BLACK TRIP – Shadowline

black trip shadowline coverEn 2012 lanzaron su primer trabajo, un EP, a finales de 2013 se lanzó en Escandinavia su álbum debut, «Goin’ Under», que en el resto de Europa vio la luz el pasado año 2014 y ahora, solo un año después, y cuando su disco sigue todavía girando como el primer día en mi tocadiscos, regresan con un nuevo ataque sónico del más clásico Heavy Metal bajo el título de «Shadowline». ¿Sabéis aquellos tiempos en el que el Heavy Metal era solo Heavy Metal? Pues ahí nos llevan una vez más de vuelta BLACK TRIP.

 

En este nuevo «Shadowline» los suecos son 100% BLACK TRIP. Pero son unos BLACK TRIP mejores, especialmente a nivel compositivo. Son mucho más ricos, quizás debido a que para la composición del primer álbum los únicos compositores fueron Joseph y Peter, en cambio ahora el resto de miembros (Johan, Jonas y Sebastian) han formado parte de la creación del álbum. Más variados, pero descargan el mismo Heavy/Rock de los 70/80, con la misma intensidad, con la misma honestidad y con esa misma pasión que parece que hasta se puede tocar. Ese Metal que te hace desconectar cargándote las pilas y llenándote de buen rollo.
El álbum empieza derrochando energía con un grito de Tholl (lo diré mil veces, su estilo vocal es  sencillamente enorme)y riffs bastant rockeros con «Die with Me». Más riffs rockeros, incluso con reguso Blues, siguen en «Danger». Un medio tiempo muy THIN LIZZY, incluso algunas líneas vocales recuerdan a Phil Lynott. Una canción con mucho feeling, casi melancólica. Llega el tema titulo, y empieza lento, con una voz muy limpia y melódica acompañada por riffs suaves para, poco después, estar con el pegadizo estribillo. Esa combinación única entre el Hard Rock de los 70 y la NWOBHM lo hace delicioso, también con un sutil toque BÖC (es curioso, pero por primera vez en su carrera he encontrado esta inspiración varias veces a lo largo de la obra) y un bajo audible. Reseñar también los riffs del estribillo. Tremendamente personales.
«Berlin Model 32» es el primer single, y podría ser perfectamente una de esas canciones con las que grupos en los 70 y 80 llenaban estadios. Riffs frenéticos, ritmo acelerado. Energía a tope. Uno de esos cortes que te invitan a hacer heeadbanging sin parar. «Over the Wordly Walls» es otra de esas canciones de riffs sensacionales que no se te irán de la cabeza. Y es que este es otro compacto muy centrado en las guitarras que, aunque sencillas, aportan mucha y dan personalidad individual a cada una de las pistas, como esta que anda cerca del medio tiempo. De hecho el ritmo es más variado en este disco, con muchos temas empezando lentos, como es el caso de «Clockworks». Y comienza también con mucha melodía y emoción, con unas guitarras protagonistas muy ochenteras, tipo «Midnight Vice», de ENFORCER.
Aquí nos encontramos con el interludio «Rooms», que precede a «Subvisual Sleep». Guitarras potentes, muy pesadas, casi oscuras, y un registro vocal de Tholl prácticamente nuevo. Y entramos en la recta final con «Scenaries», una bomba pegadiza, llena de riffs y pasión. Le sigue una de las grandes sorpresas del álbum: «The Storm». De nuevo, comienzo lento, oscuro, como una mezcla entre SAXON y los MAIDEN de Dickinson, pero tarda poco en convertirse en esa pura agresividad BLACK TRIP. Una agresividad con detalles, con partes lentas intermedias muy de los 80, medios tiempos. Más de 5 minutos de distintos colores y texturas, con momentos que, aún dentro de la sencillez de la banda, son grandiosos, casi rimbombantes, quizás esa majestuosidad que conseguían antaño bandas como BÖC al mezclar de forma única elementos tradicionales. En cierta manera es el «No Tomorrow» de su nuevo disco. Un buen preludio del final, que lo ponen con «Coming Home». Otra canción totalmente «made in BLACK TRIP», inconfundible, y con unos buenísimos a la par que sutiles coros.
Por otro lado, y una vez más, excelente sonido y mezcla, rugosa y natural.

 

Si aquí  BLACK TRIP siguen siendo ellos mismos pero mejores, tenemos otros disco casi tributo a la NWOBHM y a cuando las cosas se hacían con honestidad y pasión (como lo hacen ellos), sin rellenos ni fisuras. Rock directo, con sudor y verdad porque, ¿qué más hace falta?

 

Steamhammer / SPV (2015)

 
Puntuación: 9/10

 

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin