Raquel García, fotógrafa e ideadora de Rockin’ Ladies

Raquel García lleva años formando parte de la escena Metal desde una posición importante pero que el gran público olvida a menudo: desde detrás de la cámara. Lleva años retratando a bandas en un panorama masculinizado. Años asistiendo a conciertos en los que rara vez se ven a mujeres sobre el escenario, o incluso entre el público. Eso le lleva a formar el pasado 2018 el proyecto “Rockin’ Ladies”, a través del cual ha contactado con centenares de mujeres músicas en nuestro país dentro del ámbito del Rock/Metal, lo que nos hace pensar que quizás el problema no sea que no hay artistas, sino que no se les da visibilidad. En Rockin’ Ladies numerosas artistas se han puesto ante el objetivo de Raquel para reclamar su espacio, para decirnos que están ahí y, de manera metafórica pero también muy real, de crear una red de sororidad y apoyo que atraviesa cualquier barrera.

 

 

 

 

– Hola Raquel. Ante todo agradecerte tu tiempo pero, sobretodo, agradecer tu proyecto Rockin’ Ladies. Empezando por lo típico; ¿cómo y cuándo nace tu interés por la fotografía? Y, ¿cuándo decidiste que eso era lo que querías hacer? ¿Cómo fue ese camino entre medias?
Gracias a vosotras por vuestro interés en mí y en mi trabajo. Empecé a interesarme por la fotografía muy joven. Tendría unos 14 años cuando planifiqué mi primera sesión de retrato con mi hermana y una amiga. Cogí una Ricoh de mis padres que no usaban jamás y elegí vestuario, localización, momento del día para conseguir la luz adecuada… y la verdad que no salió tan mal para ser mi primer intento y no tener ni idea de lo que hacía. Eso sí, no tomamos en cuenta que olvidé poner el carrete y tuve que repetirla.. hehe.. En aquella época la fotografía digital no existía, y pasarían años hasta que aparecieran cámaras de calidad a un precio más asequible. Mi primera cámara digital fue una Sony compacta, y de ahí ya pasé a Canon. Lógicamente en esa época yo era jovencísima y no podía permitirme estar revelando películas, así que durante bastantes años disparaba más bien poco. No recuerdo ningún momento que pensara, “oh sí, esto es lo mío”, sencillamente me fui dejando llevar por algo que me gustaba hacer, fui formándome etc… y hasta aquí hemos llegado .

 
– Y, ¿cómo terminas retratando bandas de Metal? Para sesiones de grupos imagino que debe ser como meterte en el mundo del grupo al que tienes delante del objetivo; entendiendo su concepto, plasmando lo que te transmiten con sus letras, su sonido… Al final la fotografía es un complemento de su creación. ¿Dirías que es un reto?
Bueno, yo siempre he escuchado metal, entonces lógicamente algunos de mis amigos veían las fotos que estaba haciendo y empezaron a pedirme retratos. Una cosa fue llevando a la otra y al final otras bandas que no me conocían, pero habían visto mis trabajos, acababan contratándome. Y sí, normalmente si existe la posibilidad, me gusta empaparme de todo el concepto del disco. Porque como bien dices, la imagen es parte del diálogo que la banda establece y es muy importante que todo tenga una cohesión. En cuanto a si es un reto o no… Hay casos más fáciles de captar que otros. Pero al fin y al cabo todo es un reto en esta vida, y es importante con qué actitud se aceptan o rechazan (ambas opciones son válidas). A mí personalmente me gustan los retos y los cambios, con lo cual me va bastante bien. Huelga decir que tengo una elevada capacidad empática, lo que facilita mucho mi trabajo de retratista, y me resulta bastante fácil entenderme con las bandas.

 

– En la fotografía, ¿cuáles son tus referentes o inspiraciones? Por suerte ahora tenemos fotógrafas musicales dentro del Metal a las que mirar, pero cuando empezaste supongo que era distinto.

El mundo está llenísimo de fotógrafos y fotógrafas de enorme calidad. Hay un retratista expecializado en vagabundos que se llama Lee Jeffrie que me fascina absolutamente. Cada uno de sus retratos es como un atlas de la vida del sujeto. Hay otros fotógrafos y fotógrafas que me encantan como Nona Limmen, Eugenio Recuenco,  Silwia Markis, y un largo etc… Sigo muchos paisajistas también, porque es algo que sinceramente se me da bastante fatal, y me fascinan los fotógrafos que son capaces de captar la majestuosidad de la naturaleza, otra de mis grandes pasiones sin la cual no podría vivir. Ah bueno, y supongo que todos conocemos a Ester Segarra. Para definirla en una palabra; GIGANTE.

 

– En 2018 es cuando conocemos el proyecto Rockin’ Ladies. ¿Cómo nace la idea y de quién te rodeas para llevarla a cabo?

Pues la idea, como he explicado varias veces, se va gestando a lo largo de los años fruto de una inquietud personal. Yo empecé a escuchar metal muy jovencita, y me he pateado festivales y salas de concierto, en el país y fuera de él. Y algo que al final me llamaba más y más la atención era la ausencia de mujeres en los escenarios. Como mucho veías alguna cantante, pero aun así las menos. Cuando yo era adolescente los asistentes a los conciertos eran mayoritariamente hombres, lo mismo en los bares de metal, etc… Ahora esa parte yo creo que está totalmente o casi totalmente igualada, pero no la parte de l@s músic@s. Así que me puse a investigar por internet.. y, oh, cuál fue mi sorpresa cuando al final me veo que he contactado con casi 300 músicas de todo el territorio español (y me faltan muchísimas más). Esta aventura me lleva a descubrir a Vane Balón, una periodista y divulgadora de Valladolid que en su blog Distrito V, encontramos la friolera de más de 1000 bandas donde al menos uno de sus componentes es una mujer. Bueno, casi me explota la cabeza. Porque ya vemos que las mujeres estamos haciendo música, sin embargo, nuestra visibilidad sigue siendo bajísima. Hay que trabajar, y hay que colaborar, y hay que investigar y ponerse manos a la obra para reclamar nuestro lugar y se nos tome en serio. A mí personalmente no me gustaría nada que se me diera una facilidad extra por el hecho de ser mujer, ya que si así fuera se me supondría una inferioridad. Prefiero ganarme las cosas por mi trabajo y mi valía, y por lo que he ido observando a lo largo de esta aventura, es la actitud generalizada entre las mujeres del rock y el metal. Para el desarrollo de este proyecto ha habido dos personas clave; María Neila, cantante de Alien Rockin Explosion, periodista, escritora y directora de comunicación, y Paris Lakryma, batería, actriz, activista trans, y nuestra community manager. Os puedo asegurar que sin ellas dos ahora mismo no estaríamos hablando. Ellas me han apoyado en todo, me han empujado a superarme, me animan a seguir cada día, me proponen ideas maravillosas para hacer crecer el proyecto, y sobretodo, me brindan una amistad de esas de película que te hacen sentir realmente afortunada. Ha habido muchas personas importantísimas, me dejo muchas, seguro, pero Vane Balón de Distrito Uve, Juan Bitxo, Marta Grimaldi cantante de Devil in You de Sevilla, Ana Laballo, Marga & Ana de Mallorca, Suso Valcárcel de Vigo, David Collados, Mariano Muniesa, Carlos Troncoso, Elros Alcarín, Vanessa Nane Marín, Rebeca (Moira Fee), Estefanía García, Arjan van der Wijst, Ivan Díaz  etc… Sin todos ell@s y su apoyo incondicional esto no sería lo mismo.

 

– Has pasado mucho tiempo viajando por la geografía española retratando a diferentes músicas. ¿Qué has aprendido de conocer a tantas artistas a nivel underground? ¿Quizás que solo por ser mujer hay que trabajar el doble para conseguir lo mismo que un hombre? Imagino que estos obstáculos los habrás vivido en primera persona ya que, aún detrás de las lentes, eres una mujer en el mundo de la música. ¿Recuerdas alguna anécdota que te hayan contado durante este tiempo? ¿O que hayas vivido tú?
A nivel humano me llevo una cantidad incuantificable de aprendizaje. Eso ya no me lo quita nadie. Gracias al contacto que he ido estableciendo con las participantes, y puedo asegurar que con muchas de ellas hemos empezado a desarrollar una buena amistad, me he ido dando cuenta de la magnitud del tema que nos atañe. Desde interrupciones continuas de un ensayo porque “oye tíos, que hay una banda sólo de tías! Pues no jodas! Vamos a ver, no?” Ya si eso lo de respetar un ensayo, no interrumpir, etc… ya para otro día. A dar por hecho que una guitarrista no sabe manejar su propio ampli, o una batera afinar su propio set… Y cosas mucho más flagrantes que hasta cuestan de creer… pero que lamentablemente suceden. También te diré que hay bandas que empiezan a buscar en expreso mujeres para completar su formación, y no sé hasta qué punto es por reafirmar nuestra presencia en los escenarios o bien porque creen que es trendy hoy en día y les puede dar mejor imagen. No puedo estar en la cabeza de los demás ni conocer sus verdaderos motivos, pero a mí personalmente me parece que la balanza está aún tan desigualada que hay que aprovechar las oportunidades que la vida nos de. A mí personalmente, no me han discriminado en el campo fotográfico por razones de género. No que yo me haya dado cuenta al menos. El único percance que tuve es una difamación por Facebook de un conocido fotógrafo, y sus acólitos, porque una banda decidió contratarme a mí en lugar de a él. No creo que sea una cuestión de género si no de ego puro y duro, ya que se ha ensañado por motivos similares con otros compañeros que son hombres. En todo caso, la actitud que otra persona decida tener en la vida no tiene nada que ver conmigo y no veo razón por la que debería sentirme afectada. Yo a lo mío.

 

– Mucha gente cuando sale el tema sobre las mujeres en el Metal comenta que, simplemente, no hay, pero proyectos como este dejan claro que ese no es el mayor problema, sino la visibilidad. ¿A qué crees que se debe? Aunque el Metal es un mundo masculinizado y una mujer no tiene tan fácil coger un instrumento y subirse al escenario. Al fin y al cabo la mujer en el arte, a lo largo de la historia, ha sido relegada a un segundo plano.
Pues tú misma te has contestado. Cualquiera que haya tenido el mínimo interés en la historia del arte sabe que la ventaja que nos llevan los hombres es sencillamente masiva. Desde los papeles femeninos interpretados por hombres en el teatro, a las artistas cuyos cuadros o libros eran firmados con pseudónimos masculinos o por sus maridos, etc… La realidad que tenemos es que todos y todas somos machistas. Porque venimos de un sistema machista que hace milenios que persiste, y esto amiguis, no lo vamos a cambiar ni en un día, ni en 100 años. Repito, hablamos de MILENIOS DE PATRIARCADO. Todos hemos recibido una educación cargada de prejuicios más o menos similar. Si se consigue el nivel de humildad suficiente para aceptar esta realidad, que no es una opinión, es un hecho, se puede empezar a trabajar a partir de ahí para deconstruirte, librarte de prejuicios y enseñanzas obsoletas, y reconstruirte de una forma más sana y auténtica. Buscar un modus vivendi, una actitud y una sociedad más justa para tod@s. Algunos están más avanzados que otros en ese proceso. Otros son seres de luz en posesión de la verdad universal y niegan el machismo, y no vas a meterle nada nuevo en la cabeza ni que se la abras a pedradas. No sé hasta qué punto es útil para nadie invertir tu tiempo y desgastarte en una conversación tan estéril con alguien así. Pero vamos, si uno está abierto al crecimiento personal, es perfectamente factible todo.

 
– El Metal se considera un estilo transgresor, que habla de libertad, que se supone tiene ese espíritu de hermanamiento, pero parece que solo para el hombre heterosexual. ¿Siempre has tenido esta conciencia feminista, o hay un momento en el que, tras años de ir a conciertos una se da cuenta de que las cosas no son como deberían ser?
Yo es que nací rebelde, oveja negra hahaha Evidentemente mi educación, como la de cualquier otra persona, andaba cargadísima de prejuicios. No soy ninguna iluminada, ni he tenido un entorno familiar que en absoluto facilitara mi auto-realización. He luchado, y lucho, muchísimo por encontrar mi propio camino, por ser más yo, por crecer y por aprender (y lo que me queda…) Pero tengo una suerte tremenda encontrando personas maravillosas de las que he podido aprender mucho. Y tras quitarle un poco el polvo al dogma este del hermanamiento dentro del metal, rápidamente encuentras esa fea realidad que mencionas; existe, pero sobretodo, para el hombre hetero. No es solo el ir a conciertos lo que me fue despertando la conciencia, porque desgraciadamente esto está presente en, creo, que prácticamente todos los ámbitos de la vida. Ahora bien, creo que es de justicia decir que cada vez veo más y más hombres con una conciencia bestial, unos luchadores, unos librepensadores. Mira, la verdad es que me emociona cuando veo esas actitudes, porque veo que el tiempo invertido en la comunicación da sus resultados, que aunque quede una cantidad de trabajo gigantesca por hacer, vamos por el buen camino. ¿Y sabes la mayor muestra de que nuestra lucha va bien? Que hemos creado la necesidad de que se creen partidos políticos que pretenden frenarnos. Hasta ahora para ellos éramos una pequeña mosca cojonera, pero ahora ven la amenaza real de que se les acabe el chollo de su estatus. Si no fuera así, ellos no se habrían alzado. Vamos bien, vamos muy bien.

 
– Otro tópico patriarcal que se utiliza como excusa a la invisibilidad de la mujer en el mundo del Metal es la competitividad entre mujeres pero, de nuevo, proyectos como Rockin’ Ladies echan estos tropos por tierra. ¿Has vivido, mientras conocías a estas músicas y hacías estas fotos, más compañerismo y apoyo entre mujeres que lo contrario?

Alucinarías del nivel de sororidad. Por supuesto que hay competitividad, envidias, etc… Somos humanas. Ser mujer no te garantiza conexiones neuronales extra ni un nivel de bondad más elevado. Pero creo que precisamente por los perjuicios que hemos soportado históricamente, hemos aprendido bien lo de “una mano lava la otra”. Y hay muchos periodistas que me lo han comentado, que en toda su extensa carrera jamás han visto un movimiento de unión a este nivel entre hombres. Y no porque no se haya intentado, sencillamente no les ha funcionado como a nosotras. Y la verdad, que esto suceda, y que suceda ahora, me parece doblemente importante. Me explico, mi visión es que vivimos en un momento de egoísmo máximo. De baja empatía. De dar por sentado que “mi percepción” es la más auténtica y válida. Que me importa primero lo mío y lo segundo también. Hasta el punto, fíjate, que creemos que alguien es una buena persona según sus principios coincidan con los míos. Así de deformada está nuestra capacidad de relacionarnos afectiva y efectivamente con otros seres humanos. Te pongo un ejemplo práctico facilón porque es algo que todos y todas hemos vivido; si tu pareja deja de quererte y se va de tu lado, puede pasar de ser la mejor a la peor persona del mundo, porque claro, las personas nos pertenecen y tal…. NOT!!!!!!!! Error! (y así nos va)… Es por ello, que en un momento social como el que describo, me parece especialmente precioso que tantísimas mujeres hayan sido capaces de dejar de lado sus ambiciones o diferencias personales para crear juntas algo mucho más grande que nos beneficie a todas. Es como mágico.

 
– ¿Cómo encuentras a todas estas músicas? ¿Eres tú la que se pone en contacto o, si hay alguna artista leyendo esto y quiere participar de alguna manera, puede hacerlo?
Al principio fue un trabajo titánico. Echar horas en internet a buscar músicas. Facebook fue una gran herramienta, ya que en páginas de música es más fácil detectarlas. Luego cuando fue creciendo esto y haciéndose más conocido, ya empezaron a contactarme algunas, y también muchas participantes me recomendaban otras participantes. Ahora bien, mis buenas horas de investigación me he metido entre pecho y espalda. Y claro, hablaba personalmente con todas y cada una de ellas, me molestaba en escribirlas una por una en lugar de ir copiando un mensaje tipo, mantenía una conversación, me interesaba por ellas. He intentado humanizar y crear un vínculo de proximidad con todas ellas. Para mí es un punto importante. De hecho sigo contactando con gente, y cualquiera que toque en una banda de rock o metal, puede contactarme en nuestras redes sociales, porque no me cierro a una segunda tanda de aventuras fotográficas.

 

– Y, ¿qué intentas sacar de ellas en estos retratos? ¿Qué quieres/quieren transmitir?

Con mis retratos pretendo abrir una ventanita a la esencia de esa mujer, que se transmita lo que es ella tal cual cuando toca o canta. Por eso las sesiones me las preparo relativamente. Hay cosas del setting que tengo clarísimas para que exista una armonía visual en todas las imágenes, pero en cuanto a los posados y tal, es mejor ir hablando, ir conociéndonos y que poco a poco se vayan abriendo y mostrándome su realidad. Es un privilegio cuando se abren a mí y me dejan captar con mi cámara esa esencia de la que te hablaba, que llevan dentro. Es también un poco como el mito de la caverna de Platón, pretendo traer al mundo físico en forma de una colección de imágenes, a todas esas mujeres que pululan por el país dejándose la piel haciendo música en un mundo que no se lo está poniendo nada fácil. Crear un golpe de realidad con una cantidad de imágenes tal que no se pueda negar ya su existencia.

 
– Rockin’ Ladies me imagino que requiere un proceso largo de buscar información, muchas horas delante del ordenador, y supongo que en esa búsqueda no solo has dado con músicas, sino con otros proyectos de estas artistas, o con medios. ¿Hay alguna iniciativa o proyecto que hayas descubierto con esto que te haya llamado la atención? ¿Te ha sorprendido la reivindicación que aún existe en parte de la escena, para bien o para mal?
Bueno, esto me ha dado para encontrar a MGK (Mulleres Galegas Kañeras), Asociación Sonidos de Mujer, Vane Balón de Distrito Uve como te decía antes, Las Violeteras que organizan el Marantonias Fest, Underpromotoras, etc…  Me ha sorprendido ver que hay como un movimiento global, y que nos movemos todas en la misma dirección. Nos gusta dar apoyo a todo este tipo de asociaciones y compañeras que hacen una labor verdaderamente encomiable.

 

– Obviamente es un proyecto que requiere mucho trabajo, pero también es costoso económicamente. ¿Cómo podemos contribuir?

Nos estamos financiando exclusivamente con la venta de las fotografías que conforman la exposición, y con las camisetas que nos ha diseñado Helen Sotillo, una de las fundadoras originales de Feminista Ilustrada. Inciso; Helen es una GRAN ilustradora, trabaja bien y rápido, tiene una súper actitud, es inteligente, y luchadora, y sobretodo es muy buena persona, que al final es casi lo más importante. Tiene un estilo chulísimo y la recomiendo totalmente a todo el mundo. Si queréis apoyar el proyecto, y necesitamos mucho apoyo, podéis contactarnos a través de nuestras redes sociales o en mi perfil profesional de fotografía.
https://www.facebook.com/proyectorockinladies
https://www.facebook.com/raquelgarciaphoto
Ig: @rockin_ladies   /   @raquelgarciaphoto

 


– De hecho Rockin’ Ladies podría ser un proyecto eterno, y es muy buena señal pero, ¿cuándo habrá cumplido?

Ni idea de cuándo se habrá cumplido. Yo no hago planes a largo plazo porque, como todo, es susceptible de cambio, y este proyecto está concebido para que vaya evolucionando, no se sabe qué nos traerá el futuro. Por el momento la idea es llevar la exposición a todas las ciudades posibles, por lo que si alguna asociación o Ayuntamiento quiere dar difusión a Rockin’ Ladies puede contactarnos por las redes sociales. Tenemos más planes y propuestas que iremos desvelando según se vayan consolidando. Pero entre ellos está la posibilidad de sacar un libro y de hacer otra ronda de fotos. Pero como decía, para eso hacen falta fondos, porque los dos primeros años de proyecto salió todo de mi bolsillo. He invertido muchísimo y, aunque creo totalmente en el proyecto y la visibilización para cantidad de músicas y bandas que se consigue, no puedo seguir a este ritmo. Esperamos encontrar patrocinadores y vender muchas camisetas para poder seguir trabajando a tope.

 

– También habéis trabajado duro en la promoción, imagino que eso es un proceso constante. ¿De qué manera llegas a gente y medios?
Pues generando buen contenido. La promo son redes sociales, pero también la web, todos los mailings y las convocatorias de prensa que vienen de muchos años que María lleva trabajando en esto, los carteles de Helen, Paris es una máquina de las redes sociales y sabe llevarlas muy bien. El puntal de las redes es Paris, sin duda, y sin la basta experiencia de María en el campo de la comunicación, todo esto hubiera resultado muy diferente. Entre las tres vamos sacando ideas para sorteos o promociones, pedimos fotos o vídeos a la gente con la camiseta, ensayando o cantando… etc… Es un trabajazo y yo sola no podría, de hecho las redes en general me dan bastante pereza, pero por suerte tenemos a la bestia parda de Paris que hace un GRAN trabajo. Además de todos los pateos que nos damos y las horas echadas para contestar entrevistas de radio, escritas etc… Que han sido MUCHAS. Es que es un trabajo muy infravalorado y súper importante, de hecho es vital y sin su basta experiencia todo esto hubiera resultado muy diferente. Y la verdad, nuestras redes funcionan muy, muy bien y prácticamente solas, ganamos seguidores a diario aunque no publiquemos nada, y eso nos hace pensar que había una necesidad real de que surgiera algo así. Sinceramente, no podríamos estar más satisfechas.

 

– Habéis hecho eventos físicos con una exposición del proyecto, ¿hay planes de más actividades? ¿Qué planes tienes ahora con Rockin’ Ladies?
Pues sí. Del 23 de septiembre, al 4 de octubre la exposición se podrá visitar en el Centro Cultural Pablo Iglesias de Alcobendas, y dos bandas de nuestras participantes están invitadas a actuar en el concierto de Amnistía Internacional Alcobendas del 5 de octubre, en el que también habrá proyección de las fotos de la colección. Hay una cosa que si bien está confirmada, aún no podemos decir, pero que me muero de ganas porque me hace una ilusión tremenda. Y el 22 de noviembre evento de presentación en Sevilla, en la sala Orpheus. Tenemos también varias propuestas sobre la mesa para ir a más ciudades, y cuando se confirmen al 100% las iremos anunciando. Bueno, estamos preparando ya también la presentación en Barcelona aunque aún no tenemos fecha fija.

 

 

– No me gustaría terminar esta entrevista sin tocar algo un poco más personal: ¿qué te llevas de este proyecto? Imagino que remueve pensamientos, te hace replantearte cosas, se crean vínculos, se aprende…

Os he explicado un poco antes. El valor humano del aprendizaje que me llevo es sencillamente incalculable. He conocido mujeres, y hombres, con una calidad humana excepcional. Yo creo que soy un poco mejor persona gracias a ellas, que me han contagiado aún más, su entusiasmo, su pasión, sus anhelos, su compañerismo… A mí siempre me han dicho que soy una optimista patológica, pero es que verdaderamente si reeducamos nuestra vista y nuestra mente a prestar menos atención a lo negativo, a lo que resta, a nuestras diferencias, y damos más importancia a los puntos en común y lo que nos une, el mundo se transforma. Crecemos juntas exponencialmente. Y aunque hay momentos de todo, este proyecto me ha hecho más persona, más fuerte y más sabia (no mucho, pero un poco más creo que sí hehe). No creo que pueda expresar el nivel de agradecimiento que siento de que hayan querido compartir su tiempo conmigo para crear juntas todo esto.  Pero bueno, también me ha ayudado a ver más y más claro que siempre hay un momento para que depende con qué actitudes te topas, lo mejor es decir un “fuck this shit” y enfocarte en lo que sí puedes trabajar 😉

 

– Esto es todo Raquel, ha sido un placer y te deseamos mucha suerte con este proyecto, que ojalá hubiera más. Si quieres añadir cualquiera cosa que crees nos hayamos dejado, tómate la libertad de hacerlo.
Sólo agradeceros de nuevo que me deis esta oportunidad de expresarme y me hayáis dedicado este tiempo. Os lo agradezco yo y todas las compañeras que de un modo u otro han participado. Un abrazo grande y mucha suerte con todo lo que emprendáis, gracias por vuestro trabajo.

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin