Celtian – Una noche llena de Magia

Han pasado algunos días pero cuesta olvidarse del conciertazo que dieron la banda Celtian, teloneada por Embersland, en la Sala Boveda de Barcelona el 5 de Marzo

Embersland, abrieron la noche y fueron los encargados de calentar la sala, con una mezcla de metal pesado a cargo de la voz de Will Sartmienski, con una voz muy oscura y a ratos gutural, y la increible voz de Clara Beak, llevándonos al lado opuesto, al más melódico, haciendo de ello un puzle que encaja perfecto en esta composición musical.

Temas como My War, A Vision, Invocation, o Harbouring Me, que da nombre a su nuevo disco, que ese mismo día nos presentaban, sonaron uno tras otro, y le siguieron Hope, Let Me Die, When I Die, Our Demise, Bear My Ember El público se volvió totalmente en estos últimos temas y rompieron el hielo y la separación que siempre nos da la esta sala al no haber foso y quedar el escenario tan alto.
La verdad es que era la primera vez que veía y escuchaba a esta banda y me sorprendieron gratamente por ese estilo algo oscuro que me hacían recordar a bandas como Lacrimosa.

.

Poco después de recoger el escenario y hacer todos los cambios de instrumentos, la atmosfera se convirtió en un pequeño recoveco lleno de hiedras y magia.
Algo más de las 21,30h Celtian entraba con La obertura del bosque (Intro) y seguidamente con Nueva era, dos canciones que dieron el pistoletazo de salida a lo que iba a ser una gran noche.

Bajando un poco el ritmo seguían con Magia de Luna, Xana Lavey (Raquel) dirigió unas palabras al público y continuaron con Lágrimas de cera, donde toda la sala se puso a saltar sin parar.
Celtian presentaban el último disco de la banda, <Sendas de Leyenda >, pero Xana se arrancaba a capella con el estribillo de Mirada de fuego, canción del anterior disco <En Tierra de Hadas>, e incitaba al público a participar en ella. Tras el sonido atronador de la batería a manos de David Landeroin, comenzaban los primeros acordes de la canción, esta vez ya con la participación de todos los instrumentos de la banda. El público respondió como se esperaba y cantó con fuerza.

Retomando el disco de la presentación (Sendas de Leyenda) continuaron con Hiedra y la que le da nombre al nuevo disco, Sendas de Leyenda.
Después de este tema, Xana Lavey se retiraba del escenario para hacer un breve descanso, dando la vara de mando y el protagonismo a Diego Palacio (líder y flautista) que, junto al resto de la banda tocaron The Morning Star de su primer disco <The druid’s awaiting>. La sala se hizo en silencio absoluto para poder disfrutar del sonido del whistle al que poco a poco se fueron añadiendo el resto de instrumentos para continuar tocando Hills of Clogher, otro tema instrumental, pero con muchísima más energía. En estos dos temas Txus Borao (violinista) nos sorprendía casi sin darnos cuenta cambiando su violín por el buzuki.

Volviendo a «En Tierra de Hadas» y con la vuelta de Xana al escenario, comenzaban a sonar los primeros acordes de El Solsticio de Driade, la cual también animó al público a cantar y saltar sin parar.
Seguidamente, el tema Tu Hechizo, que fue el primer single del anterior disco <En Tierra de Hadas> volcó de nuevo a toda la sala y de nuevo todos a saltar y cantar.
Cuando parecía que el concierto ya se iba a acabar, con Xana ya presentando a todos los miembros de la banda, empezaron a tocar La musa del bosque, y que decir de la voz de Xana…. una vez más, ¡impresionante!

Poco después sonaba la balada del último disco Siempre seré tu estrella escrita por Txus di Fellatio (Mägo de Oz) al que agradecieron el poder haber cumplido un gran sueño como fue asistir como teloneros al concierto de México.

Le siguieron Eala, y casi podría decir qué, la más esperada por mí, al ser una de mis bandas favoritas, La hija de las Estrellas del grupo Saurom, que casi no sabría decidirme por quién me gusta más escuchar este tema tocado.
La mayor sorpresa de la noche fue cuando Diego Palacio apartó sus vientos para coger el micrófono y hacernos disfrutar de un dueto con Al otro lado del Camino canción originalmente interpretada en el disco por Israel Ramos (Avalanch), pero que Diego defendió con uñas y dientes con un resultado más que satisfactorio para todo el público.

Llegó la hora de los agradecimientos y haciendo hincapié de la importancia que tiene el público principalmente, no quisieron olvidarse de ninguno de los miembros a los cuales ellos también consideran parte de Celtian (técnicos, merchandising, backliner…)


Empezaban los bises, y como no podía ser de otra manera, tocaron Niamh, tema que no podía faltar al ser considerado el otro single de <En Tierra de Hadas>, con la que el público aún se vino más arriba sabiendo que lo bueno llegaba a su fin.

Y no faltaba mucho… sonó El hijo del ayer, tema que el público saboreó y disfrutó al máximo al creer que realmente era el fin del concierto, pero no.

Celtian hizo subir al escenario a Jessie Williams y Fito Martínez (Ankor) a acompañarlos a la voz y a la guitarra en una auténtica fiesta, encima y debajo del escenario. En Tierra de Hadas puso el punto y final a la noche, una noche increíblemente mágica de la mano de una banda jovencísima que, sin duda, si siguen por este camino, llegaran muy lejos.

Desde aquí les deseamos el mayor de los éxitos y que pronto podamos volver a verlos en la ciudad condal.

Crónica: Adaptación de Ana García Cruz (MaxMetal), edición Ruth Gómez
Fotografía: Ruth Gómez

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin