SVARTIDAUDI – Revelations of the Red Sword

La bestia islandesa SVARTIDAUDI vuelve a invocar a cuales quiera que sean las entidades que los han convertido en una de las formaciones líderes de ese Black Metal actual tan monolítico y con ese sello de repugnante belleza y oscuridad que caracteriza a los grupos de su país dentro del género, como si canalizaran a través de su música parte de su geografía. Así, ahora se presentan con su segundo álbum, “Revelations of the Red Sword”. Un compacto tan victorioso a nivel auditivo como a nivel visual.

 

En “Revelations of the Red Sword” no hay nada nuevo para SVARTIDAUDI, pero amplían aún más el especto de elementos distintos dentro de sus composiciones, al mismo tiempo que pulen su fórmula. Es majestuosidad y épica en el ambiente más demoníaco y siniestro, con unas voces infernales que no dejan de escupir caos y blasfemia. Las guitarras aportan siempre mucha melodía, y aún más diversidad, convirtiéndose en unas de las protagonistas del disco. La mezcla, por otro lado, es brillante, y nos permite percibir esta combinación de texturas, estos contrastes y toda esta amalgama de elementos. Combinan una base y espíritu rebelde, sin reglas, puramente old school con su propia visión que da un giro al Black Metal.
Asonantes siempre, el combo da comienzo al redondo con “Sol Ascending”. Letal y directa, muestra a los SVARTIDAUDI más puros, con siniestras armonías y una sutil complejidad que nos conduce hasta “Burning World of Excrement”. El título lo dice todo: destrucción sónica. Ya se lanzó anteriormente como single, así que quizás algunos ya estéis relacionados con este tema corrosivo; guitarras ensordecedoras, voces demoníacas, base rítmica intensa y contundente y un paisaje gélido. De los cortes más arrolladores. Tan violento como cautivador. “The Howling Cynocephali” tiene un ritmo casi militar. Bélica y épica, pero más densa, con más groove y cambios de tempo.. Y parece que de aquí en adelante, en la segunda mitad del disco, están las canciones más complicas y ricas. “Wolves of the Red Sun” es otro título. Épico, letal y terriblemente oscuro y deprimente, que se confunde con brutales arranques de agresividad que dejan impacto en el oyente. Todo ello sin dejar jamás de lado las casi hipnóticas melodías. Quizás sea una de las pistas más m melódicas y complejas de todo el disco, o quizás incluso de la formación islandesa. “Reveries of conflagración” se va alzando paulatinamente en un perpetuo crescendo, como un triunfal monumento que se yergue entre la bruma. Constituyendo un evocador tema épico que culmina en una verdadera explosión que lo reduce todo a cenizas. Y es que este álbum es apocalíptico. Nihilista y esotérico al mismo tiempo (parece un álbum compuesto de opuestos que forman una única entidad). Esta pista impregnada por una oscuras guitarras que aportan distintas pinceladas a la canción, dotándole de aún más variedad dentro de un álbum diverso por naturaleza. Finalmente “Aureum Lux” cierra este monumento de manera amenazadora.  Bellos arpeggios de guitarra absolutamente siniestros contrastan con esa ferocidad fúnebre. Un tema hipnótico, lleno de cambios y giros sorprendentes que te mantienen enganchado, que culmina en un Doom monolítico.

“Revelations of the Red Sword” resulta increíblemente claustrofóbico pero, por encima de todo, despliega una ejecución precisa y unas dotes musicales soberbias. Otra obra intensa y versátil de los islandeses, traspasando las barreras de lo llanamente musical para, con esa sensación de caos organizado, crear emociones en el oyente. Locura desatada. Han logrado construir, como decía, una atmósfera nihilista a la par que esotérica, mientras podemos decir del disco que es, sencillamente, glorioso.

 

Ván Records (2018)
Puntuación: 8,5/10

 

Tania Giménez
Tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin