BLACK OATH – Behold the Abyss

Sé que prácticamente siempre que reseño un grupo “oscuro” de Italia hago una introducción parecida. Pero es imposible pasar por alto la tradición de terror que tiene el país mediterráneo, en el cine y en la música, y también es imposible obviar el vínculo entre Metal y terror, desde GOBLIN a DEATH SS, incluso EPITAPH, BLACK HOLE o más recientemente formaciones como HANDS OF ORLAC o la que hoy nos ocupa, BLACK OATH. Aunque estos últimos, a pesar de su imaginario siniestro, centrándose más en el esoterismo que en el terror. Ahora el combo lanza su nuevo álbum, el primero con High Roller, bajo el título de “Behold the Abyss”.

 

En este álbum nos encontramos más o menos lo mismo que en los dos anteriores, un Doom Metal puro, tradicional, con elementos de los 90 y que se centra en la pesadez al mismo tiempo que las melodías. Encontramos muchos solos de influencia puramente tradicional, casi siempre muy Heavy, bellas armonías y melodías vocales, y unos riffs con mucha contundencia.
La placa abre con el tema título. Un monstruo épico que, en nueve minutos, condensa toda la esencia y aúna todos los elementos de el disco al completo. Se desarrolla sobre un ritmo lento, aunque los cambios de tempo fluyen con naturalidad, una atmósfera terriblemente oscura aderezada con unas melodías bien pensadas y una sección pasada la mitad del tema especialmente pesada. Una canción con mucha variedad de riffs y elementos. Esta es la pauta que sigue el resto de la obra, sin artificios ni experimentos, aunque temas como “Lilith Black Moon” aportan un toque distintivo. Y es que se trata de una pista más directa y rápida, con mucho aroma Heavy Metal. Una canción de guitarra potente y envolvente atmósfera. Como curiosidad, esta canción viene precedida de “Chants of Aradia”. Dos cánticos a dos de las diosas oscuras y, en el caso de la segunda, la canción se podría considerar por su estética prácticamente una encarnación de Lilith. También destacar “Once Death Sang”, el dúo de A.Th con Elisabeth. de RITI OCCULTI. Su voz cobra protagonismo y aporta una especial luz a un corte que es la más absoluta oscuridad. Un buen contraste entre melodía e ira con un toque Gothic Rock que nos lleva de vuelta a los 80. Por otro lado, también encontramos varios elementos Prog a lo largo de la obra, contrastando con otros puramente tradicionales, como es el caso de “Profane Saviour”, con mucho sabor OZZY. De hecho se percibe una composición que ha madurado respecto a su anterior “To Below and Beyond”, y han contado con una producción espectacular.

Como era de esperar, BLACK OATH han creado otro gran disco de Doom Metal tradicional con corazón Heavy Metal. Seis temas durante más de cuarenta minutos sin caer jamás en la monotonía o el aburrimiento. Todo un reto en sí mismo. El abismo cobra vida de forma sóncia.

 

High Roller Records (2018)
Puntuación: 8/10

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Please follow and like us:

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin