TXARRENA

Enrique Villareal (quizás más conocido como El Drogas) es una persona llena de inquietudes y que cada día se despierta con ganas de hacer algo nuevo. Eso es, entre otras cosas, algo que nos cuenta en esta breve charla que mantuvimos con el con la excusa de haber retomado TXARRENA, un proyecto que creó hace ya más de dos décadas y que marca ahora su regreso con “Azulejo Frío” (aunque a su salida le ha seguido también el DVD/CD en directo “Con Nocturnidad y Alevosía”. A Enrique todavía le faltan muchas cosas por hacer y está claro que vive para la música, lo cual podréis adivinar a través de esta conversación teléfonica que mantuvimos con este rockero.

- Hola Enrique, muchas gracias por tu tiempo y bueno para empezar, hablar un poco de TXARRENA, que es un proyecto que tuviste apartado mucho tiempo. ¿Por qué decidiste hacerlo volver a la vida ahora?

Se dan diferentes razones. La principal es la gente con la que me apetecía poder poner en común ideas musicales, canciones, acordes de Rock n Roll y un poco a partir de ahí, nos empezamos a reunir en los locales de ensayo y el retomar ese nombre de ese proyecto que empezó en 1992, viene también marcado por la epifanía de una historia de un trabajo muy denso que requirió mucho de mi mentalmente y me apetecía algo más liviano. Entonces se juntan las dos cosas: la gente con la que me quería juntar y un nombre de algo que no me supusiese pues como quien dice empezar de cero o comerme el tarro jeje con otras cosas. Un poco esa es la razón por la que se retoma la historia, quizás como una idea común de los 2 TXARRENA; del TXARREMA primigenio y esta historia. La segunda historia está centrada en la noche; en el primer trabajo la noche está tratada como mi vida de una forma física, y en este está centrada de manera liviana, de manera mental.

 

- Bueno, de hecho he leído que tenéis pensado hacer una reedición de aquel primer disco.

Para mi personalmente, me gustaría reeditar aquel primer disco que está fuera de los catálogos desde hace unos años y a la vez esto es una excusa para mi también para poder añadirle once canciones que tengo grabadas por mi mismo de forma acústica, digamos que es una maqueta que le daría un poco de empaque en lo personal.

 

- Has comentado que ahora estás con la gente con la que querías estar. ¿Fue fácil elegir a estos compañeros de viaje?

Sí, para mi fue relativamente muy sencillo jejeje. Con el Brigi tenía muchas ganas de empezar algo, el Brigi es el vocalista y guitarrista de los KOMA, y cuando lo conocí hace muchos años, lo conocí tocando la batería; un instrumento que también domina cuasi a la perfección jejeje y me apetecía mucho comenzar pues a empezar con él. Un poco está todo en la idea de la que parte: un batería y una voz, y luego hay que buscar un guitarrista. El bajista ya lo tenía claro casi desde el principio, con el cual ya había coincidido en algunas historias, preparando algunas versiones para algunas actuaciones de cumpleaños y cosas así y vamos, es una persona que me ha dado mucho optimismo y luego pues el descubrimiento ha sido Txus Maraví a la guitarra que no le conocía y un día le ví tocar con otra gente y me llamó mucho la atención. Digamos que es el elemento nuevo dentro de esa historia, el elemento fundamental.

 

- Bueno, como antes has dicho, Brigi también está con KOMA. ¿Supone esto algún problema para el grupo, ya que también ha visto a Josu como sustituto cuando no puede tocar por su labor en KOMA?

Bueno, el problema ha sido adaptar la historia a lo que da de sí todo esto. Cuando coincide un festival de KOMA y TXARRENA, pues evidentemente desde el principio quedó claro que tiene que acudir con su banda y entonces él mismo nos presentó a Josu. Josu ha sido también importante dentro de la historia de TXARRENA porque él ha puesto toda su técnica también al servicio de que la historia vaya para delante. Cuando tocamos la verdad es que nos encontramos agusto y esto es muy importante.

 

- Ahora yendo un poco al disco, “Azulejo Frío” es vuestro primer disco en casi 20 años. ¿Cómo os sentís con su salida?

Pues ha sido una experiencia bonita, tanto la grabación, dándole forma a lo que habíamos ido llevando a cabo en los ensayos y no se, la formación, la propia salida del disco y luego sobretodo, el comenzar a hacer directos con relación a este trabajo. Somos todos animales de escenario como quien dice y eso es lo que nos gusta. Entonces todos los procesos anteriores van encaminados a poder disfrutar de estas canciones pero pisando escenarios. La verdad es que estamos ya a un paso de hacer lo que posiblemente la última actuación de este año y podemos resumir la experiencia como muy positiva y agradable y no se, muy agusto porque todos somos personas, músicos pero nos gusta sobretodo el directo.

 

- Y después de como has dicho, una experiencia tan positiva ¿no te arrepientes de no haber vuelto antes?

Hombre, las cosas se van haciendo como se pueden. No se, con TXARRENA mi idea tampoco era haber vuelto, pero como se dan una serie de circustancias en los últimos años que me llevan a retomar ese nombre y llevar a cabo una historia bajo esa denominación. En el año 1999, salió mi segundo disco con el proyecto KONFUSION que se llamaba “La Venganza de la Abuela” y no se, me marca el ritmo la propia vida y el día a día. Hay veces que se me ocurren historias que no las puedo llevar a cabo y otras que sí, pero lo intento hacer. Vivo dentro de un oficio, de una historia que a mi me gusta, muchas veces que sólo sea enredar con una gente o con otra o con distintas amistades de música; a mí eso siempre me va, lo que pasa es que no tengo tiempo para hacer todo lo que me gustaría hacer. Entonces cuando hago algo que me llena, me encuentro muy satisfecho.

 

- Aparte de “Azulejo Frío”, este año también habéis sacado un CD/DVD en directo, “Con Nocturnidad Y Alevosía”, ¿por qué tanta rapidez de lanzar ahora el segundo disco y enseguida el directo?

Me apetecía tener el reflejo de lo que hacemos en directo y como tengo 52 años, digo joder para mi largo plazo ya es de aquí a 3 meses, entonces estamos preparados, tocamos y como estamos preparados, lo hacemos en los Sanfermines que es como tocar en casa. Eso fue todo, las cosas han salido sin premeditación y luego me apetecía mucho el hacer la mezcla en directo aquí en casa, con los aparatos que tengo y con los que me curro mis maquetas y eso ha sido un poco ¡pues vamos vamos, pues pa lante jejejeje!

 

- Como has dicho el directo lo grabásteis en casa, en los Sanfermines ¿eso cambian en algo la actitud del concierto o siempre vais con la misma energía?

Siempre vamos con la misma energía, a mi siempre me gusta el decir que a lo largo de este año hemos tocado delante de muchas personas como puede ser un festival como el En Vivo de Getafe, y delante de 75 personas que acudieron a Elgoíbar a un local que era además precioso y salimos a muerte sea la gente que sea. En esto hay un alto grado de no se, si de egocentrismo o el entendido como complejo de reinona, que es cuando eres el protagonista con una audiencia máxima o minoritaria. Esa sensación que viene de sentirse reinona es lo que te hace el sentirte agusto o como en casa encima de un escenario.

 

- Ahora ya dejando un poco de lado y el directo, después de una trayectoria musical tan larga como la que tienes, ¿todavía te falta algo por lograr o te falta por hacer dentro del mundo de la música?

Buah, un mogollón de cosas. Tendría que nacer cinco o seis veces para llevar a cabo todo lo que se me pasa por la cabeza. Quizás ese sea uno de mis problemas, en que todo esto pueda ser sustituído por la ansiedad. Estaba con una historia muy ilusionante para mi, era un proyecto con diez músicos con instrumentos como guitarras acústicas, un piano, un bajo también acústico, era algo muy basado en lo que pudo ser el nuevo disco de BARRICADA, una historia tirando al Soul, Blues, Rythm N Blues, y llevar a cabo las actuaciones en casas de cultura, las cuales hay un montón en casi todas las localidades. Se han gastado un pastizal en crear casas de cultura y en general hay muy pocos actos. Yo estaba muy ilusionado en llevar a cabo esta historia pero los números no cuadraban, ya que en muchas casas de cultura pueden entrar unas 180 personas y sentarme a hacer números, que yo de eso no entiendo mucho, lo tengo que hacer con gente que entiende jeje. Esto no puede funcionar y la verdad es que esto te lo pongo un poco como ejemplo de otras cosas que me gustarían y no puedo. Artísticamente me queda por juntarme con muchísima gente que me gustaría que he ido conociendo a lo largo de los años y que tienen mucho que enseñarme. Pero no me da el pego jeje.

 

- Antes de acabar hay algo que siempre he tenido curiosidad; ¿recuerdas como surgió lo del Drogas como mote?

Bueno, eso no se, de la adolescencia. Con 17 años o así, cada uno tenía un mote y a mí me tocó ese jejejejeje. Ahora mismo continúo con el mote por activismo puro; continúo estando por la legalización entendida o acompañada de una educación. A uno le gustaría aunque sea un tópico, que las personas sepan lo que se van a meter o esas sustancias como pueden actuar en su organismo. Estoy por la legalización, no tanto por la prohibición, soy de los que piensan que las prohibiciones lo que hacen es engendrar diferentes tipos de mafia como puede ser el tráfico de armas, el tráfico de seres humanos, el tráfico de drogas y otros tráficos.

 

- Bueno, pues por mi parte esto es todo. Si quieres añadir algunas últimas palabras para los que vayan a escuchar la entrevista…

Pues nada, simplemente que el que le apetezca pasar un buen rato, que este sábado en La Noboo tendrán la oportunidad o la excusa perfecta para hacer una escapada y escuchar durante dos horas una banda de Rock N Roll. Así de simple jeje.

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin