CIVIL WAR + DRAGONHAMMER – Sala Bóveda (14/09/2016)

civil-war1Miércoles 14 de septiembre. La ola de calor que barría nuestras ciudades la semana anterior había pasado y las temperaturas eran más agradables. En este escenario nos encontrábamos esperando la apertura de puertas para disfrutar del directo de los suecos Civil War, a quienes acompañaban dos bandas italianas: Dragonhammer y Perseus. Cabe señalar que, si bien la apertura y la primera actuación se ciñeron bastante al horario, se acabó acumulando un retraso de unos veinte minutos y las actuaciones acabaron a las doce de la noche. Justo a tiempo para que, quienes dependiesen de metro, se apresurasen a coger el último.

Perseus abrieron la velada con una intro instrumental misteriosa, que daba la sensación de entrar a una cámara llena de secretos y peligros. El sonido estaba bastante bien calibrado, con la excepción que la batería estaba bastante alta y, en ocasiones, ahogaba un poco al conjunto. Musicalmente todos sus componentes hicieron un buen papel y la rítmica estaba bien llevada. Hubo movimiento en el escenario y el peso del directo se compartió. Se podía ver como interactuaban y bromeaban entre ellos.

Foto de Quim Brugada
El ambiente estaba bastante cálido para ser el inicio de un bolo y haber una asistencia limitada. Los italianos Perseus gustaron y lograron conectar con el público. Transmiten en el escenario lo mismo que me transmitieron en la entrevista: compañerismo, compenetración, buen rollo, ilusión y energía. Eso hicieron que los asistentes se acercaran más al escenario, bailasen, moviesen las melenas al ritmo de su Power Metal y siguiesen las instrucciones del vocalista durante sus numerosas interacciones con el público

En cuanto al setlist fue variado y equilibrado. Tras a intro empezaron con “The Diary” de su nuevo álbum “A tale whispered in the night. Siguieron con “Hidden Murders” que evoca una frenética búsqueda. Siguieron con el single de su trabajo actual “Magic Mirror”, fresca, directa y muy colorida. También puedo destacar “Deceiver”, el tema que define la esencia de la banda según su propias palabras. Además de “I am the chosen one” que nos contagió de ganas de bailar y energía positiva.

Foto de Quim Brugada
Foto de Quim Brugada

En definitiva, Perseus es una banda que debería conocerse más. Tiene una rítmica muy bien llevada, composiciones elaboradas, instrumentistas de calidad, riffs enérgicos, solos cañeros una voz llena de matices, misterio y mucha pasión.

Setlist de Perseus:

Intro/The Diary
Hidden Murders
Magic Mirror
Memories
Deceiver
I’m the choosen one
Legions of Ravens
Ride of Pegasus

Tras lograr la hazaña de hacer el cambio de equipo y banda en tan sólo diez minutos, llegó el turno de Dragonhammer. El público se había incrementado y ya estaba caldeado, así que tuvieron una buena acogida. Reemplazaron misticismo por épica y, en algunas ocasiones, un ritmo más fiestero o con toques de folk. La puesta en escena fue bastante correcta y sabían como llenar el escenario. Un detalle curioso es que en su setlist ponía qué debía decir Luca Micioni tras cada una de las canciones.

dragonhammer
Foto de Quim Brugada

Pese a llevar más rodaje en  los escenarios la calidad musical del show bajó un poco, debido a la ejecución de los temas que, pese a contar con buenas composiciones en su repertorio, en el directo no resultaron tan convincentes. Además, en ocasiones no se escuchaban la guitarra y el teclado de manera alternativa y la batería y el bajo sonaban muy fuertes. La banda se mostraba cercana con el público, movida y animada y lograba conectar con el público, aunque éste a veces se mostraba menos animado que en la actuación anterior. Giulio Cattivera a los teclados,  llevaba todo el peso melódico y fue el componente más destacable de la formación, en contraste de Favio Cicconi, que fue el más limitado.

De entre los temas puedo destacar “Legend” que, a pesar de tener temática guerrera es bastante fiestero y alegre. La actuación adquirió seriedad y potencia con “Seek in the ice” y la pesada y cañera “Fear of a child”. También la dinámica “The end of the world” y la aventurera “blood in the sky”, ambas con toques de folk que dieron variedad a un set que resulta más plano en el escenario que en las pistas de sus álbumes. “The X experiment”, que da nombre a su segundo trabajo, destaca por su interludio intenso y lleno de variaciones, uno de los toques progresivos que caracteriza a la banda . Acabaron con “Last solution”, una

Foto de Quim Brugada
Foto de Quim Brugada

canción que electriza y sube el ánimo por su calidad.

En resumen fue un concierto bueno pero no emocionante, hubiese esperado más de ellos en directo. Aún así, el ambiente festivo se mantuvo entre el público.

Setlist de Dragonhammer:

Intro/Legend
Seek in the ice
Fear of a child
Believe
The end of the world
Blood in the sky
The x experiment
Dragonhammer
Last solution

Foto de Quim Brugada
Foto de Quim Brugada

Tras presentar a los miembros de la banda y recoger apresuradamente llegó el turno de Civil War. Fueron saliendo a escena por turnos, arropados por una intro emotiva y melódica. Los recibieron entre vítores y Nils Patrick apareció dispuesto a arrasar con su imponente estatura y su voz rasgada como la del cuervo que sobrevuela el campo de batalla. Desde el primer momento se notaron las tablas de la banda, que conectaron con sus seguidores mientras se entregaban a ellos y se comían el escenario. En la pista se respiraba la implicación y el entusiasmo de un público que no dejaba de bailar y ocupaba una porción importante de ella sala a pesar de ser un miércoles.

La batería seguía demasiado fuerte. Como consecuencia no se escuchaban bien el bajo (que llevaban sampleado tras la marcha de Stephan “pizza” Ericsson y el teclado y la voz quedaban ahogados. En las aperturas y los interludios de las canciones es donde mejor pudimos admirar la habilidad con el teclado de  Daniel Mÿhr .La actuación tuvo un marcado aire militar que reforzaban las percusiones y las letras de los temas que tuvimos la ocasión de disfrutar. La experiencia de cada uno de los integrantes se notaba en la interpretación y en el carácter individual que

Foto de Quim Brugada
Foto de Quim Brugada

imprimían en un conjunto muy equilibrado aunque más fríos entre ellos, dejando patente su carácter nórdico.

Hablemos del repertorio. Se me puso la piel de gallina con “Saint Patrick’s day”, que sonó inspiradora y emotiva. El efecto se intensificó con la marcial y melancólica Gettysburg. De repente, el ritmo se aceleró con “Sons of Avalon”, tema motivador y salvaje que se apoderó de mi cuerpo y lo sumió en un estado de alerta. Nos volvimos a relajar con la inédita “Savannah” que irá incluido en su tercer trabajo “The Last Full Measure”, disponible a finales de año. Otro de los puntos fuertes de la velada fue la emotiva “Schindler’s Ark”. Y como broche final, “Rome is falling”, supuestamente la primera canción que compuso la formación.

En definitiva fue un evento donde hubo tres grupos con los que repetiría y el público se lo pasó bien en todas las actuaciones. Agradezco a Kivents su acostumbrada amabilidad en el trato y las entrevistas a Civil War y Perseus.

Nos vemos en la próxima.

Setlist de Civil War:

USS Monitor
Saint Patrick’s day
Braveheart
Gettysburg
Sons of Avalon
Savannah (Tema nuevo)
Admiral over the oceans
Lucifer’s court
Knights of Dalecarlia
Schindler’s Ark
Gods and Generals
Bises:
Bay of Pigs
I will rule the universe
Rome is falling

Noelia Montalbán
Noe@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin