KROKUS

Los suizos KROKUS no necesitan presentación alguna. Tras más de 30 años de trayectoria y las inevitables y eternas comparaciones con AC/DC, ellos han demostrado con su Hard Rock con toques de Blues y momentos de Heavy Metal, que su receta resulta tan única como infalible. Nada les ha parado, ni los cambios de formación, ni los años 90, tan duros para las bandas del género, y ahora regresan con un nuevo álbum en el que derrochan la energía de siempre, «Dirty Dynamite». Hoy tenemos el placer de mantener una larga charla con su vocalista, Marc Storace, con quien indagamos un poco en su nueva obra y con quien también repasamos su extensa trayectoria.

Read the English version

– Para empezar, es un placer y un honor para mí poder entrevistar a una de mis bandas favoritas. ¿Qué tal estáis en estos momentos?

Ahora mismo estamos ocupados preparándonos para tocar en festivales de verano, empezando con el Sweden Rock Festival el 7 de junio.

 

– Volvéis a la carga con un disco llamado «Dirty Dynamite». Explícanos un poco cómo nace este álbum.

Tras el éxito de «Hoodoo» nos tomamos nuestro tiempo para componer y grabar temas nuevos sin ninguna presión en cuanto a tiempo. Nuestro objetivo era sacar un gran álbum que sonara a Blues Rock junto con mucho carácter en cada una de las canciones. Finalmente volví a cantar todas mis líneas en los legendarios Abbey Road Studios, en Londres. THE BEATLES hicieron famoso ese sitio en los 60, pero PINK FLOYD y THE ROLLING STONES también grabaron ahí. Podía sentir sus fuertes vibraciones saliendo de las paredes mientras cantaba en Studio 2, y terminamos todo el compacto en solo 3 días… ¡Un sueño hecho realidad!

 

– Cuéntanos el por qué del perro fumando en la portada. Solo verla ya da la impresión de que va a haber mucho Rock n’ Roll. ¿Cómo la elegisteis? ¿O se os ocurrió?

La novia de uno de los del grupo tiene un perro así y, simplemente, ¡se ve tan genial y gracioso que decidimos ponerlo en la portada! Los Bulldog rezuman mucha tranquilidad, ¡pero también parecen traviesos!

 

– El disco básicamente es un alarde de feeling y Rock n’ Roll. ¿Ha salido el resultado final como esperabais?

Debo admitir que durante un breve periodo de tiempo me parecía extraño alejarnos del enfoque rimbombante que esperaba, como en «Longstick goes Boom» y «Eat the Rich». Nuestra creatividad musical ha evolucionado un paso más. La gran imagen se desplegaba en cuanto más demos se iban produciendo. Todo quedó más Blues que cualquier cosa que hubiéramos hecho antes, y esta actitud relajada nos permitió ponerle más emoción a la ejecución e interpretación vocal.

 

– Es obvio que a lo largo de vuestra carrera os han comparado con AC/DC, y eso se nota en los redondos, pero para los que escuchamos y amamos a las dos bandas, siempre vemos la diferencia. Y ahora quiero que tú me digas qué tiene KROKUS que gusta tanto. Mucha gente dice desde finales de los 80 que si los discos de KROKUS los sacara AC/DC serían un bombazo.

Tal y como yo lo veo, los hermanos Young tuvieron la suerte de venir de una familia musical con éxito y conseguir tener gente profesional importante a su alrededor todo el tiempo. Por supuesto, siempre han tenido talento y el conocimiento para empezar, sin lo cual ninguna ayuda de fuera les haría grandes. Por otro lado, aunque KROKUS crecimos en un país lleno de apasionados amantes de la música y grandes festivales musicales, tuvieron que luchar muy duro para ganar reconocimiento. En la dicha y en la adversidad, finalmente rompimos el hielo y disfrutamos extremadamente de los gloriosos 80 en Europa, Canadá y USA. Nuestra música Hard Rock, al estar basada en buenos riffs, Blues y boogie, automáticamente fue comparada con AC/DC, y después estaba mi voz y la de Bon, la inevitable comparación. Aunque nuestros trabajos siempre han ofreciendo más variedad… Un espectro más amplio de canciones… Y esa es la gran diferencia… ¿¡Quizás esa haya sido la mayor buena racha que nos ha ayudado a sobrevivir durante tanto tiempo?! Sí, e incluso compusimos pistas que algunos periodistas describieron como «los cortes que AC/DC jamás compusieron». Un gran piropo, ciertamente… Estoy seguro de que eso también nos ha ayudado (sonrisa).

 

– Al hilo de la anterior pregunta, noto que desde el redondo «Rock the Block» del 2003 hasta la fecha, las 4 últimas placas que habéis sacado siguen la tónica del sonido de directo y Rock n’ Roll. ¿Ha llegado KROKUS a un punto en que esta clase de álbumes son los que mejor los define?

Creo que todo es una cuestión de energía. Algunas de nuestras obras tienen una energía diferente a las otras. Creo que veréis esta característica en bandas que han sobrevivido durante tanto tiempo. Los músicos también son como la demás gente, no nos es posible pasar por la vida rebosando el mismo tipo de energía cada día, y eso afecta a nuestra composición, por supuesto. Desde «Rock the Block» la banda se ha vuelto otra vez más orientada al directo. Uno debe escuchar nuestro doble disco en directo, «Fire & Gasoline», para ver a lo que me refiere. Estuvimos desplazándonos de un país a otro «kickin’ ass and takin’ names», como dice el viejo dicho americano (sonrisa). El espíritu del Rock n’ Roll está en todo su esplendor durante esos momentos estáticos mágicos en los que la adrenalina que llena al grupo se impregna en sudor, ¡¡¡tocando en directo en un escenario lleno de humo ante un apasionado público vibrante!!!

 

– Ya que tengo la oportunidad de entrevistaros, me gustaría repasar un poco la historia de la banda, si eres tan amable. Tú, Marc, entras en el combo en 1980, con «Metal Rendez-vous». ¿Qué conocías antes de la formación y cómo fue tu entrada en ella y la salida de este trabajo?

Conocí al grupo por primera vez durante una prueba de sonido que estaban haciendo antes de telonear a mi anterior banda, TEA. Sacamos a KROKUS a la carretera con nosotros para promocionar nuestra gira «Tax Exile». Fue el tercer y último disco de estudio de TEA: La banda había estado componiendo, grabando y girando durante más de 6 años y éramos bastante conocidos por toda Europa dado a nuestra especial tipo de música Hard Rock progresiva. Nuestros tres discos los produjo Dieter Dierks, el hombre que estuvo tras los primeros SCORPIONS. Entonces yo vivía en Londres, cuando un día sonó el teléfono y Chris, el bajista, me pidió que fuera a hacer una jam. Después de un fin de semana en Solothurn, ¡no hubo vuelta atrás! Bastante pronto estábamos girando por Europa y después grabamos «Metal Rendez-vous». Nunca olvidaré los divertidísimos momentos que pasé con Tommi Keifer, nuestro guitarrista solista. El tío tenía un talento increíble… También muy sensible y profundamente bluesy. Sus destacables solos en ese redondo perdurarán por siempre en la historia del Rock. Descansa en paz querido Thomas. ¡Se armó una buena después de mi disco debut! ¡Nuestro manager recibió ofertas de toda Europa y en seguida también de USA! Finalmente pudimos volar y entretener a nuestros nuevos seguidores al otro lado del charco… ¡Un sueño hecho realidad!

 

– Del 80 al 83 sacáis 4 compactos. Entre «Metal Rendez-vous» y «Headunter» hay una evolución del Hard Rock al Heavy, pasando por el Hard and Heavy. ¿Cómo fueron esos años? KROKUS supisteis integraros muy bien en el Heavy Metal de los 80, ¿qué recuerdas de esa época?

Los músicos de la vieja escuela, como yo, te dirán que aunque nuestro redondo se llamó «Metal Rendez-vous», estaba lejos de ser algo cercano al Metal. De hecho fue un trabajo de Hard Rock muy melódico. «Hardware» y un incluso más duro «One Vice at a Time» evolucionaron hacia la dirección metalera. Entonces vino el último punto de inflexión… ¡»Headhunter»! Ese fue el disco más Heavy Metal que hemos editado. Junto con el productor de JUDAS PRIEST, Tom Allom, al mando, ¡nos dirigimos hacia las oscuras y peligrosas aguas metaleras y ganamos la batalla! Rob Halford y Jimi Jamieson unieron fuerzas para hacer algunos coros. Steve Pace tocó la batería como si su vida dependiera de ello. El escenario estaba preparado… ¡¡¡Lo dimos todo!!! Fuimos recompensados con un disco de platino en USA, el álbum «Headhunter» es nuestro trabajo mejor vendido hasta la fecha, con la épica balada «Screaming in the Night» aún llenando las ondas rockeras por todo el mundo. Incluso nuestros dos vídeos más destacables de esa época, «Screaming in the Night» y «Eat the Rich», siguen adornando Youtube para llevaros de vuelta a los gloriosos días en los que la MTV aún era un canal de vídeos que ponía clips serios de Rock y las compañías discográficas aún podían permitirse pagar las giras de los grupos (sonrisa). Una o dos canciones reales de Metal encontraron su camino hacia su repertorio desde entonces, pero como muestra nuestra nueva obra, «Dirty Dynamite», hoy en día navegamos por aguas menos turbias.

 

– Tu primera etapa en la banda acaba con «Heart Attack», un rabioso compacto de Heavy Metal que bien podría haber estado en los años de «Headhunter». Para mucha gente es un plástico muy bueno de Heavy Metal. ¿Cómo surge un nuevo trabajo así, de nuevo tan Heavy?

Después de «Headhunter» y de una enorme gira por USA en pabellones, experimentamos más cambios de músicos. La compañía discográfica, nuestro agente de booking y management se pusieron manos a la obra a las espaldas de Fern y mías, alejándonos del Heavy Metal y llevándonos de vuelta al Hard Rock. ¡Se convirtió en una situación de vida o muerte! Así que salimos con «The Blitz», seguido por «Change of Address». Ambos discos decentes, pero les faltaba un toque. Es por ello que entonces nos cambiamos de sello y compusimos «Heart Attack», un álbum con el sonido que querían escuchar nuestros fans.

 

– Tú ya desde el 88 al 2003 no vuelves a grabar con KROKUS, excepto en el 95, con «To Rock or not to be». ¿Por qué no fluctúa de nuevo la reunión? ¿O solo fue algo puntual?

En general el Hard Rock estaba pasando por momentos duros. Fernando tuvo problemas de salud. Yo estaba criando a mis hijos junto a mi querida mujer. Fue divertido estar de nuevo juntos en el 94 y 95. Compusimos y grabamos de nuevo, y nuestras dos giras suizas fueron increíblemente bien… ¡Fue genial estar de vuelta! De todas formas, la realidad a la que nos encontramos en el resto de Europa fue que tendríamos que girar bajo nuestras necesidad económicas. ¡Nadie quería volver a quemarse! Así que fue entonces cuando decidí tomarme un descanso y dejar el luchar para otro día.

 

– Otra pregunta es por vuestro éxito en América. Allí siempre fuisteis muy grandes; ¿a qué crees que se debe?

Simplemente, no había otra banda en América que sonara o se viera como KROKUS. ¡Giramos hasta nueve meses sin parar en un año! ¡Nos encantó estar en la carretera y trabajarnos nuestro camino de teloneros a invitados especiales hasta cabezas de cartel en 3 años! No está mal para un combo de la pequeña Suiza con un cantante de la enana Malta… (sonrisa).

 

– Y, de vuelta al presente, ¿qué futuro espera a KROKUS? ¿Tenéis planes de futuro?

Somos bastante flexibles y nos tomamos las cosas como vienen. Acabamos de terminar de agotar las entradas en las fechas de la gira suiza, la cual llamamos «The Close Contact Dög Tour». Nuestro nuevo disco de estudio, «Dirty Dynamite», pasó de disco de oro a disco de platino, y ahora nos estamos preparando para tocar en algunos festivales de verano europeos como el Sweden Rock Festival y el Hellfest, y de vuelta a casa para el Moon and Stars, etc. Mientras tanto, nuestro managemnt y bookers están negociando algunas otras peticiones. Podríamos tocar hasta tan lejos como en Sudamérica y Asia. ¡Japón está, ciertamente, está en mi lista personal de preferidos! USA y Canadá también están llamando. Es una putada no haber vuelto a España desde nuestra gira «Hellraiser» con HAMMERFALL. También espero que salgan muchas peticiones y que todo vaya bien, ¡así podremos venir y rockearos una vez más! Para actualizaciones de giras e info de la banda, por favor, id a: www.krokusonline.com

 

– Y una curiosidad; ¿sabes por qué le pusieron a la banda el nombre de KROKUS?

Thomas y Chris estaban una vez paseando por el campo fumándose un porro y Thomas dijo «K-rrrok-us» (sonrisa).

 

– Pues por nuestra parte nada más, para mí ha sido un placer poder entrevistarte. Siempre digo que hay bandas que te gustan y otras que no solo e gustan, sino que son entrañables, y para mí KROKUS es una de ellas. Muchas gracias.

¡Para mí también ha sido un placer! Me alegro de que nuestra música te toque… Debe ser el elemento Blues, amigo. Rock on!

Marc Storace www.facebook.com/marcstorace

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin