegura, en cierta forma, que va a sonar todo como debería para el combo?

Sí. Fue decisión mía gastar dinero en un productor y no en un estudio de alta tecnología. Waldemar es un productor muy duro, es muy perfecto, es muy duro trabajar con el, porque quiere cambiar todo, quiere conseguir lo mejor de cada músico, pero el resultado es perfecto. Cuando hice «In War and Pieces» tuve que cantar cada línea de formas diferentes y eligió lo mejor para nosotros. Cuando produces un disco tiene que sonar a Thrash, pero después está el sonido SODOM, eso es muy importante. Le dije a Waldemar «necesito más sonido SODOM, podría ser el sonido los 80 y 90, en un par de discos había mucho bajo, por ejemplo, o sonidos más grandes de batería». Eso fue lo que hablé con el, y le dije: «tenemos que cambiar algo, no podemos hacer lo mismo que en «In War and Pieces», no necesitas una producción limpia de alta tecnología, necesitamos algo más sucio en la producción, somos una formación de Thrash». Y eso fue lo que hizo, subió un poco el bajo, sabía a lo que me refería, porque somos un trío, cuando tocamos en directo solo hay una guitarra, así que tenemos que subir un poco el bajo. Este redondo suena muy Thrash, muy agresivo, pero muy bien, la producción es muy buena, lo que hicimos fue tener una producción más sucia. La producción empezó poniendo algunos micrófonos en el bajo, en el kit de batería, en los amplificadores… Eso es importante. Y Waldemar sabía qué era exactamente lo que queríamos, y creo que el siguiente disco que hagamos con Waldemar será brutal.

 

– Como has dicho, el álbum suena muy agresivo y, en cierta forma, primitivo, pero también tiene cierto toque moderno, por así decirlo. Hoy en día, con una tecnología tan buena, ¿es fácil, de alguna forma, seguir sonando «old school»?

Sí, sí, creo que… Es lo que he dicho antes, la diferencia fue la grabación. Pero cuando empezamos a componer los temas, sé a lo que te refieres, hicimos muchas canciones agresivas en el disco, pero también temas más lentos y modernos, como «Into the Skies of War» y «Tracing the Victim». Esta combinación entre estos estilos diferentes es algo que tenemos en todas las placas, el disco «Code Red», o también hay mucho de eso en «M-16», es mi pasión de las bandas de Inglaterra de los 80. «Into the Skies of War» también podría ser un corte de TANK, o de MOTÖRHEAD. Pero esta mezcla entre las guitarras duras y los solos de guitarra tan melódicos, es lo que hace que este álbum sea tan emocionante e interesante para los seguidores. La combinación entre todo es, para mí, lo que hace que este CD sean tan perfecto, en mi opinión. A veces tenemos guitarras muy melódicas y melancólicas y muy buenos solos de guitarra, esa mezcla es perfecta. Cuando empezamos a componer los cortes hicimos jams bebiendo cerveza, íbamos al local de ensayo dos veces a la semana. Vamos al local de ensayo bebiendo cerveza y haciendo música, esa es también la razón por la cual el plástico es tan auténtico. Es un disco de banda.

 

– Sí, de hecho creo que eso es algo que habéis transportado con el sonido, suena muy honesto, muy directo.

Sí, la composición también lo fue. Cuando componemos temas no mentimos, nunca miramos lo que hacen otros grupos. Hay fans que me escriben y me dicen «ha salido el nuevo, de KREATOR, es muy bueno, el nuevo de DESTRUCTION, TANKARD, lo que sea, ahora es vuestro turno». Nunca me importa, tan solo hacemos la música para nosotros y para los seguidores. Mientras componemos los cortes estamos completamente ciegos, no hay presión, nunca pensamos en qué vamos a hacer para tener más éxito. Ese es el espíritu del Thrash Metal, ser libre para hacer lo que quieras. Solo somos fans del Thrash Metal haciendo música, esa es la única diferencia, y la compañía discográfica tampoco nos dicta nunca nada, podemos hacer lo que queramos. Y eso es lo que quieren los fans; los fans quieren que el disco de SODOM tenga el espíritu típico de SODOM. En mi opinión, en el nuevo álbum todo es perfecto, también la composición. Creo que ahora tenemos más canciones como «Stigmatized», sin ningún break. En «In War and Pieces» intentamos hacer algo más técnico. No somos RUSH, no somos DREAM THEATER, somos SODOM, intentamos hacer lo mejor a nuestra forma.

 

– Y bueno, ahora me gustaría volver a algo que has mencionado antes, y es la melodía o la diversidad que tiene este lanzamiento. En el sentido de melodía, me llamó mucho la atención el tema «Cannibal» que, en cierta forma, es una agradable sorpresa dentro del compacto por lo que, si no te importa, me gustaría que nos hablaras un poco acerca de esta canción, cómo nació.

«Cannibal» es una canción muy atípica para SODOM. Me gusta. Queríamos algo al estilo de las letras, es perfecta para una letra tan enfermiza, para la historia tras la letra. No sé si has escuchado la historia, el caníbal de Rotenburgo, que encontró a su víctima en Internet y al final se lo comió, es estúpido, pero para mí es inspiración al escribir una canción, o al escribir una letra. Y me gusta la canción, es atípica para SODOM pero hay mucho material que no es típico en SODOM, pero cuando escuchas el tema con mi voz, sabes que es un corte de SODOM. Es lenta pero es muy dura, esa es la imagen de lo que nos gusta. «Tracing the Victim» tampoco es una canción típica SODOM, es muy melódica pero está combinada con unas guitarras y unas voces muy duras. Y eso es lo que queremos, no queremos hacer una obra aburrida. Cuando un tema es como el otro, escuchas una canción y ya has escuchado todas. Para nosotros cada corte es un momento distinto, refleja la situación en la que compusimos el tema. Sí, me encanta «Cannibal», no es mi preferida, no tengo ninguna canción preferida, también me gusta «Stigmatized», los temas más rápidos y más pesados, pero me gustan todos los títulos de este CD.

 

– De hecho ese tema es muy interesante, creo que muestra la variedad general que tiene la placa. Y, de hecho, en ese sentido también noto mucha más variedad vocal así que, ¿enfocaste de forma distinta tu trabajo vocal, o simplemente salió así? ¿O quizás es tan solo percepción mía?

Sí, a Waldemar siempre se le ocurren ideas para cambiar mis voces, lo hace muy emocionante. Canté todas las canciones en diferentes líneas, es muy difícil hacerlo así. Soy el mejor cantante de Thrash de Alemania, cantantes como Tom Araya solo pueden cantar en un único tono muy monótono, en una línea, pero yo puedo cantar en formas distintas, porque también soy el cantante de ONKEL TOM ANGELRIPPER, donde tengo que cantar como un vocalista real. Creo que los buenos cantantes también intentar sacar lo mejor de sí mismos, a veces es muy duro, pero cuando empezamos la grabación podía cantar uno o dos temas en un día, así que acababa completamente exhausto y quería irme a casa. Nos lo tomamos con mucha calma, producimos este trabajo no del tirón, no en tres semanas, lo producimos un lunes, luego volvíamos el miércoles. Esta forma de producir nos dio la oportunidad de relajarnos y de estar frescos para conseguir los mejores resultados.

 

– Entonces imagino que, en cierta manera, tomarse las cosas con calma también ayuda a conseguir un mejor resultado final.

Sí, sí, tienes que darlo todo en la producción para conseguir un buen resultado final. No queremos perder, queremos ganar, queremos sacar lo mejor, y lo que la mayoría no entienden es que el trabajo en estudio es muy duro, nunca bebemos, nunca nos emborrachamos cuando estamos en el estudio mientras hacemos esto. Tan solo nos concentramos en la siguiente canción, y eso es lo que quiere Waldemar. Waldemar es muy perfeccionista. Cuando grabamos algunos discos al principio lo odiábamos, tan solo teníamos a alguien coproduciendo o encargándose de la ingeniería, pero necesitábamos a alguien que nos ayudara, y trabajar con Waldemar es como… No quiero decirte que es como el cuarto componente, pero sí alguien que da ideas para cambiar algo, para arreglar los temas. En algunas canciones se le ocurrió la idea de cambiar las líneas del estribillo y ponerlas al final, poner las guitarras en esta otra parte… Nosotros tomamos la decisión de qué hacer, pero si lo que se le ocurre es una buena idea, podemos hablar sobre ello. Eso es lo que tienes que hacer cuando eres productor. A veces parece el cuarto miembro del grupo porque quiere ayudar. Cobra por conseguir los mejores resultados.

 

– Genial. Has explicado un poco de qué va la letra de «Cannibal» y bueno, desafortunadamente hoy en día pasan tantas cosas en el mundo que es muy fácil scar inspiración para letras cargadas de ira por lo que, ¿te importaría desarrollar un poco cuáles son algunos de los principales temas tras las letras de vuestra nueva obra?

Sí, hemos hablado de «Cannibal», también está la canción «Katjuscha»… Las letras a veces son mis experiencias personales. Por ejemplo «Katjuscha» trata sobre cuando debíamos tocar en Israel, en Tel Aviv, el año pasado. Dos semanas después soltaron unos katjuscha en Tel Aviv, cerca de Tel Aviv, y tuvimos que quedarnos, no podíamos irnos. Estábamos muy asustados, eran nuestros enemigos. Cuando dimos el concierto en Israel había unas 100 personas, así que podía ser un buen objetivo para el enemigo. Así que no nos fuimos. Me asusta todo; me asusta este mundo, me asusta la situación de nuestro mundo. Tengo pesadillas cuando pienso en ello. A veces me despierto de noche y se me ocurren ideas para escribir una canción, para escribir las letras de una canción. Hay de todo, solo tienes que ver las noticias en la tele para ver lo que está pasando ahora mismo en Corea del Norte. Empecé una letra nueva sobre el conflicto de Corea del Norte, porque es una historia que nunca termina. Queremos tocar en todos los sitios del mundo, también tenemos muchos seguidores en Corea del Norte, pero no podemos ir ahí, porque tenemos miedo de la guerra, no queremos morir. Son cosas que están pasando en el mundo, la mala situación económica en Alemania, en Europa o en todo el mundo. Siempre digo lo que pienso. No puedo cambiar nada, pero puedo escribirlo y gritarlo sobre el escenario.

 

– Bueno, de hecho creo que con la portada habéis reflejado bastante bien las letras del disco; tiene un rollo diría que apocalíptico pero también es un arte que encaja muy bien con un lanzamiento de Thrash Metal. Por ello me gustaría que contaras un poco qué queríais reflejar con la portada y cómo trabajasteis en el.

Trabajé con el artista de portadas llamado Meran. Le dije que quería tener un escenario como el final de los tiempos, con distintas armas, etc. y se le ocurrieron algunas ideas. También le envié las letras acabadas, algunos archivos con la música, y empezó a pintar. Empezó con un lapiz… Bueno, es una mezcla entre pintura y diseño gráfico. Juntamos todo, los cadáveres en un círculo, algunas cosas alrededor del tanque… El tanque siempre es un buen símbolo de nuestra música y está al frente. Me gusta este artwork, es un artwork típico de Thrash Metal pero también encaja con las letras, el libreto y demás, es un todo. Refleja la música, y también el título, «Epitome of Torture», refleja la portada y todo el disco. Y también refleja lo que hicimos en los 3 últimos años. Sí, me gusta.

 

– Absolutamente. Bueno, cambiando un poco de tema, el año pasado celebrasteis el 30 aniversario del combo por lo que, mirando atrás, ¿alguna vez esperaste, cuando formaste la banda, que alguna vez podríais llegar tan lejos?

No, no, no. Cuando empezamos el combo nunca pensamos en ser músicos profesionales ni nada. Conseguimos un contrato muy pronto, en 1984, no pudimos darnos cuenta de lo que pasaba, simplemente seguimos adelante, no dejamos de hacer música, por eso seguimos vivos. Todo lo que queríamos hacer era nuestra música, y no nos rendimos, tampoco en los 90, cuando muchos grupos cambiaron y se separaron. Cuando miro atrás… 30 años es una carrera muy larga. Lo pasamos bien, sí, pero cuando salió «Agent Orange», ese disco me dio la oportunidad de vivir de la música, solo de la música y dejar de trabajar. A partir de ese momento cada año nos hemos ido haciendo más profesionales. Estoy muy orgulloso, no cambiaría nada. Pero no quiero mirar atrás, todo es perfecto, el momento más importante de nuestra vida es ahora mismo. Estoy muy orgulloso de los excomponentes que me ayudaron, estoy orgulloso del proyecto SODOM, y también estoy orgulloso de mí mismo. Pero nunca quiero mirar atrás, miro adelante; ahora estoy componiendo temas nuevos para el próximo disco, hace poco estuvimos en Méjico dando un par de conciertos, después tenemos festivales… Hay muchísimos planes para el futuro. Mientras siga sano y creativo, haré música, lo haré hasta el final. Eso es lo que quiero, es mi vida.

 

– Sí. Y bueno, volviendo a algo que acabas de mencionar, empezaste la banda a principios de los 80, que era una muy buena época para el Metal, pero después llegaron los 90 y toda la escena musical cambió así que, como has dicho, vosotros nunca os rendísteis como hicieron otras formaciones. Por lo que, ¿cómo vivísteis los 90? ¿Cómo fue aquella época para vosotros?

Creo que fue una mala época para toda la escena, no sé por qué. Todos hablan sobre los gloriosos 80, pero los 90 fueron completamente distintos, no sé por qué. Fue como una moda hacer otra música. Hay muchos grupos que cambian, los tiempos cambian, las ventas bajan… Pero nosotros nunca nos rendimos. Ahora me doy cuenta de que en los 90 hicimos los trabajos más duros de nuestra carrera. Sacamos «Tapping the Vein» y «Get what you Deserve», que son nuestros álbumes más duros, es mi disco preferido. Después vino «Masquerade in Blood», el cual es brutal, el álbum más brutal de SODOM. En aquella época estábamos muy cabreados, estábamos cabreados con la escena. Y entonces tuvimos la oportunida de seguir. Le dijimos a la compañía discográfica: «no queremos cambiar nada, no queremos hacernos comerciales». No quiero hablar de «Endorama», de KREATOR ni nada. Fuimos al sello y dijimos: «vale, hacemos nuestra música, pero queremos hacerla más pesada», y no tuvimos que buscar otra discográfica que nos ayudara. Sí, estábamos vivos, y «Get what you Diserve» tuvo bastante éxito, hicimos grandes giras en 1994. En los 90 no tuvimos ningún problema, o más tarde, cuando la gente hablaba del «Thrash revival», que en los 90 el Thrash murió y en el 2000 volvió. Es mentira, el Thrash Metal jamás murió, y nosotros nunca dejamos de hacer esta música. Conozco muchos grupos que se rindieron y en el 2001 o después hicieron una especie de reunión, no me importa. Estábamos jodidos, pero siempre hemos estado en la escena. Creo que SODOM es la única banda que nunca ha cambiado, siempre haciendo la misma música, da igual si estás en los 80 o en los 90. La cosa es esa, tienes que ser libre de hacer lo que quieras, y eso es el Thrash Metal. Para mí el Thrash Metal significa ser libre, no hay dictados, no hay presión, tan solo estar ahí por los fans. Eso es lo más importante.

 

– Creo que esto realmente muestra que lo que hacéis es, simplemente, vuestra pasión. Parece que para algunas bandas es más importante el éxito o las ventas que hacer lo que realmente aman.

Sí, sí, esa es la cosa. También es un negocio, no solo los sellos quieren ganar dinero, los músicos también quieren ganar dinero. Pero nosotros hemos encontrado la forma perfecta, hemos encontrado la forma de hacer lo que queremos y ganar dinero por ello. No somos estrellas del Rock, tan solo hacemos música para volvernos locos cuando estamos en el escenario, y lo hacemos por los fans, pero nunca lo hemos hecho para ninguna compañía discográfica o agentes de booking o lo que sea. Nos gusta tocar en directo, y nos gusta hacer música, y eso es lo que los seguidores respetan cuando compran un trabajo de SODOM o van a un concierto. Somos los mismos chicos, nos gusta volver después del concierto y tomar unas cervezas, no tiene que cambiar nada. Es por ello por lo que SODOM sigue vivo.

 

– Sí. Y bueno, has mencionado el, por así decirlo, «Thrash revival». Ahora hay muchos grupos nuevos que salen de Alemania tocando Thrash Metal al estilo de la vieja escuela, como NOCTURNAL o CRUEL FORCE pero, ¿cómo ves desde dentro la escena thrasher alemana ahora mismo?

Sí, están saliendo muchos grupos, lo sé, me encantan esos grupos, me alegra mucho que esas bandas digan que están inspiradas por SODOM o KREATOR, por música old school. Siempre inento ayudar a bandas jóvenes, a veces me piden que les lleve, y siempre les digo que tienen que intentar crear algo nuevo. Me alegro mucho de que estén inspirados por SODOM o KREATOR o lo que sea, pero tienen que intentar crear algo nuevo. Hoy en día el negocio se está haciendo muy confuso, porque salen muchísimos combos, están saliendo cientos de bandas, y si quieres ser un músico de Rock y vivir de ello, tienes que crear algo nuevo. Es muy difícil crear algo nuevo, porque es música Heavy Metal, pero no intentes copiar a ninguna otra agrupación, intenta crear tu propio estilo. Eso es muy importante. No sé qué pasará en 10 o 20 años, porque hay muchísimos grupos, es increíble. Conozco muchos grupos buenos, grupos jóvenes, con músicos muy buenos, pero nunca tienen la oportunidad de conseguir un contrato discográfico, y si no tienes un contrato discográfico nunca tendrás la oportunidad de tocar en festivales grandes. No sé, a veces es confuso, pero me alegro de que seamos una parte importante del espíritu de la escena metalera, y me hace sentir orgulloso, aunque si se es una banda joven siempre digo: «intenta hacer canciones propias, crea algo nuevo, no seáis como otro grupo, y así te harás tu propio camino». Es muy difícil, porque cada mes salen cientos de agrupaciones nuevas, y siempre me pregunto quién tiene dinero para comprar todos los CDs, o quién tiene el tiempo para escucharlos… Es increíble, pero a veces esto me ciega. No miro a los lados, miro adelante y hacia lo mío, pero es muy duro formar un grupo nuevo y meterte en la escena.

 

– Sí, bueno, supongo que ese es uno de los problemas, por decirlo de alguna forma, de la escena. Están saliendo muchísimos grupos últimamente, y creo que hay menos creatividad, por lo que para esas bandas es más difícil hacerse oir.

Sí. Sí tienes un grupo tienes que intentar tocar en directo, pero quizás nunca tengas la oportunida de tocar en directo porque hay muchísimas bandas. A los chicos les digo: «por favor, no intentéis sed músicos, intentad conseguir un trabajo, estudiad, intentad ser doctores, lo que sea que hagáis, así ganaréis dinero. Si queréis vivir de algo, tenéis que conseguir dinero para vivir». Y vivir de ella tampoco es la mejor forma de elegir la música. Cuando empecé a tocar mis padres me avisaron, no querían que hiciera música, mi padre me decía que tenía que trabajar, pero hoy en día hay muchísimos grupos haciendo este tipo de música, esa es una diferencia muy grande. Siempre les deseo lo mejor a todas las bandas que salen, respeto a todos los grupos que intentan componer canciones y subirse al escenario y dar algunos conciertos. Respeto eso muchísimo. Es confuso; es muy difícil poner los pies en la escena.

 

– Bueno, finalmente, ¿qué podemos esperar de SODOM a partir de ahora? ¿Cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo? Imagino que algunos festivales este verano.

Oh, sí, algunos festivales este verano, muchos festivales. Creo que cada semana vamos a tocar en algún concierto. Todavía no planeamos una gira, cuando planeas una gira tienes que tener mucho cuidado porque, especialmente en Alemania, todo el mundo está girando. Mi sueño es dar un par de conciertos, quizás el año que viene con los Big Teutonic 4, pero aún estamos hablando sobre ello. Hablé con Mille y Schmier sobre ello, para hablar de la idea. Tenemos muchas actividades en directo, hace poco estuvimos en Méjico, estamos intentando conseguir algunos conciertos en USA… Así que un año es muy poco tiempo para cerrar todo. También planeamos un nuevon disco para el año que viene, ya tenemos terminadas un par de canciones. Otra cosa que queremos hacer es conseguir algo en España este año.

 

– ¡Oh, genial!

Tenemos muy buenos recuerdos de siempre que hemos estado en España, siempre lo hemos pasado bien allí. Ya hemos hablado con la agencia de booking para ver si nos puede ayudar algún promotor o lo que sea.

 

– ¡Sería realmente genial! Entonces veo que va a ser un año ajetreado para SODOM.

Sí.

 

– Pues esto es todo, muchas gracias.

Vale, gracias, buenas tardes.

 

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin