EXUMER

exumer logo EXUMER, la legendaria banda germana de Thrash Metal, es una de esas tantas de su época, que ha ido y venido en numerosas ocasiones. Lanzaron dos álbumes, hoy considerados de culto, durante la década de los 80, se disolvieron varias veces, volvieron otras tantas, hasta que en 2008 llegó su regreso más estable. Dando sus frutos en su tercer álbum en 2012, y este año han vuelto con un gran “The Raging Tides”, que es el cuarto largo de la banda en más de 30 años de carrera musical. Prácticamente coincidiendo con la fecha de salida de su nueva obra los germanos pisaron territorio español por primera vez en su historia, así que no dejamos escapar la oportunidad de encontrarnos con ellos escasas horas antes de su fecha en Barcelona, la primera de la gira, para charlar con el vocalista del grupo, Mem von Stein, y con el indagar en su nueva obra y repasar brevemente su carrera musical.

 

englishEnglish audio

 

– Hola, muchas gracias por vuestro tiempo.
Sí, gracias por entrevistarnos.

 
– Si no me equivoco, esta es vuestra primera fecha en España.
Sí, primera fecha de la gira.

 
– Ah, ¿de toda la gira?
Sí, empezamos aquí y, básicamente, empezamos por el sur y vamos hacia el norte.

 
– Y, ¿cómo os sentís al respecto? ¿Cuáles son vuestras expectativas?
Bueno, somos muy positivos. Las respuestas del disco han sido muy positivas, mejor aún que para el anterior, así que nos da mucha esperanza. Nunca hemos tocado en España, por lo que esto es como una prueba. Veremos si sale bien. Si sale bien estaremos muy contentos, pero ya sabes, básicamente todo lo que podemos hacer es dar conciertos, sacar discos, tocar… Hacemos nuestro trabajo. Veremos qué pasa.

 

– Espero que vaya bien.
¡Y nosotros! (risas).

 
– Bueno, pues os formasteis en los 80. Habéis ido  venido varias veces, por así decirlo, y aunque lleváis bastante tiempo, este es vuestro cuarto disco así que, ¿cómo os sentís al estar de vuelta sacando vuestro segundo álbum desde que os reunisteis?
Muy bien, creo que este disco es un resultado de nosotros girando durante los últimos 6 o 7 años. Ya antes de este sacamos otro disco, y ahora estamos ya en marcha, en nuestro rollo. En nuestro mejor momento básicamente. Cuando volvimos en 2008 tuvimos un par de cambios de formación, tuvimos que trabajar en el álbum de vuelta, así que ahora es mucho más cohesivo. Tony lleva con nosotros desde 2009, Matthias desde 2010 y Marc lleva con nosotros ya 3 años. Así que ahora es más como una unidad. Creo que por eso este disco salió tan bien también. Podéis escuchar eso en la música, y en la producción, y en todo.

 

– Entonces, de alguna forma, esto es el resultado de en lo que os ha convertido la experiencia a nivel musical…
Sí. Cuando empezamos éramos críos. Éramos adolescentes, y nuestro trabajo era muy limitado, pero estábamos muy inspirados por lo que sucedía en ese momento. Y también en aquella época todos los discos, los discos de cualquiera… Quiero decir, si escuchas los primeros discos de MEGADETH, y nos encantan, lo escuchas con nostalgia, pero si de verdad piensas en ello, no son unos grandes discos, no son unas grandes producciones. Pero todos los álbumes eran así. Creo que ahora la tecnología ayuda; con un presupuesto medio puedes conseguir un buen sonido y creo que eso, definitivamente, es… Ya sabes, sacamos provecho de ello. De críos no podíamos porque no existía, pero también hemos evolucionado como músicos, hemos tenido experiencia en directo… Todo eso sale en este disco.

 
Exumer-4
– Y, hablando de producción, creo que habéis tenido un sonido muy bueno, pero no es mecánico, como muchos discos hoy en día. Con las herramientas que hay hoy, y la tecnología, ¿es fácil conseguir un sonido bueno pero sin sonar mecanizado?
Creo que lo que intentamos hacer es seguir fieles al rollo de nuestros discos de los 80, que son muy orgánicos, porque así era entonces. Si una parte no estaba bien, teníamos que tocarla 15 veces, o 50, no la hacías una vez y la editabas, como se hace ahora. Así que cogemos ese rollo, esa pasión, y la intentamos poner en los trabajos de ahora y hacer que suene lo más orgánico posible. Sé a lo que te refieres con lo del sonido mecanizado, creo que si tienes un grupo grande, tienes un presupuesto más alto, y es muy fácil sentarte y hacer que suene lo más perfecto posible. Pero así se vuelve más frío. No tenemos grandes límites de tiempo, pero tenemos un plazo, y tenemos que cumplirlo así que seguimos trabajando en los parámetros de cómo se hacía en los 80, y eso es una ventaja para nosotros.
Matthias: También porque cogimos al productor adecuado, Waldemar Sorychta.
Mem von Stein: Sí, lo elegimos por primera vez porque habíamos estado escuchando el “In War and Pieces”, de SODOM. Ese fue el disco que había grabado antes de grabar con nosotros. Nos gustó y Matthias lo conoce de… Conoce a gente que…. ¡¡¡Conoces a SODOM!!! (risas). Así que nos juntamos con él para el primer disco y desarrollamos una relación de trabajo muy buena, y teníamos claro que queríamos volver a eso. Fuimos un paso más allá, fuimos muy amables y entonces tuvimos la idea de quizás regrabar una canción, que es “Hostage to Heaven”. Se convirtió en algo más que una relación de trabajo. No me malinterpretéis,  es una relación de trabajo, pero todos sabemos qué esperar los unos de los otros y el rollo es muy bueno.

 

– Entonces imagino que esto también debe brillar en el resultado final.
Sí, absolutamente. Si estaos cómodos… Ponlo de esta forma; en este momento de nuestra vida ya tenemos una edad, no es tan fácil estar dirigidos por otros, si alguien tiene la habilidad de decirnos “mira, esto suena genial, pero si puedes tocarlo con más ataque, sonará mejor”…
Tony: Es la verdadera definición de productor, porque muchos cambian el sonido. El escuchaba algo y decía:  “ponedlo así”.
Mem von Stein: Sí, exactamente. Por eso el hace eso. Confiamos en el. Como dice Tony, el decía “quizás podrías cantarlo así”, y el 99% de las veces que lo intentaba, sonaba muy bien, “lo cojo”. Son ideas, no cambia líneas vocales, sino más bien a nivel rítmico, decía “Cántalo da-da-da-dá-da-da-dá» en vez de dá-da-dá-da-da-da-dá», lo que sea. Pequeñas cosas. Y, de repente, cambia todo el aroma y lo hace más vivo.

 
– Yendo al disco en sí, creo que es, quizás, más “old school” que vuestro anterior disco.
¡Sí! Definitivamente. ¡Involucionamos! (risas) Volvemos atrás.

 
– ¡No es malo!
No, creemos que no lo es.

 

– ¿Teníais una idea clara de cómo queríais que sonara este disco? ¿O fue algo más espontáneo?
Empezamos a coleccionar riffs hace unos 2 o 3 años, y básicamente empezamos aquí y allá y comenzamos a trabajar en ideas como banda cada vez que teníamos tiempo, digamos que entre giras. Nos juntábamos y jugábamos con ideas. Terminábamos, juntábamos más riffs, nos mandamos Ray y yo los riffs, las ideas, las líneas voces, cosas como letras. De forma orgánica llegamos a eso. No queremos sonar a nadie, pero la gente siempre dice “Oh, está canción suena a SLAYER”… No nos importa, en mi mente y en la de Ray suena a EXUMNER, porque sino no estaría en el disco. Así que eso es lo principal cuando componemos música: tiene que sonar a nuestra banda y tiene que ser reconocible como el grupo, y también como… Cualquier cosa que puedas cantar creo que es un plus, y Ryan compone riffs tan simples como AC/DC, pero que son simples y geniales. Coges eso, lo pones en el Thrash y ese es el enfoque que tenemos. Haciéndolo simple pero no tanto como para que sea estúpido, sino reconocible.

– De hecho creo que la portada también es más clásica.
Sí, sí. Esta vez el chico que la hizo es un amigo nuestro sueco, solía comprarle camisetas. Diseñaba camisetas de grupos, de grupos de Metal “old school”, e incluso de grupos de Hard Rock. Entonces estábamos pensando en quién podría hacer el artwork. Yo ya tenía la idea de la portada y del concepto del disco. Hablé con el… No quiere que digamos su nombre, ni tan solo quiso que le pusiéramos en el disco, es muy old school, pero un chico muy majo. Conocía al grupo y le dije que estábamos buscando alguien que pudiera trabajar con nosotros para el próximo disco, y creo que nos mandó dos versiones, o dos diseños, y al segundo dijimos: “sí, este es”. Queríamos volver al rollo clásico, porque ahora creemos que es más apropiado. Cuando volvimos no queríamos que se nos metiera en el rollo “es una banda old school, con portada old school, canciones old schol…”, todo es old school, y entonces parece que tengamos 150 años. No es eso por lo que volvimos, sino porque teníamos algo que decir, creíamos que el grupo aún era fresco. Tenemos a gente joven tocando con nosotros, no hay razón de ser old school en todo. Pero ahora, después de estar reunidos desde hace 8 años, otra vez podemos hacer o que queramos. Nadie puede decir “Oh, hacéis algo old schol”, porque “FIRE & Damnation” no era así. Es como si ya hubiéramos cogido el tono. Así que nos sentimos muy bien con este artwork. Pensamos que era lo adecuado.

 
– El disco es Thrash Metal, rollo ochenteno, algo de Power… Con “Power” no me refiero al Power escandinavo, sino…
(risas) Sí, sí, lo sé.

 
– Pero hay una canción que me llamó especialmente la atención: “Sacred Defense”. Creo que tiene ciertos toques Speed Metal.
¡Absolutamente! Sí, sí.
– ¿Hay algo que puedas comentar sobre este tema?
La idea era más componer un corte muy agresivo, y rápido. Lo que intentamos hacer en este disco fue hacerlo más interesante, e incorporar raices Metal old school, así que tenemos dos medios tiempos en este largo, “Catatonic” y “Shadow Walker”. Pero es más como algo nuevo. Creo que “Sacred Defense” es mas como si sacáramos toda la mala leche. Pensamos “hagámoslo”. Fue algo más impuesto, no improvisado, sino que fue en plan “vamos a por este tipo de corte”. No es tan larga como el resto de pistas. Es muy directa, en las letras creo que la estrofa son unas 4 frases o así, y va directo al centro. Así qnue la idea fue ataque, ataque, ataque.

 
– Creo que es una de esas canciones que podría funcionar muy bien en directo pero, ¿cuántas canciones de este nuevo disco estáis tocando? ¿O tocáis más de vuestros dos primeros trabajos?
Ahora mismo tendremos medio disco en directo, así que 5 temas. El disco son 10 temas y vamos a poner 5 nuevas en el repertorio. Veremos cuáles funcionan mejor, así que elegimos 5 pero a lo mejor alguna funciona bien y quitamos una y la cambiamos por otra. Esta gira asentará el tono de lo que queremos hacer durante los próximos 2 o 3 años de tocar en directo.

 
– Dicho todo esto sobre “The Raging Tides”; ¿cómo lo describirías con solo 3 palabras?
Marc: The-Raging-Tides (risas).

 

– (risas) Iba a pedir algo más elaborado.
Mmmm… ¿3 palabras? Mmmm… Incesante, agresivo y dominante.

 

– Vale, pega. Y bueno, ahora sois considerados como una banda de culto. ¿Es como una responsabilidad o cómo os sentís al respecto?
Bueno, la gente le da a otras cosas o bandas, o lo que sea, un término al cual les gusta asociarlo. Somos nosotros. Cuando empezamos este grupo hace 30 años no pensamos que iba a ser una banda de culto, solo es algo que la gente aprecia… Y ni tan solo lo sabíamos. La primera vez que de verdad nos dimos cuenta fue cuando fuimos a tocar en el Inferno Festival, en Noruega, y no entendíamos por qué nos habían invitado. Hablamos con los fans, hablamos con las otras bandas, y les gustaban mucho nuestros discos de los 80. En su mente tenían ideas distintas de las que teníamos nosotros, así que la parte de ser un grupo de culto es como una fabricación. Pero es muy halagador, es algo muy agradable, pero es algo que te lo da otra gente. Nuestra responsabilidad es hacer buenos discos y dar buenos conciertos. Eso es todo (risas). El resto depende de la gente.

 

– Y, ¿dirías que, quizás, tenga algo que ver con ello el hecho de que no os hicisteis tan grandes como, por ejemplo, no sé, KREATOR, SODOM…?
¡Sí, sí! ¡Totalmente! Estamos 100% seguros de que es por eso. Nuestro catálogo son 4 discos y esos grupos…
Tony: Tienen 44 (risas).
Mem von Stein: Sí (risas), tienen muchos discos. Así que, de alguna forma, han tenido una carrera muy viva y nosotros hemos tenido parones. Ahora tenemos 4 discos, de los que estamos muy orgullosos, y están dentro del espectro de lo que pensábamos cuando empezamos el grupo. Cuando me puse por primera vez en contacto con Ray, cuando éramos críos, en un concierto de SLAYER, le dije “quiero empezar un grupo”. Tenía muchas ideas de cómo tocar; Thrash Metal al estilo los antiguos SLAYER (ahora los antiguos SLAYER, pero entonces eran SLAYER), METALLICA, EXODUS… Y dijo “sí”. Cuando empezamos la banda esa era la idea. Es muy ilusorio todo esto de ser “de culto”. Nuestra responsabilidad es hacer que suene a EXUMER. Eso es todo. No podemos hacer riffs con otro sonido.

 

– Y hoy en día, con la tecnología, las redes sociales… Supongo que llegareis a gente que ni tan solo había nacido cuando sacasteis vuestros primeros lanzamiento.
Definitivamente. En los últimos 5 o 6 años hemos tocado en Los Angeles en dos sitios. En América no puedes beber si tienes menos de 21 años, y la primera vez que tocamos en Los Ángeles, entradas agotadas, 300 personas, siendo cabezas de cartel de una locura de festival, y la bebida más consumida fue agua.
Tony: ¡No por nosotros!
Mem von Stein: ¡No por nosotros! (risas).

 

– Imagino (risas).
Así que, básicamente, el 80% del público tenía menos de 21 años. No habría habido manera de que supieran de nosotros sin las redes sociales y todo eso. Lo cual es genial. Y saben más de nosotros de lo que hicimos que Exumer-2nosotros mismos, porque nos olvidamos (risas).

– Y bueno, también tocasteis hace algunos años en el Keep it True, que creo es un festival que, de alguna forma, ayuda a…
Traer de vuelta.

 
– Sí, a traer a grupos de vuelto y también a darlos a conocer a gente más joven. ¿Creéis que festivales como este tienen algún tipo de efecto en la escena Metal alemana?
Tocamos el verano pasado en un festival llamado Headbangers Open Air, y fue muy bueno para nosotros. Leímos las crónicas y era divertido, porque siempre habrá los 3 tíos al final de todo, con los brazos cruzados y murmurando, pero en una de las crónicas decía “incluso los 3 tipos gruñones se tuvieron que callar después de la tercera canción”. Porque había un ambiente, una energía muy buena. La gente te volvió loca, y eso nos hizo volvernos locos nosotros. Fue un concierto muy bueno, una actuación muy fuerte y mucha diversión. Ese fue un ejemplo muy agradable cuando hablamos de festivales old school, que son muy íntimos, hay solo unas 300 personas. Y hube stagediving… Fue realmente genial. Lo pasamos muy bien. Tocaron bandas antiguas geniales. SATAN tocaron ese año, el año pasado… Es genial. Definitivamente, ayuda. Esos festivales a veces pueden ser un poco demasiado restrictivos, y a menos que encajes en un cierto tipo, no apareces en esos festivales, lo cual te deja de nuevo de lado, y no quieres eso. Pero puedes elegir. Lo que intento decir es que si nos invitan a un buen festival, tocaremos, pero si es demasiado old school, donde todo el mundo lleva muchos pinchos… No puedo. Quiero decir, míranos, básicamente vestimos como vestimos y así es cómo nos subimos al escenario. Eso es todo. Pero eso es el Thrash. Cuando empezamos… Me encanta el Black Metal. El Black Metal antiguo. Crecí con eso; VENOM, HELLHAMMER, FROST, pero nunca pensé que para mí fuera realmente necesario vestir con todo eso. A mí me gustaban las zapatillas altas, vaqueros y camisetas cortadas. No sé por qué ahora en algunos sitios tienes que llevar uniforme. Que le jodan. Viste como quieras.

 

– Bueno, pues ahora, antes de acabar, si quieres añadir algunas palabras finales para todos aquellos que os vayan a ver en esta gira y a escuchar la entrevista…
Oh, gracias por tomarte tu tiempo para hablar con nosotros. Estamos muy emocionados de estar en España por primera vez, y gracias a la gente que nos ha apoyado durante las últimas 3 décadas. Esperamos tener una gira muy buena y volver pronto.

 

 

exumer ent

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin