THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA – Skyline Whispers / Internal Affairs

Nos encontramos ante los dos primeros trabajos de esta banda sueca, THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA, que con su último disco ha revolucionado, en parte, el mundillo del Metal. Estos álbumes salieron inicialmente bajo el sello Coroner Records antes de fichar por Nuclear Blast para hacer su tercer y cuarto disco. Y ahora, en estos meses, vuelven a ver la luz reeditados para conocimiento mundial del grupo y para los que no teníamos conocimiento de estas obras.

 


Así que empezamos por “Skyline Whispers”, de 2013, donde “Sail on” y “Demon Princess” tienen un ritmo Hard Rock de los 70 con ese feeling speedico pero a la vez sinfónico, con un buen juego de teclas y guitarras que le dan ese aire pomposo a la vez que rockero. Cortes dignos de la escuela PURPLE/HEEEP. En cambio, “All the Ladies” es una canción con vacile y chulería. Tiene ese punto y riffs macarras de la época más rockera de KISS. Simple pero efectiva, con un puntillo alegre en los cambios y estribillos, y unos solos muy eléctricos. Lo mismo que en “Roads Less Travelled”, también con ese punto vacilón. Una pista tan rockera como elegante, con muco feeling setentero y unos solos muy clásicos. “Living for the Nighttime” y “Stillettoo” es Hard/AOR en toda regla; temas suaves con esa fuerza controlada. Melódicos. Sinuosos. Tienen un aire y un tono de película de Stallone mezclado con ritmos que te recordarán a los temas de KISS en discos como “Dynasty”.  Buenos juegos de voces con mucha melodía y unas teclas y efectos especiales, muy de los 80. Del mismo estilo es “I ain’t Old, I ain’t Young” y “September you’re a Woman”. Igual de melódicas, pero con unos cambios de Power Ballad a Hard Rock. Unos títulos que suben por momentos muy a la americana, al estilo HURRICANE o FIREHOUSE, con buenos y enormes estribillos y un soberbio apoyo coral. Por otro lado, “Spanish Ghost” es un medio tiempo de riffs melódicos, aunque de tempo constante y pesado, solo unos cambios con un juego de teclas y unas estrofas y estribillos más Hard AOR cambia en algunas fases de la canción. “Skyline Whispers” es una instrumental corta con mucho aire a PINK FLOYD, al igual que “Owaranai Palisades”. Es otra especie de pieza instrumental así, enigmática, que nos sumerge en “Lady Jade”, un tema de orientación también añeja, adictiva, al estilo de las bandas de los 60 y 70, con unos estribillos muy asequibles y melódicos. Igual que en “The Heather Reports”, aunque esta tira más para el lado del Blues e incluso el Soul. Una pista que te puede recordar a WHITESNAKE o GLENN HUGHES. Una canción de ritmo lento con un sonido muy adictivo que solo cambia en algunas fases añadiendo un poco de velocidad y más Hard Rock.

Puntuación: 7/10

 

Y bueno, siguiendo con el siguiente trabajo del grupo, esta vez el disco que nos ocupa es “Internal Affairs”, de 2015. “Siberian Queen” y “Stella ain’t no Dove” son unas piezas de Hard Rock de ritmos pesados pero a la vez melódicos. Son de esos cortes que van in crescendo con golpes de Hard muy épicos y unos buenos juegos de solos. Me recuerda mucho a bandas como BLUE MURDER, sobretodo en “Siberian Queen”. En cambio “West Ruth Ave” y “1998” también siguen esa tradición melódica, esta vez en unas canciones más de pista, más bailables, más ochentenas, aunque también tienen algún pasaje más lento que le da ese plus de elegancia. “California Morning” es una mezcla entre KISS y NIGHT RANGER; una serie de punteos y feeling con mucha chulería y Rock n’ Roll con unas estrofas y estribillos de película ochentena. Uno tema en onda americana total. Y, por otro lado, “Miami 502” y “Montreal Midnight Suply” siguen la estela hard rockera de la familia PURPLE/HEEP. Unos temas dominados por los teclados mayormente, con mucho feeling y, como casi siempre, esa orientación ochentena que lo hace súperadictivo. “Glowing City Madness”, “Green Hills of Glumslöv”  y “Internal Affairs” siguen la onda AORera de unos TOTO. Pistas más lentas pero sin llegar a balada, con ciertos golpes de Hard que los hace más pomposos pero, en líneas generales, temas muy radiofónicos. Lo mismo ocurre con “Transatlantic Blues” y “Song for Ingebörg”, aunque esta vez las historias transcurren más como balada, como indica el título, con más sentimiento Blues en el primero y más Folk y acústico en “Song for Ingebörg”, variando solo en algunos momentos con un cambio más duro, pero con orientación a los 70 siempre, con un juego de guitarras y teclas dignos de la misma época.

Puntuación: 8/10

En fin, dos buenos trabajos con unos temas en su mayoría asequibles, de fácil escucha y que entran muy bien.

 

Nuclear Blast (2018)

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin