Walpurgis Rites Raid Europa 2010 – Mephisto 11/10/2010

Walpurgis Rites Raid Europa es el nombre de la gira que nos ha acercado a nuestro país a todo un buque insignia dentro del Black/Death europeo: BELPHEGOR, que venían a presentar su último trabajo, el que, precisamente da nombre a este tour, “Walpurgis Rites – Hexenwahn”, acompañados por los noruegos (formados de las raíces de WINDIR) VREID, que nos visitaban por segunda vez y los, bastante desconocidos, EMANCER. Además de contar, en cada ciudad, con un telonero local distinto, que en Barcelona fueron los jóvenes deathmetaleros de AVGRUNN.

Curiosamente tratándose de Mephisto, la sala barcelonesa abrió puertas 15 minutos antes de lo previsto, por lo tanto entramos a la sala con, más o menos, una veintena de personas. Y, para desgracia de los encargados de abrir la velada, AVGRUNN, comenzaron poco después de que pudiéramos entrar en la sala y media hora antes de lo previsto, algo que se vio reflejado en la poquísima afluencia de público y lo frío de éste.

AVGRUNN comenzaron su repertorio con “Autopsy”, y desde el primer momento ya pudimos disfrutar con su brutalidad, fuerza y, sobretodo, ganas sobre el escenario. Siguieron dando caña con el tema que da nombre a su único álbum de larga duración, “Vomit your Soul” para luego descargar “Spiral of Pain” y “Torment’s Hammer”. En todo momento vimos a una banda en perfecta armonía sobre el escenario, algo que dio como resultado un gran sonido de principio a fin, y además con una gran dinámica, destacando sobretodo la labor en este aspecto de su frontman, Dani, y del bajista de la formación, Camilo. De todas formas y desafortunadamente, el buen trabajo, buenos temas y esfuerzo de este combo no hizo que un público dormido despertara de su letargo.
Continuaron con un corte que prometía animar a la audiencia todavía tan parada que se concentraba en Mephisto, ni más ni menos, que una versión de los americanos DYING FETUS, “Kill your Mother/Rape your Dog”. Desafortunadamente, con esta cover AVGRUNN sufrieron los primeros problemas de sonido de la noche, concretamente con el micrófono de su vocalista, a pesar de ello, en pocos minutos todo estaba solucionado y pudieron seguir deleitándonos con este demoledor tema.
Tras esta gran versión llegó el turno de “The Silence Corpse”, canción con la cual estos jóvenes que parecen tener una gran experiencia sobre el escenario a pesar de su corta trayectoria, se despidieron del poco público al que, pongo la mano en el fuego, dejaron con un gran sabor de boca pero que, posiblemente, supieron a poco con su corta actuación de cerca de media hora.

Tras el grupo local llegaba el turno de otro de los teloneros de la gira; los noruegos EMANCER que, a pesar de contar ya con 5 trabajos de estudio, se trata de una banda prácticamente desconocida en nuestro país.
Cuando estos chicos subieron al escenario la sala barcelonesa se iba llenando poco a poco, a pesar de que se tratara todavía de una muy poca audiencia para un evento de estas características, aún así, EMANCER tampoco lograron animar del todo al público barcelonés. De hecho, a pesar de las ganas (especialmente las de su guitarrista, que no dejó en ningún momento, durante todo lo que se duró de su espectáculo, de intentar animar a los allí congregados de todas las formas habidas y por haber, eso sí, sin obtener precisamente grandes resultados) y empeño que estos pusieron, quizás es que su música no encajaba del todo en una velada de estas características, ni fuera lo que la gente buscaba en aquel momento. Y es que estos chicos practican un Black Metal progresivo, con pasajes atmosféricos e instrumentales, con elementos Viking, una enorme cantidad de samples y teclados y, además, en sus directos también cuentan con una voz femenina. Algo que no encaja del todo con las dosis de brutalidad que aquella noche prometía seguir proporcionándonos, con un sonido mucho más directo. A pesar de todo, los chicos, aunque algo lineal, no dejaron de ofrecer un buen concierto, tanto en actitud como en sonido (algo complejo en ocasiones), además, tuvieron la suerte de no sufrir ningún problema técnico.

Por fin era la hora de la banda más esperada por servidora, los noruegos VREID. Cuando Sture y compañía ya se encontraban sobre el escenario en Mephisto ya había un número considerable de personas, además, ya parecían haber entrado en calor.
Con el escenario lleno de humo y decorado con connotaciones de su último álbum “Milorg”, aparecieron los integrantes del combo mientras sonaba una alarma. Esta alarma era solo el preludio de uno de los cortes de este último trabajo, la propia “Alarm” y que, debo reconocer, quizás no sea la más correcta para empezar su actuación, ya que se trata de una canción de más de 9 minutos y que cuenta con pasajes bastante lentos. Aún así, el público se mostró muy entregado y, para contrarrestar la melodía y, quizá y en algún momento, monotonía del corte inicial, descargaron “Raped by Light”, de su disco debut. Un tema directo y cargado de brutalidad de principio a fin, el cual hizo mover el cuello a todos los asistentes, obedeciendo al siempre dinámico bajista, Hváll.
Tras este recuerdo al pasado sonó el corte que da nombre a su último redondo, “Milorg”, no sin una gran presentación explicando, básicamente, el concepto tras este compacto. Lo cierto es que desde sus dos primeros trabajos, (apurando quizás 3), estos chicos han cambiado bastante el enfoque de su música, pasando de aquel Black ‘N’ Roll tan directo y honesto a un Black Metal más típico Noruego, experimentando además con pasajes más melódicos y cambios de ritmo y, sobretodo y especialmente en su último disco, con canciones de larga duración. Quizás por esto la gente se mostró menos receptiva a sus temas nuevos, incluyendo esta “Milorg” o parecían perder al interés tras unos minutos.
Esto supieron solventarlo fácilmente dando un repaso a toda su trayectoria aunque, obviamente, centrándose en presentar “Milorg”. Afortunadamente, tampoco vieron ningún problema de sonido y en todo momento sonaron a la perfección y compactos, haciendo gala de su gran experiencia en el terreno musical. No se trata de un grupo especialmente dinámico pero, como ya hemos dicho, el bajista del grupo se mostró en todo momento atento y con ganas, y todos supieron llenar el escenario con una facilidad asombrosa, incluso su nuevo guitarrista, Strom, parece haberse adaptado perfectamente a sus directos, algo que no debe ser difícil ya que es otro de sus excompañeros en WINDIR.
Tras su caña habitual con sitios para la melodía y riffs más rockeros y sus palabras dedicadas a Noruega, el público se volcó por completo, especialmente cuando sonó su último tema, su ya legendario (y de los más rockeros, demostrando ese Black N Roll de antaño) “Pitch Black”.
Tras este buen concierto, más de uno nos preguntamos por qué VREID es una banda que tan solo se ha pasado por nuestro país dos veces y siempre como telonera, sabiéndonos sus conciertos a más bien poco.

El plato fuerte de la noche venía de la mano de los austriacos BELPHEGOR
, un grupo ya habitual en la península pero que siempre deja un buen sabor de boca y sigue arrastrando hasta sus conciertos a un número considerable de personas. En esta ocasión, y en forma de dúo (sin contar los músicos que acompañan en directo a la base Helmut/Serpenth) se encargarían de promocionar su último “Walpurgis Rites – Hexenwahn”.
Los austriacos saltaron al escenario embutidos en cuero y con su frontman, Helmuth torso desnudo y cubierto de sangre mientras sonaban los primeros acordes de “Bleeding Salvation”. Posiblemente pocos se esperaban que fueran a abrir su directo con un tema perteneciente a su disco de 2005 “Goatreich – Fleshcult”. Continuaron descargando su furia con “Seyn Todt in Schwartz”, canción con la que regresaron los problemas de sonido y esta vez afectaron a la guitarra de Helmuth. Afortunadamente, para el siguiente tema; “Hell’s Ambassador”, el problema ya estaba arreglado.
La formación austriaca hizo una selección impecable de temas que representar aquella noche, intercalando temas clásicos con tan solo unos pocos de su disco más reciente. Uno a uno fueron cayendo canciones como “Stigma Diabolicum”, la propia “Walpurgis Rites” o “Veneratio Diaboli – I Am Sin”, todas ellas con un sonido impecable y de la contundencia habitual en el grupo, además con Helmuth animando al público a unirse constantemente en un único grito y animándose a mencionar algunas palabras en español.
Tampoco faltaron títulos como “Pest and Terror”, “Lucifer Incestus” o con la que pusieron punto y final a su concierto: “Bondage Goat Zombie”, antes de volver a salir al escenario para poner el cierre definitivo a su actuación con un apoteósico y cantado al unísono “Swarm of Rats”.
BELPHEGOR no suelen decepcionar en directo, mezclando profesionalidad, brutalidad y maestría en todo momento y, cómo no podía ser de otra forma, su actuación en esta fecha del Walpurgis Rites Raid Europa, el cual encabezan, no fue una excepción, algo que se vio reflejado en la respuesta entusiasta con la que les correspondió su público.

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin