THE GREAT COMISSION – Heavy Worship

La banda estadounidense cristiana de Hardcore, THE GREAT COMISSION, lanza ahora su segundo álbum. “Heavy Worship” ve ahora la luz a través una nueva subdivisión de Century Media y con el demuestran (además de que ese título no ha sido escogido al azar) que tan solo 2 años no pasan en vano para ellos, y lo hacen regalándonos un compacto que supera con creces a su trabajo debut que data del 2009.

Cómo era de esperar, en todas las letras tras este redondo muestran su espiritualidad sin complejos. La voz, como siempre, es uno de los grandes rasgos del combo, y es que Justin hace esta vez un trabajo completamente increíble y causando un gran impacto sobre el oyente; apuesto que dejará boquiabierto a más de uno. Por otro lado, las voces limpias son bastante comunes y poco distintivas, lo cierto es que es lo habitual dentro del Metalcore y crean el, también habitual, contraste entre voces agresivas y melódicas que encontramos en otras formaciones del estilo. Además, este registro vocal, en cierta medida, hace que THE GREAT COMISSION pierdan esa especial pesadez que es ya el sello de la casa.

A nivel musical, estos chicos parecen haber atravesado una gran madurez, aportando una ejecución realmente sólida y efectiva. Nunca han sido un grupo que alardee de una gran ténica, y lo cierto es que no hay ninguna necesidad de hacerlo. Y es que su trabajo en la instrumentación no es impactante, pero sí es bueno y, sobretodo, ameno, en lo cual contribuyen también mucho sus composiciones con estructuras simples pero de eficiente resultado.

La batería parece una apisonadora incansable, mientras que las guitarras suenan más modenas que en su obra previa, y me atrevería a decir que incluso suenan esta vez más graves, y precisamente eso es lo que les hace sonar más modernas. Por otro lado, los riffs no son demasiado destacables.

 

Un compacto en el que reina el balance entre la melodía y la brutalidad, sin olvidar la pesadez. También cabe destacar la amplia variedad de registros en cuanto a voces más agresivas, pasando de gritos a guturales y una amplia gama de tonalidades, algo que funciona a la perfección con la contundencia de las guitarras. Por otro lado, uno de los pocos puntos negativos a pesar de la sensillez y el poco cuidado de los riffs, son las mediocres y aburridas voces limpias. A pesar de ello, si os gusta el Metalcore con algunos toques de Hardcore, estos chicos os dejarán más que satisfechos con un álbum que supera lo decente, sobretodo si lo comparamos con su primer “And Every Kneww shall Bow”.

Y, tras ver este positivo progreso, solo puedo esperar cosas buenas de ellos en un futuro.

 

Aint no Grave Records (2011)

Puntuación: 8/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin