KADAVAR – For The Dead Travel Fast

Quinto álbum ya de KADAVAR, esta banda alemana que nos sigue sorprendiendo con estos trabajos de contenido tan añejo y adictivo, un viaje en el tiempo a través de los inicios del Hard Rock, con todos sus elementos, desde el Doom al Occult Rock pasando por el Protoheavy. Y así, empieza el compacto con un tema llamado «The End», casi tres minutos de una especie de intro psicodélica cósmicasinfónica solo con unas breves frases que van apareciendo durante el tiempo que dura para arrancar con «The Devil’s Master», que da comienzo con un intenso riff que desemboca en un cambio donde esos riffs adquieren más solidez y crudeza, acompañados de un tono vocal casi oratorio, con esa atmósfera de las viejas bandas de Occult Rock, aunque siempre con la esencia SABBATH recorriendo toda la pista.

 

Le sigue «Evil Forces», conun inicio muy comercialote, muy Hard pero asequible, luego de unas tonalidades muy sabbáthicas de la última época de Ozzy en discos como «Never Say Die», y también muchas influencias de la NWOBHM más oscura, como ANGEL WITCH, en «Children of the Night», y sobretodo en «Dancing with the Dead» la cosa se ralentiza un poco pero, como siempre en esta clase de canciones, prima esa atmósfera oscura, el dramatismo, y esas fases de tristeza sonora que le dan ese empaque tan adictivo. No obstanre, también tiene sus momentos metálicos con unos riffs y solos muy protoheavies y un sonido vocal e instrumental a formaciones oscura de los 60 como FOCUS. También «Poison» tiene un sonido muy psicodélico de los 60, pero mezclado con buenos riffs de los 70 cercanos al Metal, y unas estrofas/estribillos brutales, grandes y adictivos. «Demons in my Mind» tiene esa instrumentación distorsionada tan pegajosa para desembocar en un riff muy sabbáthico con una voz hueca, misteriosa y una atmósfera nublada de sentimientos. Otra gran pista. «Saturnals» es un viaje planetario con efectos y acústica. Una balada de la época, pero de la época psicodélica, con su envoltorio cósmico y místico. Y acabamos con «Long Forgotten Song», un corte de casi ocho minutos que transcurre por pasajes llenos de Blues, Rock, Occult Rock y mucha teatralidad.

 
En definitiva, un nuevo álbum con la misma esencia, pero con varios matices, menos pesado que los anteriores, pero para mí, con mejor gusto.

 
Nuclear Blast (2019)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin