KARITI

KARITI es una artista en solitario que hace algo que yo describiría como Folk oscuro con emoción/ambiente/imaginario Doom. En su obra (sus letras, que son poesía, sus mundos y su sonido) hay dolor, tristeza, belleza… Pero sobre todo hay muerte. Esa es la figura central sobre la que se construye todo lo demás. Hoy charlamos con ella de su debut, que salió el año pasado, titulado “Covered Mirrors”. Hablamos de la belleza inherente a la pena y a la Muerte. Hablamos de mitos empoderantes. De catarsis. De canales. De recipientes.

Read the English version

– Hola, gracias por tu tiempo. ¿Qué tal va todo en estos momentos con KARITI?

Hola Tania, gracias por tu interés. Mi disco salió en septiembre, pero no podía tocar en directo o girar, así que mientras esperamos a que la pandemia se calme, estoy tocando estas canciones para mis gatxs, componiendo material y esperando el momento en el que pueda ir al estudio. Necesito grabar un tema que se añadirá a “Covered Mirrors” cuando salga en vinilo (en algún momento de este año). Aparte de eso, estoy explorando la guitarra eléctrica, el mundo de os pedales y efectos y ableton para probar de grabar demos en casa. Finalmente, empecé a tocar el piano otra vez, tras muchos años de parón.

-Para empezar, ¿cómo y por qué nació KARITI? ¿Y por qué en solitario?

Compuse las canciones que más tarde se convertirían en “Covered Mirrors” sin tener una idea concreta de qué resultaría de ellas. Tan solo necesitaba escribir palabras y componer para lidiar con la mierda y curar viejas heridas. Resultó ser catártico y entonces las circunstancias permitieron que se grabaran y editaran estos temas. Además, soy solitaria por naturaleza, así que hacer sola fue algo natural. Aunque Lorenzo me ayudó mucho, quien no solo grabó y mezcló las pistas, sino que también tocó en un par de ellas e incluso me ayudó a componer (o más bien a rearreglar) la melodía de una de ellas. Y, por supuesto, Marco, que aportó algo de pesadez con su guitarra eléctrica.

-“Covered Mirrors” es tu álbum debut. Salió el año pasado. ¿Cuándo empezaste a juntar ideas para este disco y cómo decidiste que necesitabas editar estos temas?

Photo by Eleonora Cadeddu

Algunas de las letras tienen sus raíces en viejos poemas que he ido apilando con los años (escribo desde que tengo memoria), otras salieron de mí cuando necesitaba expresar emociones y sentimiento más nuevos. Empecé a componer melodías para esas letras alrededor de finales de 2017-2018. La decisión de grabarlas vino de la respuesta de algunxs de mis amigxs músicxs y el lanzamiento sucedió porque Emiliano, de aural Music, había escuchado uno de los cortes y me ofreció editarlo.

-Describiría tu música como Folk oscuro con un rollo Doom. Al menos tiene la atmósfera, la emoción, el imaginario que esperarías de un trabajo de Doom Metal. ¿Cuáles son tus inspiraciones musicales?

Mis inspiraciones están por todas partes y no vienen solo de la música, sino también del arte, la literatura, la naturaleza y, por supuesto, la Muerte. En cuanto a la música, definitivamente puedo nombrar a artistas como Scott Kelly, Dorthia Cottrell, Dax Riggs, Steve von Till, Karen Dalton, Yanka Dyagileva (una leyenda soviética del Punk), David Tibet, Nick Drake y muchxs otrxs como inspiración. Escucho mucha música distinta, de clásica a Metal. Supongo que todo viene de ahí.

-¿Y las inspiraciones no musicales? ¿Vienen de Dentro o de fuera? Porque creo que KARITI conecta con lo emocional…

Me alegro de que digas esto porque el disco, efectivamente, es muy emocional y personal. Gran parte de él viene de mi propia experiencia, pero también hay canciones inspiradas en ritos de enterramiento ancestrales, mitología, folklore eslavo, poesía acmeista, animales, naturaleza…

-“Covered Mirrors” es un título potente y evocador. Quizás también un poco simbólico. ¿Cuál es su significado (en sentido figurado)?

En muchas culturas, incluyendo mi native (rusa), cuando alguien muere, se cubren los espejos de la casa para evitar que el espíritu de la persona muerta quede atrapado para siempre, para evitar que entren espíritus malvados o que lxs que quedan se distraigan. Para mí tiene un significado especial y la decisión de llamar así al disco fue algo instintivo.

Photo by Paola Erre

– Las letras del disco tienen una forma bastante poética. ¿Hasta qué punto la forma, manera y estética de las palabras tiene impacto o afecta el significado de lo que intentas comunicar y de lo que quieres evocar?

Hasta lo más vasto. Me encanta el alma de las palabras. Sus formas. La manera en la que pueden cambiar su significado cuando se juntan dependiendo de la voz que las lea o del papel en el que estén escritas. Poder expresarme a través de la escritura es algo que valoro mucho, me ayudó durante años y perder esta habilidad sería devastador. Las melodías vinieron en segundo lugar. Al menos para “Covered Mirrors” fueron un recipiente para las palabras. Para las nuevas canciones en las que estoy trabajando es un poco diferente.

-¿Cuáles son algunos de los temas más recurrentes en KARITI?

KARITI nació como un canal para las emociones y por la necesidad de purgarme. “Covered Mirrors” habla de pérdida, muerte, de irse, de amor y de la vida en la luz (u oscuridad) de igual manera. Para las canciones nuevas me estoy saliendo de mi dolor para escribir algunos temas menos personales, pero aún así muy importantes.

-¿Y qué emociones vuelcas?

Espero haber respondido a un poco de est encima. Hay tantas deficiones y teorías sobre qué emociones… Pero supongo que el sufrimiento, la tristeza, el dolor, la pena, el dolor empático, la desesperación y el amor están ahí, definitivamente. Entre otros.

-Me atrevería a decir que va sobre las emociones más “oscuras”. Tristeza. Dolor. Pérdida. Esto me recuerda a una frase de Kenneth Anger que dice “He encontrado la definición de lo Bello. Es algo tan intenso y triste […] Que casi no puedo concebir una clase de Belleza que no tenga nada qué ver con la Pena”. ¿De qué manera la Pena es parte de la Belleza o viceversa? ¿Tiene la Pena una mala reputación socialmente?

La Pena es extremadamente potente. Tanto como la Belleza que sale de ella. También es una parte natural del ciclo, a pesar de ser a menudo demonizada o incluso abochornada socialmente, como menciones. La definición que citas lo resume a la perfección.

-Dicho esto, ¿de dónde viene tu música y qué es? ¿Un exorcismo? ¿Una catarsis? ¿Un recipient?

Qué loco, he mencionado exactamente esas tres palabras incluso antes de llegar a esta pregunta (no lo he mirado, ¡lo juro!). Es todo eso y más.

-Creo que de alguna manera las letras, incuso tocando distintas ideas y emociones, surge de la figura de la Muerte. O de alguna manera están conectadas con la Muerte. Como también sugiere el nombre del “grupo”. ¿Qué es la Muerte en el contexto de KARITI?

Sí, tienes razón, la Muerte es mi principal inspiración. Wallace Stevens escribió: “La muerte es la madre de la belleza; por eso sólo de ella, Vendrá la satisfacción de nuestros sueños… La muerte es la madre de la belleza, mística, en cuyo pecho ardiente divisamos”. Lo único que puedo añadir a esto es que para mí, definitivamente, la Muerte es Mujer.

-Dicho esto; ¿cuál es la historia tras el nombre?

“Kariti” es un verbo que significa “llorar a lxs muertxs” en eslavo eclesiástico, un antiguo idioma litúrgico, y resume mi música perfectamente.

-En el largo hay una reinterpretación del poema “A la Muerte”, de Anna Akhmatova. ¿Qué otras mujeres artistas te han inspirado de alguna manera? Quizás no su trabajo, sino algo en su actitud, su manera de enfrentarse al mundo.

Karen Dalton y Yanka Dyagileva por ser intrépidas, sin restricciones, reales y, por último, libres.

-“Kybele’s Kiss” tiene mitología. ¿Es más que eso? Cibeles era una deidad a la que podríamos considerar intersexual, y era venerada por sarcedotes y sacerdotisas que se vestían con ropas de mujeres. Por lo que, ¿es algún tipo de declaración? Es un mito empoderante y liberador que, de alguna manera, rompe con el statuos quo.

Es una especie de canción de amor. Un himno al poder de la femineidad. De niña leí sobre Cibeles en “Taís de Atenas”, un libro de un autor y paleontólogo soviético, Ivan Efremov, y desde entonces me ha fascinado. En algún momento ese poema salió a borbotones de mí en un respiro, como la mayoría de mis letras.

Photo by Laura Sans

-Así que hay un guiño a la mitología griega, tus raíces rusas también están presentes… Has leído en diferentes países, ¿cómo se refleja esto en tu arte?

Me siento muy afortunada de haber podido vivir nuevas culturas, aprendido nuevos idiomas, de haber conocido a tanta gente interesante, extraña, me ha enseñado mucho y, definitivamente, tiene impacto e inspira todo lo que hago, incluidas estas canciones.

-Y, antes de terminar esta entrevista; ¿cómo describirías “Covered Mirrors” con solo tres palabras?

Peregrinación catártica (a través del) duelo.

-¿Qué es lo próximo para KARITI?

“Covered Mirrors” en vinilo con un tema extra (cuando sea que pueda grabarlo de verdad en un estudio), el disco número dos en 2022, que posiblemente será algo diferente a “Covered Mirrors”, al menos a  nivel de sonido.

-Esto es todo por nuestra parte, gracias una vez más por tu tiempo. Si quieres añadir algunas últimas palabras, siéntete libre de hacerlo.

Gracias de nuevo por vuestro interés y por estas grandes preguntas, me ha gustado escribir las respuestas. Gracias también por lo que hacéis para promocionar la música y apoyar a artistas, especialmente en estos tiempos extraños. Cuidaos.

Tania Giménez

Tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin