“Zombie Driftwood” (la película definitiva de zombies y Metal)

Que el título o la imagen no os hagan pensar cosas que no son, ya que no se trata del nombre jugoso de un recopilatorio, sino, tal y cómo dice ahí, de la banda sonora de una película que hará las delicias de los metalheads cinéfilos, ya que zombies, litros de sangre, cerveza, sexo y Metal puede resultar una buena combinación.

Y todo esto es lo que ofrece el film inglés “Zombie Driftwood” dirigido por Bob Carruthers, cuando en el Driftwood Bar hay una competición de bandas de Metal y todos los turistas desaparecidos de la costa de Gran Caimán regresan al bar convertidos en zombies y asedian el bar con los metalheads atrapados en él. Los zombies parecen estar hambrientos y, por supuesto, no dudan en pasar sus vacaciones por todo lo alto comiendo cerebros, ni siquiera les parece importar que eso pueda matarles. Aún así, los metalheads se convertirán en los héroes de la película, armados hasta los dientes con bates de béisbol y gaitas, sin dudar hacer frente a los malvados ex-turistas que ahora no buscan otra cosa que no sea su sangre. A pesar de ello nuestros héroes necesitarán toda la ayuda posible cuando aparece Zombie Hitler dispuesto a atacarlos.
75 minutos de película que sigue el patrón establecido dentro del género, con risas a raudales, toneladas de sangre, mucho Metal, bermudas y camisas hawaianas. Sin duda, la sátira está asegurada.

Y es que sí, se trata de otra de esas comedias de zombies y, además, acompañada por muy buena música a cargo de bandas que trabajan con el sello Candlelight Records. Y no esperéis más grupos típicos y acostumbrados a hacer apariciones en películas, sino que os podéis ir preparando para grupos más underground y extremos. Una banda sonora totalmente acorde con la película y más pesada que toda la cantidad de sangre utilizada en ella (y, creedme, eso es realmente mucho).

La BSO la comienzan los siempre peculiares OCTOBER FILE con “Filter”, a la cual le sigue el técnico, exEMPEROR y exZYKLON, IHSAHN con “The Barren Landas” para así dar paso a los Black/Death norteamericanos de ABSU con su “In the Name of”.
La tralla sigue con los veteranos, pero con una corta trayectoria discográfica, DIVINITY con su tema “Beg to Consume” antes de que empiece “Earth: as a Womb…” de los blackers irlandeses de ALTAR OF PLAGUES. A ésta le sigue “Those That Wander Amidst the Stars” de BLOOD OF KINGU, banda en la que encontramos miembros de DRUDKH, ASTROFAES o HATE FOREST entre otros y liderada por el gran creativo Roman Saenko. Tras ella suena “Thus Spake the Nightspirit” de los legendarios EMPEROR y le siguen los death progresivos de OBSIDIAN (con componentes de DISAVOWED) con la pista “Illuminate”.
En esta genial BSO también nos topamos con el proyecto “one-man” de los Países Bajos, y que últimamente está dando mucho qué hablar, GNAW THEIR TONGUES que, más concretamente, aporta su “L'Arrivée de la Terne Mort Triomphante”, mientras que los ingleses WODENSTHRONE aportan su granito de arena con una versión de su “Leodum on Lande” y los de Manchester WINTERFYLLETH hacen lo propio con un corte perteneciente a su segundo trabajo de larga duración, “The Fields of Reckoning”.
El grupo de India DEMONIC RESURRECTION también colabora con “The Unrelenting Surge of Vengeance” así cómo lo hacen los geniales WOE con “Hatred is our Heart”. Una banda de Black Metal americana que parece estar recibiendo una increíble aceptación, tanto por parte de los oyentes como de la prensa, con su enorme segundo trabajo hasta la fecha, “Quietly, Undramatically”.
Tampoco hay que olvidar a los “polémicos” (y no por actitud, sino a por las opiniones tan divididas respecto a su música y los cambios que han ido haciendo en ésta a lo largo de los años) ABIGAIL WILLIAMS que han incluido su título “Into the Ashes” o a los siempre tan peculiares, cañeros, ruidosos y desquiciantes ANAAL NATHRAKH con el corte “I am the Wrath of Gods and Desolation of the Earth”.
No dejar de mencionar, de nuevo, a OCTOBER FILE, quiénes han puesto el punto y final a esta BSO con “Isolation”.

15 temas de auténtico Metal extremo que, junto con la película, será uno de los mejores regalos de estas Fiestas para cualquier metalhead amante del gore y el humor. Risas aseguradas con “Zombie Driftwood” y 75 minutos amenizados con la mejor selección de temas, aunque la película por sí sola promete no aburrir absolutamente a nadie.

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin