BURNING WITCHES – Burning Witches + Burning Alive

Nos encontramos ante el primer disco de BURNING WITCHES, una banda de metaleras suizas que ya salió hace un par de años en edición limitada pero que ahora se vuelve a lanzar con Nuclear Blast a lo grande, en esta ocasión acompañado de un EP con grabaciones en vivo. Estas muchachas practican un Heavy Metal clasicote, y así, nos encontramos en este álbum con “Black Widow” y “Creatures of the Night”; fieros ataques metálicos a lo JUDAS PRIEST, con unos riffs muy metalizados a lo sonido “Painkiller”, con una agresiva voz muy en tono Halford, que cambia melódicamente en unos estribillos y algunas estrofas sin dejar de darle fiereza metálica, sin olvidar unos buenos solos y bucles guitarreros, aunque en “Creatures of the Night” juegan también con esos tonos de Metal alemán de los 80 en muchas fases de guitarra y cambios de ritmo.

 

“Burning Witches”, “The Deathlist” y “Metal Demons” son canciones muy de pista; riffs constantes para headbanging, poderoso solo alterado por unos cambios de ritmo y estribillos más melódicos, tanto a nivel vocal como rítmico. Me recuerda a aquellos medios tiempos Poer USA a lo CHASTAIN, con fuerza, melodía y buen gusto. Lo mismo ocurre en “The Dark Companion” y “Creatores of Hell”, también cercanas al US Metal, pero en unos cortes con esa esencia metálico-melódica que tienen el estilo en sus riffs, solos y punteos, además de sus partes épicas, esta vez en la entonación vocal y coros, con más teatralidad, más a lo Doro en “The Dark Companion”, y con unos coros más MAIDEN en “Creator of Hell”. “Bloody Rose” tiene un rollo más oscuro, mantiene la fuerza metálica con riffs constantes, a lo Power/Thrash, unos punteos y solos muy clásicos, además de más agresividad y agudeza vocal, y acompañado por unos coros más guturales. Eso sí, siempre con ese momento más pausado y metálico en algún cambio de ritmo o estribillos. Lo mismo pasa en “We Eat your Children”. También con una tónica y ritmo más oscuros, más Doom, con mucha teatralidad y narrativa vocal otorgándole un halo más misterioso a la pista. “Save me” es una powerballad con ese sentimiento ochenteno, con momentos suaves que van adquiriendo pomposidad durante el tema, regalándole esa sensibilidad y épica. Y acabamos con una versión de JUDAS PRIEST, “Jawbreaker”. Bien ejecutada. Bien metalizada y sin cambios notables, salvando las distancias. Todo un homenaje a los más grandes.
Y bueno, esto es lo que tenemos en lo referente al disco, luego tenemos el EP “Burning Alive”, con tres canciones de este compacto que son “Metal Demons”, “Black Widow” y “Burning Witches”, los cuales ya hemos revisado durante la escucha, y aquí, en vivo y en directo, se muestran enérgicos, aplastantes y directos a la yugular. Más una versión del “Holy Diver”, de DIO que, al igual que en la de JUDAS, han efectuado una versión fidedigna, poniendo el alma.

En conclusión, un buen trabajo de estas chicas, d  los que gustan: cortos y directos. Sin florituras y con el Metal por bandera.

 
Nuclear Blast (2019)
Puntuación: 8/10

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin