PURPLE HILL WITCH – Celestial Cemetary

PURPLE HILL WITCH es una banda noruega desconocida para mí, la cual nos presenta en “Celestial Cemetary” su segundo disco. Un álbum cargado de sonidos crudos, primitivos, y con el Doom por bandera. Así, tenemos temas como “Ghouls in Leather”, que es el tema inicial. Casi nueve minutos con un comienzo de notas envolventes a base de teclas y guitarra, la cual va creciendo de manera lenta, pero endureciéndose progresivamente para alcanzar una línea constante de Doom metálico a lo SABBATH, con una voz cercana a Ozzy en la manera de modularla, para darle ese modo oscuro y enigmático. Atentos  también a los cambios de ritmo más heavies, con inspiración británica a la NW más oscura. Y a los solos. Eléctricos. Muy clásicos y emotivos.

 


Otras canciones como “Harbringer of Death” y “The First Encounter” siguen la tónica sabbática. Aquí el acercamiento vocal a Ozzy es más notorio, al igual que los riffs muy clásicos del género en temas con mayor lentitud, pero con más crudeza en los golpes de riff que se repiten constantemente con algún cambio más acelerado, pero sin abusar, otorgándole un plus de despegue a la pista en alguna ocasión, pero volviendo siempre al riff inicial. Aunque en el caso de “First Encounter” hay algunos momentos con pasajes místicos arabescos y un final a lo “War Pigs” brutal. “Celestial Cemetary” no cambia mucho de lo que venimos escuchando de momento. Otra pista Doomn con un grado más Stoner y un groove guitarrero denso y sin espacios. La voz sigue su curso SABBATH y los solos más todavía, donde la influencia Iommi es más que notoria. “Around the Universe” aparte de la influencia SABBATH tiene el ritmo Heavy Doom más cercano a unos PENTAGRAM, CANDLEMASS o TROUBLE, con algún efecto que le da un aire psicodelico y cómo no, con esos cambios de ritmo con esas cabalgadas sabbáticas y esos punteos y solos a lo Iommi entrando y saliendo. En cambio “Menticide” es un homenaje a BLACK SABBATH en toda su extensión. Tanto la voz como cualquier sonido que aparece recuerda horrores a los maestros, así que poco más que añadir a este corte el cual, por cierto, me parece el mejor de largo. Y acabamos con “Burn Offering”. Un corte con todas las influencias y sonidos que hemos estado comentando pero con más matices instrumentales al estilo de los directos de los grupos de los 60 y 70. Vamos, como una improvisación o jam session con muchos elementos clásicos que a mí me recuerdan a bandas como WISHONE ASH. Quizás la pista con la instrumentación más lograda y no tan lineal como el resto.

En definitiva, buenas ideas, buenas influencias, pero le falta el momento ese en que debería despegar en algunos momentos en cada tema. Lo mejor es que son siete canciones y no cansa, se puede disfrutar a gusto.

 

The Church Within Records (2017)
Puntuación: 7/10

 

Paco Gómez
Paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin