HEAVATAR – Opus I – All My Kingdoms

HEAVATAR es un nombre nuevo para todos, quizás incluso tampoco resulte demasiado familiar el nombre del compositor e ideador de la banda, Stefan Schmidt, pero quizás si os digo que es un componente de VAN CANTO la cosa empiece a cambiar, además en este nuevo combo también nos encontramos con el ex-STRATOVARIUS Jörg Michael. «Opus I – «All my Kingdoms» es, tal y como indica su título, el primer de trabajo de esta banda realmente única.

Lo cierto es que esta formación tiene poco qué ver con VAN CANTO, pero sí que tienen en común la gran fuente de inspiración que es para ellos la música clásica, y la forma en la que la unen con el Metal. HEAVATAR ha tomado como transporte para esta influencia el Power Metal, pero no podemos decir en absoluto que se trate de otra de esas bandas «neoclásicas», sino un grupo que basa cada uno de los cortes en una composición clásica (se nota especialmente en las melodías de guitarra) estampando su inconfundible sello.

Lo primero que destaca es la impecable composición, con unas estructuras variadas y brillantes, y lo cierto es que los instrumentos se adaptan perfectamente. Una gran composición variada, en la que cada pista es diferente a la anterior, proporcionando además un sentimiento distinto, de hecho incluso lo notamos en el épico corte de más de 11 minutos titulado «The Look Avobe», puesto con tanta versatilidad y riqueza de detalles no parecen en absoluto 11 minutos, proporcionando una escucha realmente amena. Además en ella destacan unos majestuosos coros, aunque tienen presencia a lo largo de todo el plástico. No faltan los cortes pegadizos, como «Long Way Home» o, sobretodo, «Abracadabra». Hay otras pistas con cierto aroma MANOWAR, como puede ser la última, «To the Metal», la cual es muy diferente al resto de canciones en el disco, siendo una especie de balada. También hay momentos más sinfónicos, como el que encontramos bajo el título de «Replica». De todas formas, a pesar de su Power Metal, HEAVATAR destacan por su sonido contundente y denso, y lo plasman a las mil maravillas en canciones como «Born to Fly», mostrando su brillante combinación entre potencia, algo de sinfonía y brillantes melodías, cotrastando siempre con la agresiva y grave voz de Schmidt (incluso en ocasiones podría evocar a James Hetfield), especialmente tratándose de un combo de Power.

 

HEAVATAR son excelentes en todos los aspectos pero, lo que para mí es más importante es que demuestran que la calidad compositiva, interpretativa y creativa no está en absoluto reñida con crear material con sentimiento, con alma. Está claro que les espera un futuro muy esperanzador.

 

Napalm Records (2013)

Puntuación: 8,5/10

Tania Giménez

tania@queenosfsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin