KOMODOR – Nasty Habits

Segundo trabajo ya de esta banda francesa anclada en los sonidos más añejos de los 60 y 70. Un disco lleno de buen rollo que te transporta en 11 temas, comenzando por “Give up” y “Through the Highway” con ese aire que comentamos de los 60 y 70. Con unos riffs llenos de clasicismo rockero y Hard Rock muy Glam de los 70, sobre todo vocalmente, inspirado en grupos como T-REX o SWEET. Buenos coros en temas gustosos y agradables con solos adictivos y rockeros.

Les sigue “Believe it” y “Debt City” con el mismo patrón sonoro en un Glam Rock Hard al estilo CHEAP TRICK de los 70 y algo de los CRÜE de los 80. Una canción de riffs vacilones con ese estilo bailable y asequible. También con pasajes más psicodélicos y ralentizados, algún arreglo sinfónico y unos solos más envolventes. En cambio, con “Set me Free” van más atrás con unos buenos acordes de Blues Rock metalizados, al estilo BLUE CHEER. Con mucha personalidad vocal. El corte es un medio tiempo con mucha variación, y donde todos los instrumentos se lucen al estilo de aquellas formaciones de los 60 donde parece una jam session. Los solos crean adicción en un viaje psicodélico con mucho estilo. Del mismo  modo sería “Just and Escape” y “Washing Machine Man”, con otro aire muy añejo, con unos golpes de guitarra muy eléctricos y algo distorsionados. Mientras que vocalmente vuelve a ser una vacilada Glam con efectos huecos en la voz que lo hacen más auténtico. Y donde los solos vuelven a tener ese punto tan envolvente de la época. En cambio, con “Mamacita” nos llevan a lugares más relajantes e hipnóticos. Con unos sonidos lentos donde los instrumentos van dando forma a un Protohard con punteos que vienen y van acompañados de una voz más magnética y algo oscura. Lo mismo que los solos más sabbathizados. En esta ocasión en pasajes llenos de misterio. “Nasty Habits” nos devuelve a la escena más rockera y festiva con unos riffs metalizados a lo AC/DC pero con una base más rockera. Un corte que suena duro pero complementado con teclados muy a lo PURPLE y un ritmo cercano al Metal manteniendo ese punto Glam en la voz, esta vez más teatral también, al estilo de un Alice Cooper. Más unos solos más elaborados. Con un aire más sinfónico y progresivo. Incluso en “Heavy Maria” se endurece más en un título muy al estilo NAZARETH. Eso sí, con cambios de ritmo muy de Ópera Rock a lo MEAT LOAF. Mientras que vocalmente vuelve a tener ese aire Alice Cooper estilo Shock Rock y, por supuesto, a NAZARETH cuando se desgarra. Una canción más versátil. Con muchas influencias antiguas y cambios de ritmo. Y acabamos con “Moondrag”. Puro Glam Rock con mucha sintetización y sensualidad. Un tema de ritmo vacilón. Con algún cambio más estridente. Pero, como siempre, con ese gusto dulce y salvaje a todos los niveles; vocales e instrumentales.

En fin, un buen trabajo que recoge de lo mejorcito del Hard y el Glam de los 70.

Soulseller Records (2021)

Puntuación: 7/10

Paco Gómez

Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin