NIGHT VIPER – Exterminator

Desde Suecia nos llega lo último de NIGHT VIPER, “Exterminator”. Un disco bastante clásico, al estilo de bandas tradicionales de nuevo cuño y que contiene cosas como “No Escape” y “Exterminator”. Heavy Metal clásico con cabalgadas sónicas en forma de riff en los cambios de ritmo, aparte de momentos más speedicos pero sin salir de los acordes clásicos. Lo mismo que los solos; metálicos y prácticos. Aunque no obstante la voz femenina de Sofie-Lee le da un aire más Heavy melódico. En cambio, “Lady Bad Luck” y “All that Remains” están también dentro de los parámetros de lo tradicional, pero esta vez más cercano al Speed Metal en los riffs veloces, duros y asesinos que, de nuevo, contrastan con la voz de Sofie-Lee más metalizada, pero también cambiando a tonos más mel´´odicos y épicos, según el cambio de ritmo.

 

 

 

En cambio, “Ashes” tiene corte de medio tiempo, muy endurecido pero con cambios más metálicos, aunque con una esencia más oscura. La voz esta voz tiene ese punto de misterio que acompaña fielmente a la base instrumental, donde también tiene ese punto de golpes oscuros. Eso sí, el corte va creciendo por momentos hasta llegar a un final speedico y apoteósico, con unos solos que entran muy bien y unos juegos corales con cierta épica. Por otro lado, “On the Run” también tiene esa base de medo tiempo, esta vez con los riffs más claros y secos, al igual que los cambios de ritmo, con golpes más hímnicos y solos muy clásicos. Es una canción de corte más épico en líneas generales. “Summon the Dead” tiene unos tonos más duros, se acerca al Power Metal e incluso algún retazo Thrash que le da mucha potencia a la pista, siempre acompañada de la voz, que quizás no pegue tanto en este estilo, pero que le da su toque metálico/melódico/épico en todo lo que se puede. Por otra parte, “Revenge” también tiene esos parones; una base de riffs duros, pero en esta ocasión con esos punteos ocasionales que aparecen y desaparecen, con unos sonidos dignos de la NWOBHM, y unos cambios de ritmo con mucho headbanging, y algún que otro sonido MAIDEN al final del tema. Y acabamos con “Going Down”, una pista que no llega a los dos minutos, pero que tiene más feeling. Está todo en uno: la potencia, la voz, que aquí se viene arriba, los solos y la base rítmica. Un tema concentrado en sí mismo. Directo. Y de lo mejorcito.

 

 

En definitiva, no es mal disco. Suena clásico, sin alardes técnicos, quizás la voz, que no es mala, debería despegar y venirse arriba más veces en muchos momentos en los que la canción crece instrumentalmente. Aún así, un álbum recomendable.

 

 

 

Listenable Records (2017)

 

Puntuación: 7/10

 

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin