WINDHAND – Grief’s Infernal Flower

WINDHAND Grief's Infernal Flower coverDesde que se plantaron ante el mundo en 2012 con su álbum debut homónimos, los doomsters yanquis WINDHAND se han convertido en una gran promesa. Se reafirmaron en 2013 con su gran «Soma», y con su nuevo «Grief’s Infernal Flower» dejan de ser una promesa para convertirse en una realidad. En una realidad ya bien establecida. En una realidad que ya conoce a la perfección su sonido y sus puntos fuertes para sacarle el máximo provecho posible.

 

En este tercer «Grief’s Infernal Flower» WINDHAND exploran lo mejor de sus dos anteriores álbumes para llevarlo todo al siguiente nivel y así crear su trabajo más completo hasta la fecha, pero sin perder su esencia. La placa es pesada, mastodóntica, pero también emocional y frágil. Es personal y, como siempre, oscuro y en ocasiones casi terrorífico, algo que los diferencia de muchas bandas actuales de Doom. Es un disco muy centrado en la guitarra, con grandes solistas, y un tono exquisito que hace que todo funcione. Un gran foco en las cuerdas, pero no para que los músicos se luzcan, sino que se centran en crear un aplastante muro de sonido con muchísima distorsión, como si no pudieran avanzar porque una enorme capa de barro las estuviera cubriendo, también con riffs pegadizos, siempre acompañado por la voz cautivadora, bella pero muy potente de Dorthia. De hecho es otro factor importante y casi central en la música de WINDHAND, abriéndose paso entre los ritmos lentos y el sonido pantanoso. De esta forma «Grief’s Infernal Flower» son 9 temas que combinan pesadez, momentos acústicos, pasajes ambientales, toques Sludge, Folk, soplos de los 70, groove y psicodelia.
El álbum da comienzo con «Two Runs», un tempo lento con estructura repetitiva, un solo cautivador y una voz que se arrastra flotando entre la instrumentación de un modo casi fantasmal. Destacan temas como «Kingfisher», una de las más singulares de la placa, por su base tradicional, con mucho groove y una fantástica interpretación vocal de Cottrell que toma el rol principal. Aunque su interpretación no deja de enamorar y crear magia a lo largo de todo el plástico, como en la también personal «Hyperion», con un registro etéreo que le da a la pista un aire casi ritualista. Por otro lado, «Sparrow» es un corte que rompe con el patrón general. Un tema acústico de aroma Folk. Similar es el último tema, «Aition», un tema oscuro y frágil en el que no abandonan esa oscuridad que les caracteriza.

 

«Grief’s Infernal Flower» es la obra más elaborada y cuidada de WINDHAND, pero no por ello pierden ese sentimiento de honestidad que siempre les acompaña.

 

Relapse Records (2015)
Puntuación: 9/10

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin