15 años de Queens of Steel: Philip Graves

Queens of Steel cumplimos quince años, y queremos celebrarlo de alguna forma, como con una serie de «entrevistas» breves con compañerxs, colaboradorxs, artistas involucradxs en la comunidad metalera dentro de distintas disciplinas para rememorar estos años a través de música, conciertos y, en definitiva, momentos.
No queríamos pasar por alto a todas esas personas que en algún momento han pasado por el equipo de QoS y han formado parte de esta pequeña familia, como Philip Graves (Redshark, Inverted Cross).

 

 

 

– Queens of Steel llevamos quince años dando por saco, que se dice pronto. En estos años han salido muchos discos. ¿Qué discos recuerdas especialmente o son tus favoritos de estos últimos quince años? Esos que ya casi has rallado.

 

Yo me quedo con estos, la mayoría son de hace siete, ocho e incluso once años, ya que considero que muchos discos pueden gustarme e impactarme en el momento que salen, pero está claro que si un disco se queda siempre ahí entre mis favoritos es porque ha de sobrevivir el paso de los años y he de sentir lo mismo que los primeros días. Sin embargo, hay alguno de esta lista que son de estos años recientes, los cuales no he tenido ninguna duda en meterlos.

1. Ghost – Opus Eponymous (2010)
2. Enforcer – Diamonds (2010)
3. Vektor – Terminal Redux (2016)
4. Antichrist – Forbidden World (2011)
5. In Solitude – The World. The Flesh. The Devil (2011)
6. Tribulation – The Horror (2009)
7. Iron Curtain – Road to Hell (2012)
8. The Night Flight Orchestra – Sometimes the World Ain’t Enough (2018)
9. Riot – Immortal Soul (2011)
10. Jimi Jamison – Never Too Late (2013)

 

 

– Incluso han salido nuevas bandas. ¿Cuáles son tus preferidas?
Mi preferida por encima de todas es Ghost.
Después, en mi género favorito, que es el Heavy Metal y derivados cercanos (Speed Metal, Doom Metal, Power Metal…) han salido enormes bandas internacionales como Enforcer, Ram (aunque lleven más años, han pegado más fuerte posteriormente), Vulture’s Vengeance, Evil Invaders, Stonewall, Night Demon, Leathürbitch, Stallion… A nivel nacional Witchtower, Iron Curtain, Hitten, Steel Horse, Leather Heart, The Wizards… Y a nivel local muchas otras como Deldrac, Street Lethal, Streamer, Loänshark, Mean Machine…
En cuanto a caña, me han gustado mucho Deathhammer, Ketzer, Tribulation, Cruel Force… A nivel estatal Graveyard, Insulters, Wastëland Riders…
Y en las melódicas, las que más me han gustado han sido The Night Flight Orchestra, H.E.A.T, y luego Eclipse (que igual que Ram, es ahora cuando están pegando fuerte).
– ¿Y la separación que más lamentas?
Lamenté la de Mötley Crüe mucho porque nunca los había visto antes, aunque esa lamentación ya veo que no ha servido de mucho, luego la de Slayer quizás me ha sabido también muy mal, aunque no sé hasta qué punto son capaces de volver… Pero sin duda, más mal me saben separaciones como la de Leather Heart que sacaron un gran disco de Heavy Metal, la de Wastëland Riders este año o la de Sofire, que con un cantante tan bueno como el que tuvieron en la última época habrían despegado tanto como merecían.

 

 

– Todos aquí vamos a conciertos, festivales… En quince años hemos recorrido muchos kilómetros, a veces solo nos ha hecho falta coger el metro. ¿Qué concierto o festival recuerdas con especial cariño?
Podría decir unos cuantos: Judas Priest en 2009 en el Pavelló Olímpic de Badalona (mi primer concierto), AC/DC en 2009 en el Lluís Companys, Exciter en 2015 en el Keep it True XVIII, Metal Church en 2014 en el Keep it True XVII, Kiss en 2010 en el Palau Sant Jordi, Trouble en 2013 en el Day of Doom, Manilla Road en 2017 en el Rocksound (la última vez que vi a Mark Shelton), Running Wild en 2017 en el Rock Fest… Entre muchos otros, y digo lo mismo que con los discos, no puedo decidir muchos conciertos de los últimos años, que lo decida el tiempo eso.
– Son bastantes años si lo piensas. ¿Cuál sería tu momento(s) memorable(s)? Algún hito o logro de estos últimos años, a nivel musical o personal.
A nivel musical sin duda alguna todo lo que he hecho, desde que fundé mi primer grupo con el que grabé y actué en directo por primera vez hasta que con Redshark he lanzado un EP creo que tan bueno como “Evil Realm”, salir por primera vez de Cataluña para tocar en Alicante con Inverted Cross o que Redshark abramos para una de mis bandas favoritas como lo es Exciter.

A nivel musical de fan lo mejor fue conocer a Rolf Kasparek de Running Wild, a su vez que entrevistarlo gracias a esta gran web y por supuesto ver la banda en directo.
A nivel personal conocer a la chica con la que estoy ahora, conocer y mantener a mis amigos que desde hace años siguen ahí y empezar mi primer trabajo.
– Todo evoluciona (a veces involuciona) con el tiempo, también la «comunidad» metalera. ¿Cuál crees que ha sido el mayor cambio que se ha vivido o se está dando dentro del mundillo en este tiempo? Para bien o para mal. Es que si nos ponemos a pensar, ¡hace quince años ni existía Spotify!
Hay varios cambios que se están dando, quizás el más bestia es el que comentas, el de la era del exceso de información, del exceso de comunicación y la inmediatez que nos proporciona Youtube o Spotify. A día de hoy, es muy fácil escuchar música buscando el artista, dándole al play y ya está, y si encima lo puedes hacer con un aparato que tienes en tus manos en cualquier lugar, pues ya eso es algo bestial. Por lo tanto, a día de hoy se le da más valor a propuestas más sencillas y poco duraderas en las que la persona que se pone a escuchar algo quiere que eso le entre rápido y al momento, con lo cual, eso prescribirá más rápido y para colmo, los artistas y bandas que se trabajen más a fondo su música tienden a pasar más desapercibidos y a ser valorados por una minoría.
Otro gran cambio dentro del Metal es también generacional, por ejemplo, chicos y chicas adolescentes que les empieza a gustar el Metal tienden más a seguir vertientes más modernas que clásicas, y por lo visto, no es muy de su agrado escuchar bandas de músicos cuya edad está en los 70 años, que no digo que no les puedan gustar Judas Priest o Kiss, pero está claro que no van a ser su prioridad.

 
– Mirando al futuro, ¿cuál sería el mejor escenario posible para ti si piensas en los próximos quince años?
El mejor escenario y el que más me gustaría es sin duda el de los pequeños formatos, ver conciertos en pequeñas o medianas salas, económicos, con bandas de calidad y con un público que sí está ahí es porque de verdad esto le gusta, a la vez festivales de dos o tres días en recintos pequeños yo al menos lo prefiero, y por lo visto, ahora que los grandes del Metal más clásico y tradicional se van supuestamente disolviendo, en ese tipo de festivales es donde los amantes de este estilo encontraremos cobijo para seguir disfrutando de esta música.

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin