LEATHER – II

“Juggernaut” y “The one” son ataques metálicos en toda regla. Una unión de riffs clásicos a ritmo speedico solo cortado por la potente voz de Leather y todas sus armonías vocales metalizadas. Destacar también los cambios de ritmo tan melódicos como a piñón fijo, sobretodo en momentos donde los coros mandan y aumenta de poder el tema. Y en cuanto los solos, no es Chastain, pero suenan clásicos, estándar, hechos para el Metal.

 

 

“The Outsider”, “American Woman” y “Hidden in the Dark” tienen un ritmo muy PRIEST, muy SAXON, muy DIO. Unos temas netamente Heavy Metal, con riffs muy clásicos que te recordarán a bandas de la época antes mencionada. Leather aquí está sublime en los giros vocales, cada armonía está metalizada y cuadrada con los riffs o tonos del momento. Los solos siguen teniendo ese punto de clasicismo absoluto, de pureza metálica. Por otro lado, “Lost at Midniht” y “Let me Knell” siguen la senda más tradicional en un corte con una base más US Metal, es decir, tan Heavy como melódico, con una Leather más teatral a la hora de cantar, a veces narrando y a veces con cierto dramatismo, pero dejando siempre atrás una base de buenos punteos y riffs muy de pista, en todo momento acompañada de un ritmo constante, Heavy, y unos buenos coros. En “Give me Reason”, en cambio, tiene un aire más Hard Rock; ritmos vacilones y cierta chulería vocal en un corte simple pero efectivo. Buenos riffs, solos y estribillos. “Black Smoke” y “Sleep Deep” son canciones que empiezan a medio tiempo, parecidas a esas pistas de BLACK SABBATH con Dio, con unos riffs muy machacones y una aplastante voz, sobretodo en “Sleep Deep”. Son temas que van creciendo, con unos coros potentes en “Black Smoke” y una aceleración de riffs en ambos temas, que adquieren hasta su final todo su poder metálico. Por otro lado, “Annabelle” sí que es un medio tiempo poderoso, con aires de Powerballad, donde la voz de Leather dramatiza y realza todos los pasajes del tema, desde los más suaves y envolventes hasta los cambios de ritmo con más agresividad, incluidos los solos limpios donde también aparece y vuelve a realzar con su fantástica voz.

 

En definitiva, un buen disco que se ha marcado Leather. Son inevitables las comparaciones con CHASTAIN, porque esta es la voz, pero la buena de Leather sale victoriosa con este trabajo y, a día de hoy, podemos estar satisfechos de que esta gran voz aún siga dándole todo, y además, francamente, haciéndolo muy bien.

 

 
High Roller Records (2018)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin