RAZOR – Escape the Fire

Nos encontramos ante la reedición de lo que tenía que haber sido el segundo disco de RAZOR después del primer EP, y que al final quedaron como demos allá por 1984 y que después, algunos de sus teas, fueron a parar al “Executioner’s Song”, del 85. Así que aquí, con un buen remaster, empezamos por aquellos cortes que terminaron en dicho álbum del 86. Son siete de ellos, empezando por “March of Death”, “Escape the Fire” y “City of Damnation”, donde una descarga de riffs asesinos a velocidad Speed Metal 80’s comienzan a aventurarse sobre una voz llena de putrefacción y desagrado. Un cóctel explosivo entre sus compatriotas EXCITER y bandas de la old school Thrash como SODOM, siempre con ese sonido oscuro lleno de coros thrashers, cambios de ritmo frenético y solos a la velocidad de la luz.

Le siguen otras como “Time Bomb” y “Deathrace”, con unos ritmos más metálicos, sin tanta velocidad, pero con ese aura oscura y esa amenazante voz dando más ambientación al corte, en el cual destacan esos punteos tan clásicos del Power US con otros más clásicos del Heavy, a lo JUDAS PRIEST. En cambio, “Distant Hunter” se convierte en ese medio tiempo “made in USA”; con fuerza a golpe de riffs con ese aura misteriosa, sus pausas con mucho clasicismo en los punteos, cambios de ritmo con unas cabalgadas y sonido MAIDEN brutal, más una voz más a lo Lemmy, que se desgarra y apaga al final de las frases. Otra canción es “Gatecrasher”, con un toque más británico, a lo NWOBHM de aquellas formaciones que también tenían su Speed Metal, como RAVEN. Con unos ritmos más caóticos, a veces arrítmicos, pero sabiendo encajarlos fielmente en una pista con muchos más cambios y más versatilidad musical, aunque no lo parezca. Y hasta aquí llegan los temas que fueron a parar al “Executioner’s Song”, de 1985. El resto de canciones, en total cinco, se quedaron en las demos. Y fueron “Metal Avenger”, un tema de casi ocho minutos, lo que en este grupo es raro que pase de cuatro, pero aún y así, todo un tema, con unos riffs muy heavies, a lo JUDAS PRIEST, con una voz siempre con ese punto putrefacto pero que aquí adorna mucho más. Y bueno, grandes trozos instrumentales con distintas velocidades, e incluso solos tranquilitos y en ocasiones jugando con mucho virtuosismo. Le sigue “Heavy Metal Attack”, que con ese título no puede ser otra cosa. Si EXCITER tienen su “HM Maniac”, RAZOR tienen el “Attack”. Una sobredosis de riffs asesinos y speedicos con una voz más rápida y aguda acompañada de uso coros como el tema título merece. Los solos, de igual manera, parece que se van a salir de la canción: rapidez y ejecución perfecta con una pequeña pausa silenciosa al final, donde parece que todo acaba. Pero no es así, vuelve una furia caótica de sonidos hasta el final. Otros cortes son “Ready for Action” y “Frostbite”, con un sonido puro SAXON en unos riffs muy británicos y vocalmente, como decíamos anteriormente, más cercano a unos RAVEN, y donde también se puede ver su influencia en esas partes caóticas y salvajes de los cambios y solos, donde también algo de MOTÖRHEAD se aprecia.

En conclusión, una maravilla de la época, con una actitud y presencia arrolladora que suena de lujo en esta reedición.

High Roller Records (2021)

Puntuación: 9/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin