DESTRÖYER 666 – Wildfire

DESTRÖYER 666 Wildfire  coverDESTRÖYER 666 es una de esas bandas que no necesita presentación alguna. De aquellas que llevan la palabra «underground» estampada en todo lo que hacen. En su sonido y en su actitud. Desde que KK Warslut dejara BESTIAL WARLUST para formar su propia banda, los australianos ahora afincados en Europa, no han dejado de satisfacer a sus fans, eso sí, con una carrera no demasiado prolífica.  No demasiadas giras y 5 álbumes (con algunos lanzamientos de corta duración entre medias) en más de 20 años de carrera.

 

Ahora regresan, después de 7 años y con nueva formación (o no tanto, pero sí que este es su primer largo con ella), compuesta por R.C. de CRUCIAMENTUM y GRAVE MIASMA entre otros a la guitarra, Felipe Plaza de PROCESSION, ahora NIFELHEIM y CAPILLA ARDIENTE al bajo y Perra Karlsson («Perracide)», de NOMINON e IN AETERNUM a la batería, para lanzar «Wildfire» y expandir su ferocidad como un fuego incontrolado.

Pasan los años pero la actitud y la esencia de D666 es la misma, con su «blackened» Thrash sucio y crudo pero con los arreglos elaborados justamente para crear algo inteligente y memorable, como por ejemplo esas melodías y riffs pegadizos que no se te irán la cabeza.
El trabajo abre imparable con «Traitor» y «Live and Burn», que son sencillamente incesantes. Especialmente grandes los riffs con tremolo y regusto Black sobre una base puramente Thrash en el primer corte. Siguen llevándonos de vuelta a los ochenta y creando una atmósfera propia del Black Metal con «Artiglio del Diavolo». Un atrevimiento que funciona bien. Un tema instrumental de guitarras solistas donde muestran un tempo más moderado. Mantienen el flujo natural con la siniestra intro de «Hounds at ya Back», que evoluciona en un tema a medio tiempo oscuro, con un estribillo épico. De hecho en general es un trabajo con mucha épica y coros imperiosos. Esa épica de ligero aroma BATHORY (en esa misma onda va el tema final, «Tamam Shud», el más épico y atmosférico de toda la placa) que se combina con la suciedad de las guitarras pero un sonido, al mismo tiempo, bastante claro. «Hymn to Dionysus» sigue el patrón de intro lenta, tempo relativamente pausado y explosión final thrasher con guitarras de regusto Black y épica que siguen en toda la obra, y que se rompe cuando llega la arrolladora «Wildfire», que muestra sus raíces Rock n’ Roll y Heavy Metal e incluso cierto aire Punk. De nuevo, estribillo altamente pegadizo. Aunque esta segunda mitad del disco resulte más monótona y menos variada.

De hecho si de algo peca este trabajo es de eso; comienza siendo un trallazo pero a medida que avanza parece que hay cada  vez más rellenos. Aunque la variedad a nivel vocal es digna de reseñar, igual que la labor guitarrera, con esos riffs veloces que parecen desgarrarte, la brutalidad combinada con melodía épica con brillantes solos y esos estribillos pegadizos de sentimiento triunfante. En «Wildfire» quizás estén algunos de los temas mejor compuestos de DESTRÖYER 666, pero también hay más de uno de relleno. De todas formas, D66 son y siempre serán D666, y aunque haya cortes flojos, no decepcionan. Vienen de los 80, vienen del Heavy Metal y lo dejan bien claro en todo lo que hacen,

 
Season of Mist (2016)
Puntuación: 7,5/10

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Highslide for Wordpress Plugin