BLITZKRIEG – A Time of Changes (reedición)

Nos encontramos con otro clásico reeditado. Esta vez el álbum debut de la banda británica comandada por Brian Ross llamada BLITZKRIEG. Un disco de culto ahora reeditado y que con mucho gusto reseñamos de manera clásica. El trabajo empieza con “Ragnarok”, que es la intro que precede al tema “Inferno”. Todo un arranque metálico al más puro estilo británico, con unos riffs marca de la época, unos solos muy heavies y ochentero y la enorme voz de Brian Ross, con esa tesitura tan particular del género y de la NWOBHM, que te devuelve a aquellos maravillosos años cuando casi todo era primerizo.

Le sigue el clásico por antonomasia de la banda, del cual sacan el nombre. Y, por supuesto, se llama “Blitzkrieg”. Todo un himno de la NWOBHM que hemos coreado en sus conciertos y que METALLICA se encargó en los 80 de versionarlo y darlo a conocer a más generaciones. Un corte con ese mismo ritmo británico, con mucha frescura y jovialidad, con esos bucles guitarreros tan típicos y esa marcha vocal que transmite el bueno de Ross, modulando la voz según los cambios, con ese poderío vocal en los gritos. Lo demás; unos solos muy old school con un sentimiento metálico que encaja con la época. Y unos buenos pasajes a fuego lento pero con actitud musical. La siguiente canción es “Pull the Trigger”. Más relajada. A medio tiempo. Con mucha melodía tanto vocal como instrumental, pero con fuerza y golpe en esos riffs. Como siempre, Ross es el alma y él se encarga de modular su voz en varias tesituras melódicas y metálicas para encajarla de lujo en toda clase de cambios y solos instrumentales. Una pista con my buen gusto. En cambio, “Armageddon” tiene la fiereza y actitud de unos JUDAS PRIEST con unos riffs muy heavies. De ritmo constante. Casi todo el título sin apenas cambios. Transcurre con mucha fuerza, acompañado siempre por esa tesitura vocal tan mítica y mágica de Brian Ross, que es quien le da los puntos y cambios a la canción sobre la misma base de la que hablamos, solo alterada a mitad del tema por un tempo más lento, con cierta épica y solemnidad. Y unos solos clásicos con fuertes golpes de riff a su alrededor. Y ya en “Take a Look Around” vuelven los BLITZ más británicos, con esas melodías tan puras del género y esa voz que inspira melancolía a cada tono. Quizás tenga unos puntos y tonos más cósmicos en la manera de algunos riffs y punteos sueltos que van y vienen, y unos solos con más misticismo pero, en definitiva, un corte estándar del género en toda su amplitud. La siguiente pista, llamada “Hell to Pay”, está grabada en vivo. Una pista con fuerza muy Heavy y con más velocidad. Se nota que está en directo, y se puede visualizar y notar ese sentimiento en vivo que producen los riffs, los solos y, como siempre, esa voz tan envolvente de Brian. Con “Vikings” llegamos a ese momento de balada. Ritmos suaves de mucha relajación con un Ross más inspirado y tierno, alargando las palabras y las frases dándole así un tono romántico y ambiental, pero con esos cambios de subida con más sentimiento y fuerza que le brindan ese empaque entre balada y power ballad. Y llegando al final tenemos el tema título: “A Time of Changes”. Otro clásico que desde el primer sonido ya te pone a tono con una secuencia de riffs con más épica y misticismo, rodeado de magia, con una voz más cargada de ambiente y misterio. Un tema metalizado a medio tiempo, bien definido con sus puentes y cambios cargados de épica. Y acabamos con “Sabiour”. Una andanada sónica más densa. Cercana a unos MOTÖR pero donde la voz de Brian le da el rollo británico habitual. Y esos punteos sueltos “Made in the UK” te hacen retroceder en el tiempo.

En conclusión, un disco de culto para os amantes del género, de la NWOBHM y del Metal en general.

High Roller Records (2021)

Puntuación: 8/10

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin