BLUES PILLS – Holy Moly

Nuevo trabajo de BLUES PILLS, esta banda que utiliza elementos clásicos que van desde los 60 a los 80 con un encaje de piezas musicales maravillosas y que tiene temas como “Proud Woman”; una chulería en forma de Blues con aire Hard y una voz con descaro y Rock por parte de la vocalista sueca Elin Larsson, donde también utiliza unos efectos que le dan un tono psicodélico acompañado de riffs rápido y clásicos, con un final a lo Tina Turner y unos coros mágicos alrededor.

Le sigue “Low Road”. Un corte speedico pero a ritmo purpleliano auque con más agresividad y desgarro en la voz y en los golpes instrumentales a lo largo de la canción, aunque es ese riff proto Speed que le da toda la vida a la pista, y los solos súper auténticos. En cambio, “Dreaming my Life Away” y “Kiss my Past Goodbye” tienen un matiz proto Heavy. Los riffs tienen ese punto Hard añejo pero primitivamente Heavy, aunque los cambios y las estrofas vocales adquieren más melodía. Interesantes estribillos. Muy logrado. Al igual que los coros, y unos solos con mucho sentimiento. “Californina” es un Blues donde te viene a la cabeza Janis Joplin. Tiene esa tesitura Blues de ritmo suave con algún riff más desgarrado y una voz 100% bluesera en todos sus matices. Un título para disfrutarlo. Al igual que “Wish I’d Known” o “Dust”, pero estos dos a ritmo lento, con un aire más oscuro, menos Blues, mas con un toque a bandas coo FLEETWOOD MAC. Temas con ese poder adictivo y sensual al máximo. Con “Ryhthm in the Blood”. Su propio título lo indica; una secuencia de riffs primitivos bien acompañados por la batería y el bajo brindándole ese rollo de los 60 y una voz más lírica, aportando más teatralidad pero sin dejar de sonar rockera, más una serie de notas que van otorgándole más hippismo. En cambio, “Bye Bye Birdie” es una chulería setentera donde unos riffs muy clásicos van in crescendo para llegar a un éxtasis brutal de magia, pasajes ambientales y sonidos desgarrados de guitarras en estado puro y donde la voz femenina se rompe a gusto. De igual manera es “Song from a Mourning Dove”. También con una secuencia de riffs in crescendo pero sin tanto alboroto, todo más encajado, más suave, con un aire más Blues, aunque siempre está esa distorsión de vez en cuando que nos recuerda por dónde van los tiros del proto Metal. Y acabamos con “Longest Lasting Friend”. Otra maravilla que puede encajar en otros temas ya escuchados, con ese ambiente Blues a lo FLEETWOOD MAC y de una relajación musical y vocal alucinante. Un final como manda un buen disco.

En fin, si te gusta el ambiente de los 60, el Hard de los 70, el proto Metal y esas pinceladas de Blues de toda la vida, te tiene que gustar esto.

Nuclear Blast (2020)

Putuación: 8/10

Paco Gómez

Paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin