THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA – 11/03/2020 (Sala Salamandra, BCN)

Con toda la incertidumbre del dichoso tema de actualidad acerca del Covid-19 y con mogollón de cambios temporales que vendrían en nuestras vidas los próximos días, una buena cantidad de fieles seguidores del circuito de conciertos nos dirigimos a la Sala Salamandra para ver el último concierto que veríamos durante un tiempo. Así es cómo lo íbamos comentando entre los asistentes, más que concienciados por lo que vendría luego.

Los encargados de abrir la velada serían los hard rockeros finlandeses One Desire quienes, a pesar de las circunstancias ofrecieron, una muy buena actuación. Su repertorio estuvo formado por temas nuevos todavía no publicados, tales como “Down and Dirty”, y temas de su único disco homónimo de 2017, como “Hurt” o “Buried Alive”. Supieron, sin duda, mantener al público a tope con una buena respuesta por parte del mismo y, a la vez, sacando un sonido más que notable.

A destacar de los músicos; personalmente me llamó la atención su guitarrista Jimmy, a quien salvando las distancias, se le notaban las influencias de Steve Lukather, así como su cantante André, que también estuvo a la altura, igual que el resto del grupo. Además, hay que añadir que vinieron con teclista de sesión y no tiraron de pregrabados como tantas otras agrupaciones hacen. En definitiva, esperemos más pronto que tarde tener neuvo material de esta gente y verlos en directo como cabezas de cartel.

El plato fuerte vendría ya con The Night Flight Orchestra quienes, después de lanzar un álbum tan bueno como “Aeromatic” eran muchas las ganas de verlos, y que sin duda, lo defendieron interpretando bastantes piezas del mismo como “Servants Of The Air” o “Divinyls”, sin dejar de lado algunos cortes de sus anteriores plásticos como “Gemini” o “Paralyzed”. La actuación fue una fiesta total, con el público patas arriba y haciendo mover el esqueleto sin parar al personal.

Algo en que me fijé fue que la posición de los músicos respecto al concierto de la Sala Bóveda en 2018 fue diferente, además las coristas Anna Brygard y Anna-Mia Bonde esta vez estaban delante del escenario y, por supuesto, sonaron aquí mucho mejor que en la anterior cita, aparte el escenario lucía mucho más. Se podría decir que la anterior sala les iba ya pequeña en comparación con esta. Obviamente, el nivel de los artistas es altísimo. Es increíble como Björn Strid, Sharlee D’Angelo o David Andersson, viniendo de tocar estilos más cañeros, con TNFO se comen con patatas a tantísimas bandas que llevan años tocando Hard Rock.

Para ir acabando, antes de los bises interpretarían “The Last Of The Independent Romantics” que, aunque sea una canción larga, quedó muy bien en directo. Y por supuesto, Björn Strid animaría a la gente a que en los bises “Stilleto” o “Midnight Flyer” hicieran una “conga” en la pista del público. Cerrarían son “We Ruth Ave” y se dejarían “Barcelona” en el tintero, tema que la anterior vez interpretaron y esta no, siendo la ciudad a la que va dedicada. Quizás el temor a que el resto de la gira fuese cancelada (y así fue días después, por desgracia) no ayudó a que los ánimos estuviesen en su sitio para preparársela.

En definitiva, un concierto excelente que esperemos volver a repetir pronto, que nos animó a muchos en unos momentos tan duros para el planeta y que, aunque lo consiguieron, inevitablemente esas vibraciones seguían entre nosotros, así que con más razón, los necesitamos pronto de vuelta.

Philip Graves
philipgraves@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin