THE RODS – Brotherhood Of Metal

Nuevo trabajo de este poderoso trío, THE RODS, que tuvo su repercusión en los 80 y que aún a día de hoy conserva a fieles seguidores, los cuales teníamos ganas de un nuevo trabajo. Y aquí está, años después algo nuevo, donde nos encontramos cosas como la propia “Brotherhood of Metal” y “1982”. Son temas eléctricos, de riffs metálicos distorsionados, con cambios melódicos marca de la casa que acompañan las teclas, más esos estribillos, coros y estrofas clasicistas tan típicas y agradables. Y, en el caso de “1982”, con más épica.
En cambio, “Everybody’s Rocking” y “Tonight we Ride” mantienen esa distorsión sónica metálica pero en unos cortes más orientados al Hard and Heavy. Con precisión, cada cosa en su sitio, sin grandes alardes pero que enganchan. Unas canciones que recuerdan a tiempos antiguos y primerizos de la banda.

 

 

“Smoke of the Horizon” tiene un punto muy tradicional que lo provocan los punteos y, sobretodo, las teclas. Una canción de una tesitura más oscura, pero sin dejar el tono clásico del grupo y la melodía en los solos. Una pista que recuerda a títulos de antaño del primero DIO. Al igual que “Hell on Heart”, también con un punto oscuro pero llena de Metal melódico, más suavidad vocal y, de nuevo, marcando los coros y estrofas acompañados de unos solos de bucles metálicos poderosos y sentidos. “Louder than Loud” y “Evil in Me” contienen el “ABC” del Heavy Metal de los 80 y, sobretodo, es un auto homenaje, ya que te recordará a esos temas clásicos del “Let them eat Metal”. Esto es Metal con sus riffs poderosos, sus coros pletóricos y esas pausas de bajo (sobretodo en “Louder than Loud”) y posterior entrada de teclas y solos que las hace muy emotivas y nostálgicas. Igual de metálicas son “Tyrant King” y “The Devil Made me do it”. Estas más de pista, más bailables, con unos riffs más JUDAS y ACCEPT, sin espacios hechos para el headbanging y, una vez más, unos coros que se lo comen todo, y unos solos magníficos. Y terminamos con “Party all Night”. Se sale un poco de la tónica. Aquí el bajo le otorga un rollo semi Funk, tirando a Blues. Lo demás es una voz cantando narrativamente con el estribillo marcado y eterno, y unos solos que le brindan un rollo muy adictivo.

En definitiva, un gran disco no por su dificultad, sino porque han hecho lo que mejor saben y han conseguido seguir la senda que ya marcaran en sus inicios.

Steamhammer / SPV (2019)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin