LOINCLOTH – Iron Balls of Steel

Cuando leí el título de este primer disco de LOINCLOTH, “Iron Balls of Steel”, pensé: “o lo que me espera es muy Metal,o estos tíos son unos cachondos”, pero todavía, tras darle varias escuchas a la placa, no tengo claro qué opción debo elegir (aunque más bien me decanto por la primera).

Estos chicos son ahora un trío norteamericano que tienen un estilo musical muy particular, el cual quizás podamos etiquetar como Metal progresivo instrumental (sí, instrumental, su rasgo más característico). Realmente es difícil ser más concretos, y os daréis cuenta de ello si escucháis este debut (que saldrá el 16 de enero del 2012) tras un par de demos.

La música de LOINCLOTH está, absolita e indudablemente, diriga y protagonizada por las guitarras. ¡Y qué guitarras! Unos riffs tan personales y con tempos tan extraños que no se podrían asemejar a ninguna otra banda pero, sobretodo, unos riffs tan densos que parece que tu corazón vibre, regalándonos una especial sensación de asfixia.

Esa es, sin duda, la mayor seá de identidad del grupo, pero también las composiciones se salen de cualquier fórmula establecida, creando así LOINCLOTH su propio sonido (el cual es realmente personal y difícil de catalogar). Estos chicos siempre parecen empujarse a sí mismos e ir un poco más adelante, y lo hacen a lo largo de todo este álbum llegando siempre al extremo: siempre sin partes limpias, sin partes acústicas, sin partes atmósfericas… Sin descanso y sin dejar de golpearnos con esos asfixiantes riffs ya mencionadas que se pierden en una compacta (y también muy densa) base rítmica.

Está claro que a LOINCLOTH no les faltan ideas, tampoco personalidad, de hecho con este primer trabajo ya parecen haber encontrado y perfilado su propia identidad. Y es que llegan al lado más extremo de la brutalidad, pero desde una perspectiva completamente nueva. Sí, “Iron Balls of Steel” es realmente extremo, pero de una forma en que no os lo podríais imaginar sin echarle una escucha.

Pocas veces nos encontramos con formaciones tan ambiciosas, de las que es incluso difícil adivinar las influencias o de qué estilos toman elementos (aunque se centran en el Rock sureño, Doom y Sludge). Y pocas veces nos encontramos con formaciones en las que cada miembro tiene su propio estilo y lo deja claro en el sonido a cada segundo, creando el propio mundo de la banda.

 

Esto es extremo, es asfixiante, brutal… Pero de una forma nunca antes vista.

Southern Lord (2012)

Puntuación: 9/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin