MOLASSESS

La melaza es una sustancia viscosa. Densa. Pegajosa. Es difícil deshacerte de ella. Se engancha a tu piel. Es como un pegamento amarillento y espeso. Une cosas. En el caso de la banda holandesa que toma esta palabra como su nombre, MOLASSESS (ya sabéis, con miembros de THE DEVIL’S BLOOD), esta sustancia une vida y muerte formando un mismo concepto. Une pasado y presente en una comunión que se convierte en su ahora y en su identidad. Crea puentes a la vez que los derrumba.  Ya han sacado su álbum debut, “Through the Hollow”, lleno de psicodelia y pasajes que te transportan. No sé a dónde, pero lejos. Siempre lejos. Fuera. Más allá. Hoy nos sumergimos en él, en su cosmos particular y en el grupo a través de esta charla con su vocalista, Farida. Hablamos de cosas como estados de conciencia, de lo que significa el arte, de si somos nuestro entorno o al revés, o del simbolismo que habita en este disco y de cómo la energía de su hermano, Selim, siempre estará presente en todo lo que haga.

Read the English version

-Hola, ¿cómo estás? Antes de nada me gustaría darte las gracias por tu tiempo.

¡Claro, de nada!

-Y bueno, he visto que se ha pospuesto vuestra gira con BÖLZER y TRIBULATION hasta finales del año que viene, es que ahora es todo tan incierto…

Sí, todo es muy incierto, no hay perspectivas de nada, así que solo intentamos planear con antelación y ver qué pasa y qué no pasa… No sé.

-Ya, nadie sabe nada. ¿Entonces ahora en qué os estáis centrando como banda?

Como banda nos estamos centrando en material nuevo, porque claro, tenemos que hacer algo… Es un comienzo muy extraño para un grupo, porque primero teníamos el concierto en el Roadburn, así que nos concentramos en éso y, cuando pasó, nos concentramos en el disco. Y cuando se hizo el disco, nos concentramos en sacarlo y en girar… Pero entronces llegó el drama (risas). Así que sí, un poco extraño, pero entonces nos dijimos “vale, tenemos que centrarnos en material nuevo”. Es lo único que podemos hacer.

-¿Entonces habéis compuesto algo? ¿Hay algún tema completo o tenéis ideas concretas?

Ideas. Estoy trabajando en éso. No es que tengamos ya un disco completo por ahí dando vueltas otra vez (risas). Estoy trabajando en ello. Tenemos tiempo, así que…

-Sí, ahora todos tenemos tiempo para ser productivos y creativos.

Exactamente. Sí. Tenemos que sacarle provecho.

-Bueno, como ésta es mi primera entrevista contigo, me gustaría empezar por el principio. Sacásteis vuestro nombre de un tema del EP en solitario de Selim, “Earth Air Spirit Water”. ¿Qué significado tiene? ¿Por qué era importante esta canción para vosotros? Parece ser algo muy simbólico.

Lo es. En muchos aspectos. Primero de todo, porque fue la última canción en la que trabajé con él… Porque todo lo que hago después, él está siempre en mis pensamientos y en mi piel y en mi espíritu y en mi todo. Siempre estará ahí. Molasses [“melaza”] es sirope. Es una sustancia pegajosa, densa que no te puedes despegar aunque lo intentes. Así que éso es un símbolo que representa el lidiar con alguien que era muy cercano a ti pero que ya no está aquí. Quieres vivir con esa persona pero no quieres sentir el duelo constantemente. Te tienes que acostumbrar. Y creo que éso es un poco lo que significa “Molassess”.

-Sí. De hecho estaba pensando en el nombre del grupo, en la palabra “melaza” en sí, y para mí representaría una especie de pegamento que une distintas cosas. En el grupo podría ser la vida y la Muerte. El pasado y el presente… ¿Qué dirías que representa esta palabra en el contexto del grupo?

Lo que acabas de decir es el significado literal de esta cosa que lo une todo. Creo que éso es algo muy simbólico para el grupo. Para los cuatro que estamos. Para la gente que formamos parte de ésto. Pero no era algo consciente. La música, en cierta manera, es como pegajosa, y la sustancia creo que es muy simbólica del viaje en el que te embarca. Pero no sé si te referías exactamente a éso…

-Bueno, la idea principal es bastante parecida, sí. Y bueno, ¿qué tuvo que pasar, cómo tuvisteis que crecer o por qué tuvisteis que pasar para llegar este punto de reuniros algunos de vosotros y empezar a crear juntos de nuevo? Aparte de que os pidieran tocar en el Roadburn.

A veces lo que sucede es, simplemente, la vida. Quiero decir, no era que necesitara esperar o que fuera una elección dejar de tocar o no volver a empezar. No fue una elección. Simplemente había otras cosas que me tenían ocupada. Tenía a mi hijo… Él era muy joven y tenía que estar ahí para él, y después mi madre. Tenía que cuidar de mi gente. No había lugar para nada más. No quería estar ahí, porque si hubiera querido lo habría hecho fácilmente pero, sencillamente, no era algo que me apeteciera. Me sentí bien estando en casa y conectada con mis raíces.

-De hecho el resto de los chicos han estado en bandas, han girado con ellas… Y tú no. Supongo que ésta es la razón, que necesitabas estar más en casa y con tu familia…

Por supuesto que hubo momentos en los que pensé… Bueno, mi novio tocaba en ELLA BANDITA, que ahora son DOOL. Una vez subí al escenario con ellos. Son grandes amigos. Y había momentos en los que me ponía celosa y me sentía en plan “oh, quiero estar en el escenario” (risas). Pero siempre fue solo un momento. Supongo que, simplemente, no era el momento.

-Me imagino. Antes de MOLASSESS hiciste algunas colaboraciones con algunos grupos, así que quizás eso también te hizo sentir ese gusanillo de tocar.

También fue algo que tan solo sucedió. Yo no buscaba nada, pero a veces la gente me llamaba o me mandaba mails en plan “¡Ei! ¿Te interesa hacer ésto?!”. Y yo pensaba “¡Ei! ¡Me gusta ésto!” o “Me gusta la gente que me ha preguntado” así que “¡Sí! ¿Por qué no?”. Además lo pasé muy bien haciéndolo. Es como si hubiera partes de mi vida aquí y allá (risas).

-Éso es bonito. Es una bonita contribución a la música. Compusísteis música para la actuación que os encargaron en el Roadburn, como has dicho antes pero, ¿cómo fue ese momento en el que os dísteis cuenta de que tenía que haber más?

Creo que posiblemente todos lo sabíamos, al menos nosotros cuatro. Sabíamos que habría un día en el que volveríamos a unir fuerzas. Pero nunca estuvo claro cómo iba a pasar o quién lo empezaría. Así que todos estábamos ocupados con muchas cosas, y entonces, en el momento en que nos pidieron hacer ésto… Creo que ése fue el principio. Cuando posiblemente todos pensamos “vale, ésto no va a ser solo un concierto. Es ridículo. No vamos a dar un único concierto”. Creo que nos llevó dos o tres meses antes de comentarlo entre nosotros, pero creo que todos lo sabíamos desde el principio.

-Lo sentíais.

Sí. Era la energía. Nos sentimos genial al estar juntos de nuevo y trabajar en cosas y centrarnos juntos en algo como si nunca nos hubiéramos separado. Suena romántico, ¿verdad? (risas).

-Pero suena bonito.

Sí.

-Ahora yendo a vuestro disco, “Through the Hollow”, creo que es ese tipo de álbum que se tiene que experimentar, no solo escuchar. Ese tipo de álbum que tienes que experimentar si estás en un cierto estado de conciencia o con un cierto ánimo. También el EP me dio esa sensación. ¿Fue también necesario estar en un cierto estado mental a la hora de componer y tocar los temas?

Creo que sí es el caso, pero pienso… Es una buena pregunta. Nadie nunca me ha preguntado éso. Al menos es original (risas).

-(risas) Me lo tomo como un cumplido.

Sí, lo es. Creo que sí, tienes que estar en un cierto estado mental, al menos para hacerlo y componerlo y para estar al unísono… No es nada relacionado con las drogas, pero para mí el rollo del álbum y de las canciones que hicimos, es como de… La sensación de dejarse llevar.Y no sentir la tierra bajo tus pies. De no saber dónde estás, de solo flotar por algún lugar del cosmos. Quizás sea muy vago, pero en otra dimensión si lo prefieres. Liberarte de todas las cosas mundanas y de todas las reglas. Creo que algo de ese tipo. Y a veces la hierba ayuda para meterte en ese estado mental. No es que siempre estemos usando drogas para llegar a ese lugar, porque la música ya te puede llevar allí.

-Desde luego. Y creo que vuestra música lo hace. ¿Crees que este estado mental es algo que también queréis trasladar al oyente? Llevarlo a estra otra Dimensión y hacerle flotar.

Si sucede, me alegro un montón, pero no es una descripción que haga para ellos. Todo el mundo debería experimentarlo cómo sea y cómo lo sienta, jamás debería decir yo cómo hacerlo. No se hace así. Pero si alguien me dice que lo vive de esa manera, me lo tomo como un cumplido.

-Creo que este tipo de trabajos, con una fuerte energía creativa, son precisamente ricos en éso, en que diferentes personas lo pueden experimentar de diferentes maneras. Y esta experiencia a veces trabaja como un proceso interno, como si este tipo de discos, o el arte en general, pudiera sacar a la superficie cosas que llevas dentro.

Creo que ésa es la belleza de cualquier tipo de arte, que te puedes identificar… O quizás no siempre sea identificación, porque los oyentes o los que contemplan viven cosas totalmente diferentes de lo que se inició en primer lugar. Pero éso no importa. Es algo que el arte hace para el creador y el que lo recibe.

-Es la Magia del Arte.

¡Sí! ¡Es Magia! Es algo para lo que no hay palabras. Y por éso precisamente existe el arte, porque trata de las cosas de las que no puedes hablar o que no puedes describir. Hay algo más profundo, hay algo que es más, y éso es exactamente el Arte. Si es que lo puedes etiquetar, porque ahora hablo como si de verdad supiera lo que es [el arte], pero en realidad creo que no lo sé (risas).

-Y hablando de ésto, en esta obra escribiste tú las letras por primera vez. ¿Cómo fue el proceso de convertir en palabras, no sé si tus sentimientos, tus experiencias o básicamente a ti misma?

Tengo que explicar ésto un poco, porque no escribí yo las letras yo sola del todo, lo hice con Oeds porque era la primera vez que escribía algo. Siempre he escrito para mí misma, mi diario y demás, pero hacerlo de una manera tan abierta, para que luego lo leyera gente, es algo diferente. Fue un reto. Pero con Oeds hablábamos del tema, en plan “¿de qué va esto? ¿Qué quieres decir? ¿Qué es lo que sientes? ¿Qué cosas quieres expresar?”, y entonces empezamos esta especie de partida de ping pong en la que yo traducía mis pensamientos y los convertía en palabras y se lo mandaba a él y empezábamos a hablar de cosas cómo “¿qué sientes?” o “¿qué quieres decir?” o “¿te refieres a ésto o a aquello?”. Y así fue cómo las letras cobraron vida. Así fue cómo funcionó.

-¿Y cómo te sentiste?

Me sentí muy, muy bien, pero al principio estaba muy insegura. Pero me fui creciendo y ahora lo puedo llevar a otro nivel. A veces tienes que practicar y después hacerlo y ver qué pasa. Y entonces te sientes más segura contigo misma, en plan “Ei, he hecho ésto. Puedo hacer ésto”, y después puedes dar un paso más.

-Tienes más confianza en ti misma.

Sí, sí.

-¿Cuáles son algunos de los temas más recurrentes en las letras?

Algunos de los temas más recurrentes… Si hablamos sobre los temas más recurrentes, siempre se habla de la Vida y la Muerte y todo lo que hay entre medias. El dolor que traen ambas. Y cómo pasé por eso o cómo podéis pasar por éso, y a veces lleva tiempo. Creo que va sobre Muerte.

-Como he dicho antes, MOLASSESS tiene esta fuerte energía, en general, y tambié tiene esta sensación de viaje, como si te llevara a otro lugar por lo que, ¿las influencias o inspiraciones del grupo dirías que vienen de Dentro o de Fuera?

Creo que de Dentro. Todo se basa en la energía. Creo que todos somos energía. Sí. Pero, por supuesto, el Interior siempre está influenciado por el Exterior y viceversa.

-Sí, y casi siempre de manera incosnciente. Tu entorno te influencia.

Sí, sí. Exactamente. Y, ya sabes, todo el debate nutrición/naturaleza. Siempre es muy interesante.

-Sí, y es una especie de círculo.

Sí, sí.

-Bueno, estoy segura de que estás cansada de responder ésto, pero me gustaría hablar sobre la canción “The Devil Lives”, que la empezó Selim. ¿Por qué decidisteis cogerla, terminarla e incluirla en el disco?
Bueno, hacer esa canción un día siempre fue una idea… No estoy tan cansada de responder a esta pregunta, la verdad (risas). Hay algunas preguntas que son mucho más aburridas y no las has preguntado, así que bien (risas).

-(laughs) ¡Lo hago lo mejor que puedo!

Lo estás haciendo genial. Bueno, esta canción estuvo casi desde el principio de THE DEVIL’S BLOOD. La compuso hace muchísimo. Y la probamos, hicimos demos, pero nunca funcionó. No funcionó en el local de ensayo y cambiamos la canción. También la ensayamos con diferentes componentes, pero no funcionaba. Así que siempre pensamos “Vale. No, no. No es ésta. Siguiente”. Así que por ahí estaba, dando vueltas. Y así siguió hasta que años más tarde, después de que Selim dejara esta vida, descubrí un MP3 en mi ordenador. No sabía qué era. Así que lo abrí, lo puse y éramos Selim y yo trabajando en esta canción aquí, en la mesa de mi cocina. Y estábamos intentando acabarla durante unas dos horas, con palabras y con estrofas que tenía que cantar. Él estaba a la guitarra y cantaba y yo cantaba. Eran como dos horas de vídeo. Así que, cuando vi eso, pensé “Vale. Significa algo. Necesitamos terminarla”. Ya no era en plan “¿deberíamos hacerlo”?, sino que TENÍAMOS que hacerlo. Así que cuando nos juntamos con MOLASSESS en seguida se me ocurrió la idea, era como si ése fuera el momento. Y a todos les emocionó la idea de hacerlo. También fue duro. Muy emocional, claro. Me alegro muchísimo de haberla hecho, porque creo que quedó genial.

-La verdad es que sí. Y también parece una forma de realzar el vínculo que tenéis con él en vuestra música y en el nombre y en todo.

Sí, claro. Quiero decir, si alguna vez hubo algo que me hizo decidir no volver a la música, éso fue que la gente esperaba mucho de mí. Daba un poco de miedo. Sabía que si nos volvíamos a juntar, especialmente los cuatro miembros del grupo, la gente tendría unas expectativas muy, muy altas, tanto que casi no podríamos cumplirlas. Ésa era una cosa. Al principio de MOLASSESS me acojonaba, la verdad, y creo que hablamos de ello algunas veces. Incluso a nivel práctico hacíamos cosas tipo “Oh, ésto suena demasiado a THE DEVIL’S BLOOD, no deberíamos hacerlo”. Pero, por otro lado, también éramos un pco rollo “Bueno, qué más da”. Quiero decir, ¿cómo podríamos no sonar a TDB? Necesitábamos librarnos de éso. Creo que fue muy apropiado que pensáramos “Vale, ésto es lo que somos y ésto es lo que hacemos y aquí lo tenéis”. Selim es parte de nosotros y siempre lo será. No podemos negarlo.

-Por lo que dices supongo que decidisteis simplemente dejaros llevar y ser espontáneos y hacer lo que sentís sin intentar no sonar a vuestro pasado.

Sí, justo éso, porque si te limitas mucho te pones unos márgenes muy estrechos. Y ahí estás jodido, porque te vas a equivocar, sin duda. Tienes que dejarte llevar y ver qué pasa y qué sale de éso.

-Sí, y si eres demasiado racional no estás siendo tan honesto.

Sí. Bueno, hablábamos de dentro y de fuera… Si dejas de pensar entrarás en esa Otra Dimensión, y ahí es dónde debe suceder todo. Y no importa, ¿sabes? Si es bueno, es bueno, y si es malo, es malo.

-Exactamente. Y bueno, aún sobre “The Devil Lives”, es la última canción del disco. Me gustaría saber qué significado tiene este tema para ti, tanto a nivel espiritual/emocional como el signficado musical al poner esta canción en el final del disco, como cerrando un círculo.

Simbólicamente creo que encajaba perfectamente como final del disco, porque el Final es el principio de un nuevo… Bueno, empezamos el disco con “Through the Hollow”, que es casi una declaración de intenciones, una afirmación de que íbamos a ser algo completamente distinto. Este corte [“The Devil Lives”], por supuesto, iba a ser un tema de THE DEVIL’S BLOOD. Al final nunca lo fue, pero aún así sentía que era una buena manera de cerrar el comienzo. El Final del Comienzo. De ésa forma, crea un nuevo principio. Es como un cierre, pero también abierto… No sé. ¿Entiendes lo que intento decir? ¿O te parece demasiado vago?

-¡Sí! Que es como cerrar un ciclo, pero también… Bueno, a fin de cuentas el Final es el Principio. Pero también es como un Portal a algo más.

¡Exactamente, sí! Éso es muy espiritual, pero sí, claro. Creo que también es  muy simbólico por la aprobación de mi hermano. Para mí éso es algo muy personal. Creo que se lo debía, el terminarlo así y hacerlo perfecto. Pero solo hablo por mí, claro, no sé cómo es para el resto de la banda. Dos de los componentes ni tan solo conocían a Selim, así que no tienen esta parte de la información. Está llena de cosas distintas.

-Y, bueno, has mencionado lo de la aprobación. Imagino que también debió de ser un reto terminarla y hacer esta canción preguntándote si le gustaría…

Claro, terminar esta canción que él empezó… Sin duda, era mi hermano, pero era un genio. Todo lo que componía era perfecto. Así que, ¿podríamos (o podría yo) estar a la altura? Pero para mí también fue muy simbólico y, de nuevo, personal, hacer esto por mí misma y ser mi propia crítica y todo. Porque en el pasado era él quien sacaba lo mejor de mí. Fue como un cierre para éso, para mi crecimiento personal, como decir “Vale, hice ésto y ahora he terminado con ello y puedo seguir adelante”.

-Éso es bueno.

Sí, es bueno. Fue una buena sensación.

-Ahora yendo a algo totalmente diferente; este nuevo disco ha salido con Season of Mist. Bastante sorprendente considerando que el EP lo sacaron Ván Records, un sello con el que habéis trabajado mucho en el pasado. ¿Por qué este cambio?

Creo que fue un cambio práctico. No tiene nada qué ver con motivos personales, porque Ván son mi familia y siempre será así. Nos queremos. Todo va bien. No era nada de éso. Pero hablamos del tema y teníamos grandes planes. O no grandes planes, pero somos seis músicos y queríamos hacer este disco y quizás necesitábamos cambiar de escenario. A veces es bueno dar un paso en otra dirección. En realidad fueron Ván quienes dijeron “Quizás deberías buscar otra cosa. Quizás sea mejor para vosotros. Quizás deberíais probar otra cosa”. Fue una sensación extraña. Para ser sincera, fue casi como si… No sé. Dio un poco de miedo hacer el cambio. Pero creo que fue una buena elección. Veremos, porque aún estamos al principio de todo. Pero por ahora va bien. Nos sentimos bienvenidos en Season of Mist. Todo va bien.

-Ahora una pregunta típica de nuestra página que siempre hacemos: ¿cómo describirías “Through the Hollow” con solo tres palabras? Y que no sean las del título, por favor. Alguna gente hace éso.

(risas) ¿Con tres palabras? Vale… Ésta es la pregunta más difícil, porque ahora me obsesiono con todo tipo de palabras estúpidas… Emoción (por) encima (de la) razón.

-Ésa era mi última pregunta, así que si ahora quieres añadir algunas últimas palabras, o algo que crees que nos hayamos olvidado… Lo que sea.

Espero que te mejores. Espero que tu salud mejore pronto, porque éso es horrible, he escuchado ésto de mucha gente que ha pasado esta mierda del Covid, que piensas que no es nada pero cuando lo pasas te suceden todas estas movidas…

-Sí, es muy bizarro.

Sí, lo es. Así que espero que te mejores pronto y que el mundo se recupere pronto también, y que podamos hacer cosas, ya sabes, algún día volveremos a estar bebiendo cerveza en algún sitio.

-Sí, y yendo a conciertos también.

Sí (risas). Pues nada más.

-Muchas gracias. Ha sido un placer.

Gracias a ti también, ha sido una conversación muy agradable.

Tania Giménez

Tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin