HELIX

Tenemos el lujo de poder entrevistar a una legendaria banda de los 80: desde Canadá , HELIX. En boca de su líder y cantante, Brian Vollmer, daremos un repaso por la historia de la banda y sabremos cómo está la actualidad.

Read the English version

– Para empezar muchas gracias por la entrevista. ¿Qué tal se encuentra la banda y qué estáis haciendo en estos momentos?

HELIX está haciendo lo que siempre hemos hecho: girar y grabar. Este año tenemos el concierto Heavy Mental Christmas en Canadá. Tenemos un nuevo single de navidad, «All I Want for Christmas is the Leafs to Win the Cup», así como un nuevo CD: «Helix: Best of 1983-2012». El CD tiene dos bonus track: «All I Want» y «Axe to Grind». Las otras 19 canciones han sido editadas con anterioridad. «Helix: The Best of 1983-2012» sale en noviembre con 4 Worlds Media fuera de Norteamérica, con Cleopatra Records en USA y en Canadá está siendo distribuido por Fontana/Universal. Este fin de semana (28 y 29 de septiembre) Brent Doerner da sus dos últimos conciertos con la banda: uno es en el Rockpile en Toronto y otro en el The Masonic Temple en Stratford, Ontario. Será sustituido por el veterano guitarrista John Claus, quien también canta y toa el teclado. En noviembre el grupo toca en el The Deerfoot Casino en Calgary, Alberta y en el Century Casino en Edmonton, Alberta, seguido por la gira de navidad en diciembre, que ve a Sarah Smith (original de THE JOYS, ahora tiene dos discos propios) sustituyendo a Kaleb Duck (Kaleb no quería tocar temas de Navidad, pero volverá para los conciertos normales en 2013). La formación también está trabajando en un Rockumentary con Pat Portelance, que fue el principal fotógrafo canadiense en la película «Sicko» de Michael Moore. Esperad un nuevo CD de estudio del combo en 2013. El compañero de composición de Brian en varios de los últimos trabajos de HELIX ha sido Sean Kelly, que toca la guitarra para Nelly Furtado, Gilby Clark y a veces para Carole Pope de ROUGH TRADE.

 

– Si me permites, y ya que tengo el placer de entrevistar a una de las bandas con las que crecí en los 80, me gustaría empezar por el principio y hacer un repaso a la vida de HELIX. ¿Cómo se forma y nace la banda?

Estuve en un grupo de instituto llamado HOMEGROWN. Entramos en la competición de la batalla de los grupos en el Central Ontario Exhibition. A través de C.O.E. conocimos a algunos músicos de Kitchener. Yo y el teclista Don Simmons nos juntamos con Bruce Arnold (batería), Ron Watson (guitarra), Rick Trembley (guitarra) y Keith Zurbrigg (bajo) para formar HELIX FIELD BAND. Los primeros días del grupo fueron inestables. Morimos en la mayor parte de sitios en los que tocamos, y después de un tiempo echamos a Rick Trembley. Poco después de eso, Ron Watson lo dejó para ser sustituido por Brent Doerner y poco después de ESO cogimos a William Seip como nuestro manager. Nos quitó el «field band» de nuestro nombre y fuimos conocidos simplemente como HELIX, y nos sacó al circuito de bares de Ontario. El resto es historia.

 

– Vuestra andadura musical empieza en 1979 con un disco llamado “Breaking Loose”, al que le sigue en 1981 “White Lace & Black Leather”. ¿Qué recuerdos tienes de estos primeros trabajos y qué opinas años más tarde?

El coste de aquellos dos primeros álbumes fue mayor que lo que gasto en un disco de estudio a día de hoy. Fueron grabados con dinero de mi abuela, de los padres de Brent, de la madre de Bill Seip y del mismo Bill Seip. Los vendimos fuera del escenario entre nuestras actuaciones en bares y llegamos a vender 15000 y atrajimos la atención de los principales sellos discográficos, que irónicamente pasaron de nosotros en los comienzos.

 

– Ya en 1983 sacáis “No Rest for the Wicked». Empezáis a ser reconocidos y encontráis el sonido HELIX. ¿Cómo fue el paso de los dos primeros trabajos a este? En aquella época muchos pensábamos que este era vuestro debut discográfico.

Era como un enorme choque cultural. Pasamos de tocar en el circuito de bares de Canadá a recorrer el mundo en algunas de las más prestigiosas salas de Rock N Roll con algunos de las bandas más grandes del mundo. Fue demasiado para nosotros asimilar todo al mismo tiempo.

 

– Ese mismo año recuerdo que estuvisteis en España teloneando a KISS. ¿Cómo salió la oportunidad de telonear a una banda tan grande como KISS? ¿Qué recuerdas de aquellos conciertos?

Estar de gira con KISS en 1983 fue el resultado de que E.M.I pagara 30000 dólares a KISS por ese honor. Para mi esa gira es borrosa. Dormíamos como sardinas en una furgoneta sobre una hoja de madera contrachapada en la parte superior de la rueda dentada. Era la manera más incómoda en la que se podía viajar mientras que al mismo tiempo estábamos realmente quemados por girar todos los Estados Unidos de la misma forma. Recuerdo ser un enorme nostálgico, el clima era frío y húmedo, las habitaciones (cuando no las dieron) eran también frías y húmedas. Supongo que te estoy contando lo que debería de haber sido uno de los momentos más importantes de mi carrera/vida que era bastante miserable. Pero mejoró… jajaja.

 

– 1984 es otro gran momento para la banda; sacáis “Walking the Razor’s Edge” y también tocáis en España en la sala Metal de Barcelona. ¿Qué recuerdas de ese disco y ese año?

Recuerdo viajar por España y enamorarme de ese país. Pensé que era realmente precioso. Recuerdo hacer una entrevista con El Pirata, que se parecía a Ronnie James Dio. La entrevista comenzó con un gran porro de hachís negro que se pasaba alrededor, seguido de una copa de vino. Entonces la pregunta que me realizaron fue en español, la cual se tradujo al inglés. Respondería en inglés y él la traduciría al español. Más hachís…

 

 

– También hacéis uno de los vídeos más visto y clásicos de los 80: “Rock You”. ¿Cómo nace la idea de ese clip?

Era un juego con las palabras «Rock You». Pensamos que era un «momento Picapiedra» y así era en el vídeo: HELIX como los Picapiedra

 

– El siguiente trabajo, llamado “Long Way to Heaven”, nos muestra unos HELIX más melódicos. Para mí es un trabajo con muy buen gusto. ¿Era el momento de hacer un álbum más melódico? ¿Cómo planteasteis este disco?

Paul Hackman siempre fue un chico muy melódico cuando se trataba de escribir. «Long Way To Heaven» era solo el reflejo de donde estábamos en ese tiempo de nuestras vidas/carreras. Nunca fue un esfuerzo concentrado en que sonara de una manera u otra.

 

– Luego, con “Wild In The Streets» en 1987 , la cosa vuelve a ser más rockera pero sin perder esa melodía anterior. Pienso que es uno de los discos más desapercibidos de la banda pero para mí es uno de mis favoritos. ¿Crees que fue así o es solo una simple apreciación mía?

Para nosotros fue un buen disco. Era un CD clásico de HELIX pero desafortunadamente la música empezó a decantarse hacia el Grunge, y por encima de eso, comenzó a desmoronarse nuestro apoyo con Capitol/E.M.I. U.S.

 

– Ya entrados en los 90 solo tenéis 2 trabajos en estudio: “Back For Another Taste” y “It’s a Business Doing Pleasure”. ¿Cómo vivisteis los 90 en cuestión de conciertos y giras? Ya que no fue una buena década para las bandas más tradicionales.

Con «Back For Another Taste» nos fue muy bien en Canadá, donde en The 21st Century RUNINNG WILD ganaron el premio Much Music de mejor vídeo de Heavy Metal canadiense de ese año. «Good To The Last Drop», el tercer lanzamiento de ese compacto, rompió el Top 40 en Canadá. La banda recorrió Europa con Ian Gillan y alrededor de los Estados Unidos en los clubs. En USA, la banda estaba con el sello Grudge, que tenía la influencia de Capitol/E.M.I. Como resultado, el grupo recibió una pequeña cobertura radiofónica en USA con el disco y finalmente las fechas en los Estados Unidos desaparecieron. El siguiente disco, «It’s a Business Doing Pleasure» iba a ser al principio de un CD en solitario de Brian Vollmer pero cuando Paul Hackman murió en un accidente de furgoneta volviendo de la Columbia Británica, el proyecto en solitario se convirtió en el siguiente trabajo de HELIX. La canción «That Day is Gonna Come» (otro éxito canadiense dentro del Top 40) era un tema escrita sobre la vida de Paul y Brian, metafóricamente hablando.

 

– Después de esta década, y ya del año 2000 hasta la fecha, parece que la actividad de la banda resurge de nuevo. ¿A qué se debe este impacto? ¿Crees que con las nuevas tecnologías la gente volvió a saber de vosotros y mucha gente joven os descubrió?

Sí. Aún así, tengo que trabajar cada día, no hay tiempo para sentarse y esperar a que las cosas ocurran por sí mismas. He tomado siempre la iniciativa en ese sentido. Siempre tengo un proyecto que sacar adelante. Si solamente hiciera el «milk run» (tocar la misma canción una y otra vez), no podría hacerlo. El negocio es demasiado duro. Todavía estoy en él para actuar y escribir canciones. Eso es lo que me da un buen resultado.

 

– Sinceramente os seguí hasta los 90. Ahora con el tiempo voy recuperando vuestros trabajos de esta última etapa. ¿Cómo ha sido desde el 2000 hasta ahora en cuanto a giras, cambio de formación y conciertos?

Hace un par de años, casi por accidente, la formación original de los 80 compuesta por Brent Doerner, Greg «Fritz» Hinz, Daryl Gray y yo mismo volvimos a juntarnos. El chaval nuevo de la guitarra es Kaleb Duck, un protegido de Brent. Brent deja la banda para siempre después de este fin de semana pero siempre estará involucrado en la grabación de nuestros vídeos. Aún somos unos amigos tan cercanos como puedas pensar.

 

– Y ya mirando al futuro, ¿qué planes tenéis para los próximos años? ¿Tenemos HELIX para largo?

Solamente seguir haciendo lo que hacemos. Veo que la popularidad de HELIX aumenta, no se apaga. Asegurarse que tenemos que seguir sacando música de calidad y hacer todas las otras cosas necesarias de las bandas de éxito. Estamos preparados para el reto.

 

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin