ARTILLERY – X

Décimo disco ya de esta banda clásica danesa y sexto desde su vuelta, con varios cambios de formación desde 2012. Un álbum, pese a lo que conocemos de este grupo en sus inicios, con más matices metálicos que el Thrash o el Speed. Y así, nos encontramos temas como “Beggars in Black suites” y “The Devils Symphony”. Speed Metal en estado puro. Riffs sangrientos. Solos veloces con precisión y limpieza. Una voz más dominando el Metal con estrofas muy al US Metal. Y estribillos más europeos melódicos, con sus correspondientes cambios de ritmo a medio tiempo, puentes thrashers y al acompañamiento vocal siempre activo. Todo bajo una atmósfera con cierto misticismo y algo de épica.

Como ocurre también en “In Thrash we Trust” o “Force of Indifference”, con unas partes muy clásicas y místicas, al estilo de unos primerizos TESTAMENT o EXODUS instrumentalmente hablando, con unos riffs poderosos y duros, con esa velocidad característica pero más cercano al Thrash que al Speed. Vocalmente también más dura, pero siempre con esa tesitura vocal que le da un toque épico y melódico, sobre todo en los cambios de ritmo y estribillos. Con “Turn up the Rage” nos encontramos un ritmo más europeo en una canción más Heavy. Con dureza, pero dentro de unos patrones estándar, con riffs clasicotes y bailables, unos estribillos y estrofas mucho más metálicos, con una voz cercana al Hard Rock. Con lírica. Me recuerda a esas bandas de Power de los 90 de un estilo entre POWERGOD y MASTERPLAN. Con la crudeza de ARTILLERY cuando hace falta. Que es lo que ocurre en “Silver Cross” o “Mors Ontologica” que, si bien siguen el patrón lírico y místico de “Turn up the Rage”, las instrumentaciones son más crudas. Con unos riffs más duros y una ambientación más oscura amén de unos solos más elaborados y clásicos. Del mismo estilo podríamos meter también a “Eternal Night”. Igualmente con un sonido más europeo, pero a medio tiempo, con mucho misticismo y solos muy elaborados que me recuerdan a esas pistas de corte medio épico de AXEL RUDI PELL. En cambio, “in your Mind” y “Varg I Veum” son cortes clásicos, de golpes de riff a medio tiempo con esas crecidas instrumentales por momentos vuelta y vuelta, esta vez cubiertos en un aire más misterioso, donde la voz juega protagonismo llevando siempre el tema a todos los terrenos épico-melódicos y donde, otra vez, unos solos con cierto barroquismo en “in your Mind” vuelven a dar ese toque de misticismo que lleva todo el álbium. Al igual que en “Varg I Veum”, pero aquí con más aceleración y Metal. Ya en “The Ghost of Me” nos encontramos una powerballad con todas las de la ley. Y es que el disco está siendo variopinto en cuanto a las canciones. Aquí tenemos un título de esos dulces pero con fuerza, que crece cambio a cambio mas siempre conservando esa melancolía y épica de las powerballadas. Con unos solos que envuelven y traen recuerdos. Me recuerda mucho a las baladas de ACCEPT.

En fin, un buen disco, que suena de maravilla y que relanza de nuevo a este combo en otras tesituras diferentes a sus inicios, pero my bien encajadas.

Metal Blade (2021)

Puntuación: 8/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin