MAULE – Maule

“Maule” es el primer disco de la banda del mismo nombre afincada en Canadá y que nos presenta 9 temas con los estilos más clásicos de los 80. Sin más preámbulos, nos metemos de lleno en el trabajo con temas como “Sword Woman” o “Evil Eye”, con una secuencia de riffs muy armónicos y clásicos con ciertos toques de la NOWBHM, mientras que vocalmente la voz es metalizada y gritona, aunque también sabe sacar tonos más melódicos en buenas estrofas y estribillos. Los cambios de ritmo también son muy clásicos, de la escuela MAIDEN/PRIEST. Igual que los solos; limpios, clásicos y con algo de virtuosismo.

Le sigue “Ritual”, esta con unos riffs más a la NOWBHM con algo de distorsión y punteos metálicos y afilados. La voz aquí se mantiene cruda, ruda y muy alta. Apenas cambia el ritmo y los solos son intensos y armónicos. Lo mismo ocurre en “Maule”, con los riffs y la NOWBHM, pero aquí con un extra de toque épico seguido de una cabalgada más digna del Power, con más velocidad. También los colores hacen acto de presencia con dureza, igual que la voz; siempre arriba. Y, en cuanto a los solos; veloces y eléctricos, con mucho juego. En “Summoner” volvemos a encontrarnos unos riffs muy clásicos, con sus parones y buenas cabalgadas. La voz sigue igual de alta y enérgica, con buenos estribillos y más coros. Además de unos solos más alargados y elaborados. En cambio, en “Red Sonja” el sonido es más metálico, rozando el Speed Metal, con sus pausas y vuelta a empezar. Los cambios de ritmo son más elaborados y variados, mientras que la voz metalizada y sangrante contrasta con los solos melódicos y speedicos. “Father Time” es un medio tiempo clásico, con sonido puro y metálico, con unos cambios de ritmo más ambientales y atmósfera estilo Heavy Doom, y donde la voz cambia la tesitura con más tonos suaves a la vez que oscuros. Y unos solos místicos y ancestrales. Del mismo modo es “March of the Death”, aunque esta con una presencia vocal más lírica y melódica, con unos estribillos más épicos sobre una base de riffs a ritmo marcial. Y acabamos con “We Ride”, donde vuelve a aparecer la influencia británica en unos riffs constantes jugando sobre sí mismos todo el tema, solo cortados por pasajes más ambientales con lentitud, Doom, oscuridad y unos solos más envolventes y paisajistas.

En fin, un buen trabajo cargado de clasicismo puro.

Gates of Hell (2022)

Puntuación: 8/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin