DAUTHA

Suecia ha sido y sigue siendo una gran cuna para el Doom Metal, especialmente si nos centramos en su vertiente más épica. El país escandinavo nos ha dado grandes clásicos del género y muchas son las formaciones más jóvenes que siguen recogiendo el legado de esos grandes nombres. DAUTHA son una de ellas, pero van mucho más allá dándole un giro al estilo numerosas influencias de música Folk, y también le aportan su toque único con una temática exclusivamente medieval, que además se transporta también a su imaginario.  Tras una prometedora demo bajo el nombre de “Den Förste” la banda nos presenta ahora su álbum debut, “Brethren of the Black Soil”. Mantenemos esta entrevista con el guitarrista y letrista Ola Blomkvist.

 

Read the English version

 

– Hola y, antes de todo, gracias por responder a nuestras preguntas. ¿Cómo va todo últimamente con DAUTHA? ¿Cómo os sentís al haber lanzado vuestro álbum debut?
Saludos, y gracias por dejarnos oír a través de Queens of Steel. Últimamente hemos estado ocupados, ya que las entrevistas empezaron a chorrear un mes antes de la fecha de salida del disco, y siguen llegando, lo cual es una sensación genial, por supuesto.  Tener ya el disco editado es un alivio, y escuchar de los fans y críticos que hemos triunfado en mostrar nuestra visión del Epic Doom Metal, es muy gratificante.

 
– La primera pregunta que me vendría a la mente sería qué lecciones aprendisteis de la experiencia de editar, componer y producir la demo “Den Förste” hace un par de años. ¿Fue una especie de proceso de autoconocimiento? ¿Un proceso de aprendizaje?
El lanzamiento de la demo “Den Förste” involucró mucho más que la composición, la producción y el lanzamiento, ya que también escogimos el tipo de paquete que pensamos merecía, concretamente un libreto de cartulina hecho a mano, con un borde de cuero al estilo medieval. Llevó 10 semanas, trabajando entre 5-12 horas cada día, terminar 78 copias, y este procesó me dio autoconocimiento, y lo que aprendí fue que no volveré a hacer otra vez algo así. De todas formas, parece que estoy condenado a repetir esta psicosis de artesanía cada sexto año o así, porque he hecho tandas hechas a mano similares para mis dos bandas anteriores también, THE DOOMSDAY CULT y GRIFTEGARD. Supongo que se puede ver como in ritual compulsivo realizado para celebrar el nacimiento de un nuevo recipiente para mi inspiración, o algo así. En cuanto a lo que nos enseñó la composición y producción de “Den Förste”, bueno… Nada revolucionario en realidad, simplemente a estar preparados y aprender de tus habilidades antes de meterte en el estudio. Por ejemplo, hubo un riff en particular en uno de los temas que casi me volvió loco porque no lo podía sacar bien, y el tiempo volaba. En los ensayos estaba bien, sonaba bien, pero en el estudio, solo en la mezcla, no tanto. Al final lo clavé, pero tardé una eternidad, y si lo hubiera ensayado lo suficiente fuera del local de ensayo habría ahorrado al técnico y a mí mismo mucha frustración. Así que para la grabación del disco he tomado mis lecciones y la cosas fueron muy relajadas. Otra cosa que aprendimos como banda al grabar “Den Förste” fue el tipo de producción que queríamos lograr para el largo (y esta es, por supuesto, parte de las razones por las que hicimos la demo en primer lugar), y Kristian Karlsson, de Hufvudstaden , lo proporcionó acorde con nuestra visión.

 

– Supongo que el proceso creativo tras la obra involucra muchas cosas, también a un nivel más personal. Ahora que “Brethren of the Black Soil” está hecho y sacado, ¿dirías que, de laguna forma, cobra vida de nuevo o lo percibes de una forma distinta en comparación con cuando estabais trabajando en el y se os empezaron a ocurrir las primeras ideas para canciones?
El proceso de creación del compacto, efectivamente, involucra y exige muchas cosas. Como por ejemplo que yo sea un pesado con mi pareja, y a veces con mis compañeros de banda, durante la fase más intensa de la composición. A veces tenía la mente ausente en casa  y llegaba a los ensayos con material nuevo todo el tiempo, o con cambios del material antiguo, hasta el punto que empecé a molestar a los otros. Dolores de parto se podría decir, pero necesarios para el resultado final. También, Lars y yo tuvimos que dar la guerra en cuanto a las letras contra las melodías de canciones. Suelo escribir letras como poemas terminados y, naturalmente, quiero preservar su carga original cuando se adaptan a las melodías vocales de Lars (editar letras siempre duele a su autor hasta cierto punto…), y a veces esto de reescribir lleva tiempo, lo cual hizo que Lars y yo pasáramos varias tardes juntos desbrozando mi matorral poético hasta que tenemos hooks sólidos para todos los temas. Y, por supuesto, hicimos pregrabaciones de todo el material mientras lo hacíamos, material que he pasado horas digiriendo durante largos y solitarios viajes en coche y delante del ordenador hasta que encontré que todo estaba en orden y listo para grabar en el estudio. Ahora, cuando el polvo ya se ha instalado y no hay cambios posibles, uno tiene que vivir con los fallos técnicos, porque hay algunos, pero supongo que solo aquellos que han formado parte de la creación del redondo los pueden oír, o al menos somos los únicos a quienes les molestan… Aún así, ahora es un capítulo cerrado, con errores y todo, y así es cómo lo percibo. Se ha marchado la obsesión maníaca, esa de las más lujosas emociones cuando uno está totalmente absorbido por todos los aspectos de la creación. Ahora toda mi inspiración y locura se dirigirá al disco número dos, porque así es cómo vivo y respiro, concretamente proyectos interiores. Bueno, has6ta cuando fui padre el año pasado… Porque eso me cambió la vida, de verdad. Un niño nace, un ego muere, y así es cómo debe ser, amén.

 
– Dicho esto, ¿hay temas terminados que no entraran en el disco?


Había un corte más listo suficiente bueno para nosotros como para considerar grabarlo para el disco cuando entramos en el estudio. Al final nos dimos cuenta de que habría hecho el disco insoportablemente largo, pero estad seguros de que acabará en el álbum número dos.

 
– “Dautha” significa “muerte” en sueco antiguo. ¿Cómo se os ocurrió el nombre del grupo y cómo crees que encaja/representa a toda la banda en sí?
Una obsesión mía es la peste negra y en un libro sueco sobre el tema aprendí que en nuestro país, durante la época medieval, esta epidemia se llamó “tihra dautha” (se traduce como grande/enorme/rico/voluminoso), y este fue el nombre del grupo durante casi un año antes de elegir acortarlo a solo “Dautha”. Las razones por las que elegí este nombre es, ante todo, porque nos vincula con la época medieval que me resulta más intrigante, la gran paga del siglo XIV, y también, y esto sonará surrealista, porque la fé tenía algo qué ver con ello. Mirad, un día, hace unos cinco años, encontré un libro medieval de verdad en la basura. Alguien había tirado a la basura un objeto medieval, y de toda la gente lo encontré yo, un hombre obsesionado con el medievo y que acababa de empezar una banda de Doom de temática medieval. ¿Qué probabilidades había? De todas formas, en el había imágenes de 56 grabados, y entre ellos encontré la imagen de la Muerte, o Dautha, que mostramos en la portada de “Den Förste”. Biendo esta magníficamente sombría, pero aún así cómica, figura, supe que tenía que llamar al grupo como ese tipo.

 

– Tocáis Epic Doom y venís de Suecia, que tiene una risca escena Doom Metal. ¿Hasta qué punto ha inspirado la música de vuestro país a lo que hacéis con DAUTHA?
Siendo un doomster desde que tenía quince años, COUNT RAVEN y CANDLEMASS son parte de mi ADN, así que tienen una influencia sobre DAUTHA de todas formas, ya es a nivel inconsciente, casi treinta años después. En lugar de ello diría que personalmente me inspira más la música Folk y neo Folk cuando creo las bases de nuestros temas. Bandas como FIRE+ICE, SOL INVICTUS, THE MOON LAY HIDDEN BENEATH A CLOUD, COMUS, JOCULATORES UPSALIENSES y artistas como SHIRLEY COLLINS y JOHN FLEAGLE me influencian conscientemente mucho más que cualquier grupo de Doom.

 

– De todas formas le dais vuestro propio giro añadiendo elementos Folk por ejemplo, y con letras que tratan sobre temas medievales.  ¿Cuáles son algunos de los eventos de los que hablan vuestras letras? ¿Y cómo nació tu interés por la historia?
Que la gente diga que uno tiene su propia identidad es, casi, el mejor juicio que uno puede esperar de su arte, ¡así que gracias! En cuanto a los temas y eventos que se tratan en el álbum, quiero mencionar “Hodie Mihi Cras Tibi”, la cual es una canción que se mueve en las mismas aguas que el popular arte funerario Memento Mori/Vanitas durante la época medieval después de la peste. Creo que este tipo de arte ni aún hoy se ha superado en cuanto a belleza mórbida y en lo que se refiere a retratar nuestro inevitable declive, y esta es nuestra pequeña puñalada a ello. La trama de “The Children’s Crusade” también vale la pena mencionarla, dado a su enorme escala de tragedia. Así, el evento que se ha recordado en la historia como Peregrinatio Puerorum, o La Cruzada de los Niños, tuvo lugar5 en 1212 y en realidad no fue algo exclusivamente de niños en absoluto, ya que entre los pequeños, entusiasta cruzados, había gente de todo tipo sin nada que perder, como vagabundos, prostitutas y otros marginados. Aunque nuestra narrativa bebe de la versión popular de la historia, y en ella no mencionamos las prostitutas, alcohólicos, perdedores y jugadores, en lugar de eso nos centramos en los niños, porque después de todo no estamos para aleccionar, sino para explicar fascinantes historias de calamidades. Por lo tanto, nuestros niños dejan sus casas al norte de Francia y Alemania en manadas, todos  guiados por dos carismáticos líderes, los chicos pastores profetas, Stephen, de Cloyes, y Nicholas, de Colonia, buscando la Tierra Prometida de los sarracenos. Estas masas de niños (algunas fuentes dicen que fueron 7000 mientras que otros dicen 30000) se llamaron Pueri por sus contemporáneos y se creía, tanto los Pueri mismos como la buena gente cristiana (sin incluir al clero y a aquellos en el poder), que triunfarían en su aventura por virtud de su inocencia.Majestuosos caballeros y reyes y el clero habían fracasado, pero los niños lo podrían hacer de manera pacífica, a través del amor… Es como si fuera otra vez 1968, pero en 1212… De todas formas, el plan es marchar a Italia, donde los pastores dicen a sus seguidores que Dios partirá el mar, como en el Éxodo, y dejará que sus niños caminen con el calzado seco por el lecho del mar Mediterráneo. Y es en Italia donde nuestra versión de la historia termina en catástrofe, para aquellos que no se perdieron en el camino hasta allí… Pueri = Los Niños Malditos. Y en Italia… “Maximinus Thrax” trata sobre  este emperador romano que surgió de un pasado tan simple como un chico de granja que se convirtió en primer soldado. Un auténtico desamparado que durante su reinado en 235-238 AC estaba en constante oposición con la élite rica en el senado. Un detalle curioso de Maximinus es que era un gigante real y, según fuentes contemporáneas, medía más de 250m y musculazo. Nuestra letra de esta canción sigue su carrera hasta justo antes de que lo maten por sus soldados preferidos, dejándolo triunfante, que ciertamente es una infracción en nuestra campaña de la miseria, pero que así sea. Mi interés por la historia empezó cuando aprendí historias bíblicas cuando era muy joven creo. E incluso antes de mi adolescencia empecé a leer fantasía, y a partir de ahí el giro a leer libros históricos es muy corto.

 

– Pero las letras también están escritas de una forma bastante poética. ¿Te inspira también la literatura? ¿Qué autores y libros han estado de alguna forma presentes, quizás incluso de una forma subconsciente, mientras escribías las letras de “Brethren of the Black Soil”?
Diría que el libro que más me ha inspirado durante toda mi carrera sería La Biblia, y esto es por mi educación, que fue estrictamente religiosa. También estoy inspirado por un montón de autores suecos que quizás ni os suenen, como Dan Andersson, Nils Ferlin, Pär Lagerkvist y Stig Dagerman. Karin Boye es otra preferida. También, si uno vuelve a la poesía conectada a La Palabra por un momento, debo mencionar que me gustan muchos salmos suecos, y uno de los mejores salmistas es J.O.Wallin, sin duda. Y en el tema, incluso aunque en realidad no era un salmista, sino más bien un místico y profeta, me fascina profundamente Emanuel Swedenborg y su trabajo. Estoy seguro de que estas influencias son, al menos, parte del motivo por el cual me expreso cómo lo hago en mis letras.

 

– Háblanos de la portada; ¿qué es? También tiene un fuerte toque medieval. ¿Qué hay del resto del artwork del disco? Además, para este álbum habéis fichado por Ván Records, un sello que siempre trabaja muy duro en proporcionar paquetes bellos y bien cuidados. ¿Qué tal está siendo por ahora la experiencia de trabajar con ellos?
La imagen de la portada está sacado de una reedición del siglo XIX de un libro medieval que encontré en un rastro una vez, y el resto del artwork es del mismo artista, K.Oertel. Diría que es un vanitas en su forma más bella y refleja la letra del tema título y “Hodie Mihi Cras Tibi” (así como la atmósfera general deseada para el disco) de una manera perfecta. Ván son (como yo) perfeccionistas en lo que se refiere a presentaciones, sin duda, y esta es una de las razones por las que queríamos trabajar con ellos. La verdad es que conozco a Sven desde hace ya más de una década y ha sacado todas las aventuras musicales de las que he formado parte, y supongo que solo este hecho lo dice todo sobre cómo veo nuestra colaboración.

 
– De hecho DAUTHA da la sensación de que crea una experiencia completa, de las letras al arte y la música. ¿Es esto algo que buscáis de manera consciente?
¡Es genial escuchar que crees que somos coherentes! Y sí, no dejamos nada al azar en lo referente a crear la experiencia DAUTHA. Cada componente del álbum ha sido cuidadosamente pesado para hacer la suma mayor que sus partes.

 
– Todo el disco es muy bello, pero de una manera oscura, depresiva. Hay una cita de Kenneth Anger que dice: “He encontrado una definición de lo Bello, de mi propia concepción de lo Bello. Es algo tan intenso y triste… Casi no puedo concebirlo… Una clase de Belleza que no tiene nada qué ver con la Pena”. ¿Cuán es la definición de lo Bello de DAUTHA?
Gracias, me alegra escuchar que ves belleza en nuestra oscuridad. Ahora, nuestra definición de la belleza, de lo contrario a la de K. Anger, está totalmente relacionada con la pena, ya que en la mayoría de nuestras canciones nuestro objetivo está donde la pena y la nostalgia se encuentran, dentro del dominio de la melancolía. De todas formas, la palabra melancolía no se traduce adecuadamente a la palabra en sueco, la cual creo es una descripción más precisa del ánimo que buscamos, concretamente “vemod”. Quizás se podría decir que “vemod” es una pena agridulce, pero tampoco es del todo precisa, ya que este tipo de pena sería muy lamentable si nunca pudiera pasar por pena… Supongo que se tiene que ser sueco para entender de verdad a lo que me refiero.

 

– Dicho esto, me gustaría destacar un par de temas, empezando con “The Children’s Crusade”, con su guitarra española acústica y el coro de niños. ¿Cómo grabasteis el coro y cómo se os ocurrieron estos distintos elementos?
Sentimos que era lógico tener un coro de niños cantando en latín las mismas frases que los históricos Pueri (los p0uros/niños) cantaron en la marcha. La grabación de “nuestros” niños tuvo lugar en el colegio de música municipal de Finspång, el cual es un pequeño pueblo situado a unos 30km de dónde vivimos. Resulta que Lars conoce a uno de los profesores que trabajan allí y lo arregló para que pudiéramos ir ahí con nuestro equipo y hacer la grabación. Aunque grabar a los pequeños humanos fue un poco desafiante, ya que no estaban acostumbrados a cantar en latín, así que sufrimos bastante con la pronunciación, y también estaban un poco cortados, lo cual significa que tuvimos que animarlos un poco para conseguir los niveles adecuados de grabación. Al final el resultado fue lo bastante bueno para nosotros para poder mezclar las voces de los niños con las de Richard Larsson y Kristian Karlson en la intro. La guitarra española que escuchas en la intro es cosa de Erik Öquist. Tiene mucho talento dentro de la tradición española, y cuando le pedí que elaborara un riff principal para la intro, casi sin esforzarse, se le ocurrió el perfecto acompañamiento para los niños. Un detalle curioso es que Erik, aunque es 100% sueco, creció en parte en España, por lo tanto habla un español fluido.

 
– Por otro lado, “Bagbodies” de alguna forma rompe con el patrón del resto del disco, siendo más oscuro y más experimental. ¿Cómo encajó en el contexto del álbum?
Efectivamente es diferente, y ha habido tres o cuatro críticos distintos que lo han llamado “la sorpresa del disco”, lo cual me alegra, ya que quería alejarme de las otras pistas. Aún así creo que encaja perfectamente como último tema, tiene un sentido de final y también deja que el disco termine en un tono más oscuro, y no hay otra forma de terminar un lanzamiento de Doom ¿verdad? Temáticamente encaja bien con el resto, ya que trata con los cuerpos increíblemente preservados y momificados de forma natural de hombres y mujeres PRE-medievales de los que el tema toma título.


– Entonces el tema título básicamente resume de que va el álbum. ¿Qué podrías comentar sobre el?
Empezando con el tema de la canción, se me ocurrió por trozos y ayudó en el proceso imaginar lo que un pobre sirviente le diría a su dueño/opresor rico cuando se encuentran abajo después de que la muerte te haya adjudicado a ambos  a través de la peste negra. Este pequeño método de afirmación mío hizo que el sirviente me hablara directamente, como si se canalizara. Recuerdo una ocasión en concreto cuando este hombre abusado me dijo mentalmente todo un verso. Fue una experiencia bastante interesante, son curiosas las formas del subconsciente… Y como la letra siguió llegando y ya que cada nueva parte parecía pedir una continuación, el tema se hizo más larga y épica, hasta que me di cuenta de que se había convertido, como decimos en sueco antiguo, en un verdadero “drapa”. Quiere decir un extenso poema de celebración, y en este caso lo que se adula es el poder ecualizador de la muerte. La música también vino a trozos durante el transcurso de, al menos, dos años, aunque al principio no me daba cuenta de que iban bien juntos, así que se guardaron en varios proyectos bajo nombres distintos. No fue hasta que Lars Palmqvist cogió el rifrf cuando eso se convirtió en el verso y estribillo y le puso voces cuando todo encajó junto. Y la primera vez que escuché las melodías vocales de Lars me di cuenta de que la canción sería lo bastante especial como para convertirse en el tema título.

 
– Dicho todo esto sobre “Brethren of the Black Soil”; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?
Epic Doom Metal.

 

– Y, ¿cuáles son vuestros planes de futuro a corto plazo?
Revisaremos todo el material que tenemos listo para el disco número dos y empezaremos a probarlo en ensayos. También leeré sobre los temas que he planeado usar para las letras. Algunos de los nuevos cortes en realidad ya están listos en su última encarnación y, tal y cómo pinta ahora mismo, al menos un par de ellos se basarán en algo de historia local. Hora de disfrutar de dónde estamos.

 
– Esto es todo, gracias una vez más por responder a nuestras preguntas. Si quieres añadir algunas palabras finales; tómate la libertad de hacerlo.
Gracias de nuevo por tenernos en Queens of Steel, ¡espero que tengamos motivo para hablar de nuevo cuando salga el disco número dos!

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin