TANK – Don’t Walk Away/Filth Hounds of Hdes (reediciones)

Nos encontramos ante la reedición de este fenomenal trabajo de la banda británica TANK de 1982. Un disco de culto británico producido por el gran “Fast” Eddie Clarke. Y se nota ya que la esencia y la actitud MOTÖRHEAD está presente a lo largo de toda la obra. Y bien, aquí nos encontramos una serie de temas acompañados por algunos bonus en lo referente al largo, y también de paso contaremos con el EP del 81 “Don’t Walk Away”. El cual también desgranaremos aquí.

Y ya sin nada más que añadir, nos metemos en este clásico que, como conoceréis, empieza con “Shellshock”. Un temazo con una intro nativo americana/tribal que nos adentra en una serie de riffs muy británicos, a lo MOTÖRHEAD, pero con ese bucle de sonidos tan de la NWOBHM. Intenso y rápido. Vocalmente es crudo. No tanto como Lemmy en MOTÖR, pero con más tesitura vocal acorde con la NW. Un corte directo. Con unos solos incendiarios. Súper clásicos y eléctricos que de principio a fin y te tienen de pie. Igual que “Turn your Head Around”. Esta sin intro, pero también con esa fuerza motorizada y esos acelerones de riffs a lo Speed/NW. Le sigue sin espacios (una constante en el redondo, que lo hace más intenso, sin piedad) “Struck by Lightning” y “Filth Hounds of Hades” con más juego y sonido a la NWOBHM, con esas voces tan características y esos riffs tan clásicos y primitivos. También son canciones rápidas, llenas de subidas y bajadas, pero siempre a un nivel salvaje. En cambio, “Run Like Hell” y “(He Fell in Love with a) Stormtrooper” son más pesadas. Unos riffs duros y crudos. La voz más pausada pero llena de sentimiento y nostalgia, sobre todo en los estribillos, que se te enganchan como una lapa. Al igual que los solos, tan llenos de electricidad y pasión. Pasión es lo que se demuestra en “Blood, Guts and Ver”. NWOBHM en estado puro. Con esos riffs tan simples como efectivos. Con sus pausas y cambios rockeros. Una pista más cargada de melodía instrumental y una voz áspera pero también menos agresiva. De lo contrario, “That’s what Dreams are Made of” nos muestra una cara más clásica en lo que a Heavy Metal se refiere. Unos sonidos y riffs más metalizados. Más medio tiempo. Aunque en los estribillos siempre vuelve a surgir ese romanticismo británico. Una canción que recuerda a SAXON/PRIEST, con unos solos más paisajistas y ambientales. “Heavy Artillery” es la joya del disco. Un ritmazo súper vacilón que se te clava en seguida. Unas líneas vocales de lo más chulescas. Y un estribillo matador y Heavy. Además de unos solos impecables. Un temazo que te da la vida. Otro como “Who Needs Love Songs” tiene mucho feeling rockero 70’s a medio tiempo vacilón y constante, con mucha melodía en las voces y solos, y unas estrofas muy pegadizas. Ya como bonus tenemos dos temas, “The Snake” y “Stepping on a Landmine”. Dos cortes de una suciedad rockera aplastante y demoledora, con riffs veloces y rockeros, también algo Punk. Pero, en definitiva; mu de garaje. Y los otros dos son “(He Fell in Love with a) Stormtrooper” versión 7’’ y “Blood, Guts and Beer” en vivo.

En cuanto a las demos de 1981, que ya salieron con el nombre de “Don’t Walk Away”, tenemos el tema título dos veces; en demo y en directo. En ambas un sonido undergound rockero muy guapo. Con esa agresividad vocal y esos riffs machacones. Luego está “Hammer on”. Del mismo palo. Caña por un tubo. Aceleraciones. Solos incendiarios. Y mucha caña. Y ya el resto salió luego en el “Filth Hounds of Hades”, eran temas como “Shellshock”, “Run Like Hell” y “Blood, Guts and Beer”. ¿Y cómo suenan? Pues más aceleradas y joviales, pero con un sonido más apagado totalmente de local.

En definitiva, una gozada de disco y demos, con una actitud y un descaro impecables.

High Roller records (2022)

Puntuación: 9/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin