ENFORCER – Zenith

“Zenith” es ya el quinto disco de ENFORCER, esta banda sueca de mediados del 2000 que siempre optaba por un Heavy/Speed Metal furioso y veloz. Esta vez nos presenta un disco más variopinto, donde nos muestran todo un elenco de influencias tradicionales, como “Die for the Devil”. Es un tema Heavy melódico, con la influencia de unos DOKKEN y SCORPIONS. Fijaos en que muchos puntos suenan por ejemplo al “Rock you like a Hurricane”. Tiene unos coros muy caramelazos, es decir, pegadizos a la primera, y unos solos muy clásicos que recuerdan a los de Vivian Campbell en DIO. Solo “Searching for you” y “Thunder and Hell” tiene la esencia de los anteriores discos en tema speedico, de ritmo y voz rápidos, con unos cambios aún más heavies para desgranar el estribillo. Una pista con elementos básicos del Metal de siempre. Simple pero efectivo.

 

 

“Zenith of the Black Sun” es un medio tiempo con un plus de crudeza en los riffs, al estilo SABBATH de los 80, pero con una modulación y estribillos más hard melódicos. Son de esos temas lineales, con pocos cambios, solo al final una orgía metálica guitarrera le da un punto más rápido. Algo así como un “Heaven and Hell”. Mientras que “End the a Universe” y “Ode to Death” tienen el tempo y la esencia épica de unos MANOWAR. Unas canciones de paso firme, de himno para corear en vivo, con un buen cambio donde Olof hace unos pinitos a lo Oliva, con unos gritillos metálicos en “The End of a Universe”, mientras que “Ode to Death” tiene un tufillo al “Guyana” que lo hace más grande. En cambio, “Forever we Worship the Dark”, si no fuera por el estribillo y las estrofas anteriores, que recuerdan épicamente a GRAVE DIGGER, con un punto épico, lo demás me recuerda mucho a los tonos melódicos de unos STRYPER. “Sail on” es extraña para ellos, pero no sé si aquí han querido experimentar y hacer una amalgama de sonidos rozando el Prog, pero no es lo suyo. Puede que aún les venga grande. No consigue despegar ni entrar por ningún lado para mi gusto, aunque tiene un buen y clásico solo. En cambio, “One Thousand Years of Darkness” tiene un punto de barroquismo con las teclas. Me gusta esa pomposidad a lo ROYAL HUNT en momentos puntuales a golpe de t4ecla. Y acabamos con “Regrets”. Es la típica balada con la estructura ochentena. Quizás le falta algún momento más épico, más sinfónico, más pomposidad en las teclas. No es mal tema, pero le falta algo más en mi opinión.

En conclusión, no soy un gran fan de esta banda, sus discos anteriores están bien, son speedicos pero, para mi gusto, es el mismo bucle siempre, llámese ENFORCER, STRIKER o SKULL FIST. En cambio, me gusta esta diversidad y, pese a que no han inventado nada y han seguido un abecedario del Metal a rajatabla, supongo que habrán querido, como en muchas discografías de muchas bandas, tener ese disco en medio que no se parece al resto. Aunque la pregunta que se harán sus fans será la de: “después de esto, ¿qué?”.

 

Nuclear Blast (2019)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin