RAM – Rod

Cinco discos ya de RAM, esta banda sueca que, como el que no quiere la cosa, se ha hecho un hueco entre el Metal. Un grupo que he tenido la oportunidad de ver varias veces y del que, gracias a estas páginas, podemos seguir su trayectoria. Y así, tenemos “Rod”, un álbum de HEAVY METAL que empieza con “Declaration of Independence”. Es tal y cómo dice el título: una declaración, pero de cómo hacer Heavy Metal tradicional metiendo de entrada unos riffs muy PRIEST en un tema que transcurre por elementos típicos del HM, con unos cambios muy a la US Metal 80’s que te recordarán a formaciones como HELSTAR o SANCTUARY, sobretodo en la voz, la cual hace un buen trabajo en el corte, dándole esa esencia americana. Por lo demás, solos clásicos y un final instrumentalmente metalizado, con unos efectos muy de los años 80.

 

 


Le sigue “On Wings of no Return”. Es eléctrica y metálica. También instrumentalmente mucho JUDAS y SAXON, lo que implica que el Metal británico esté presente, con ciertos momentos muy a la NWOBHM, estilo CLOVEN HOOF o SATAN. Los solos son híper heavies, suenan muy clásicos. Al igual que los riffs, melódicos en los cambios de ritmo. “Gulag” es para mí la mejor canción del compacto. Dura casi ocho minutos, pero tiene una estructura y un cóctel de clasicismo ochenteno que asusta, un inicio con unos riffs muy a lo ACCEPT. Me recuerda a aquel combo australiano llamado PEGAZUS, el cual también hacía muy bien esta clase de pistas. Por lo demás, un tema que, aunque tiene las líneas y los patrones muy marcados linealmente, va creciendo y enganchando con unos pasajes que desprenden cierto misterio, con unas notas de guitarra limpias, con solos clásicos y con sentimiento, y una voz metalizada que en cada momento sabe darle la teatralidad dramatismo justo. En cambio, “A Throne at Midnight” es de paso firme y seguro, con unos riffs más mecanizados, pero con esas guitarras sueltas en punteos y notas más clásicas. Un tema de esos lineales al estilo ANNIHILATOR, con una dosis más power metálica y con una voz más amenazante, con momentos sublimes a lo Metal alemán estilo TALON, GRAVESTONE o VETO, y unos instantes muy TESTAMENT al final de la canción, en un breve espacio instrumental. Y, de nuevo, ese agradable tono alemán en la voz.”Anno Infinitus” es una breve intro de poco más de dos minutos con efectos al más puro estilo ochenteno que me recuerda a las que suele hacer GRAVE DIGGER, acompañados de una voz que resuena a lo lejos narrando la historia. Y desemboca en el tema “Ignitor”. Un corte más speedico, con unos riffs metálicos, pero todo dentro de una base rítmica muy densa, donde se altera por los cambios de ritmo con cierto tono Power/Thrash y algo de tonalidad MAIDEN en los punteos, pero sin violencia, al igual que la voz rápida y metalizada, que se ajusta notablemente al ritmo frenético del tema. Los solos también tienen algo especial. En esta canción son más técnicos y sobre sí mismos, o con mucho cambio de ritmo. No digo que llegue al progresivo, pero la esencia de bandas técnicas como HADES o BLIND ILUSION está presente en algunos momentos. “The Case to Be” es un medio tiempo con sus momentos suaves y envolventes, que recuerdan a las baladas de JUDAS de los 70, y otros con más dureza y crudeza, que también recuerdan a JUDAS en temas como “Beyond the Realms of Death”, con esos contrastes y cambios tan duros como melódicos, tan suaves como ásperos. Y párale final “Voices of the Death”. Es otra breve intro a lo EXORCIST, que precede a “Incinerating Storms”. Una locura  de tema. Aquí todo es speedico, caótico y frenético, con el apoyo vocal a un nivel agudo en casi todo momento, apenas sin cambios, y los que hay son duros y metálicos. También tiene un toque vocal muy KING DIAMOND en algún pasaje, jugando a las dos voces para darle más gusto a la pista, al igual que el juego de solos, que también me recuerda a MERCYFUL FATE e IRON MAIDEN en los tramos finales. Y terminamos con “Ashes”. Un final de dos minutos a modo de outro. Muy cósmica. Me recuerda al principio del “Final Frontier” de MAIDEN con “Satellite 15”.

En definitiva, no hay nada inventado, ni falta que hace. RAM han pillado de lo conocido lo bueno y lo mejor. Es que han sabido meterlo y mezclarlo para hacer una obra, aunque con líneas generalmente clásicas, variadita y con gusto.

 

Metal Blade (2017)
Puntuación: 8/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin