TRIBULATION – Children of the Night

tribulation children of the night coverMe doy cuenta de que cuanto más me gusta una banda, o un álbum, más difícil es reseñarlo, especialmente hacer la introducción. Sobretodo cuando se trata de una obra que esconde y al mismo tiempo revela tanto, que transmite tanto que se hace imposible explicarlo con palabras. Primero fue «The Horror», después «The Formulas of Death» y ahora es el turno de «Children of the Night». No es que TRIBULATION se superen con cada disco, no osaría decir que tienen un disco mejor o peor que otro. De hecho se hace difícil por eso, porque aún siendo ellos mismos, con esa visión tan única y setentera del Death Metal, con cada obra, siempre reconocible como ellos, crean un nuevo mundo, un nuevo universo paralelo. Y siempre es un placer explorarlos. Son el lugar idóneo en el que perderse.

 

Si algo tienen en común esos mundos que han creado con estos 3 trabajos es que la luz casi no forma parte de ese ecosistema, y todos los paisajes de estos mundos son bellos, a la par que terroríficos y siniestros, quizás porque están habitados por la más profunda oscuridad. Así es su música, bella, oscura, siniestra, gótica. Es Death Metal, es Rock, es años 70 y algo de progresivo. Es personalidad. Es un mecanismo casi perfecto, que parece organizado, pero con el toque salvaje de la improvisación. Natural e inteligente. Es honesto, es complejo, es tan pasional que se hace casi palpable. Es agresivo y es melódico. Es poco accesible y directo. Es un mundo lleno de texturas, de detalles, de elementos opuestos que se necesitan los unos a los otros. Es un mundo donde los contrastes crean una única cosa. Crean el sonido TRIBULATION. Un sonido donde la música juega un papel fundamental, siempre con un gran foco en la instrumentación (y más especialmente en los riffs, de guitarras tan ricas como sus composiciones). Quizás porque en numerosas ocasiones la música ya logra narrar una historia sin necesitar palabras. Y a veces las palabras cuentan lo mismo que los instrumentos, y la comunión es perfecta. Pero la instrumentación tiene un papel fundamental, y ese es crear ambiente. Y es que el ambiente es el sello TRIBULATION. Y el primer tema describe esto perfectamente, «Strange Gateways Beckon». Un órgano da paso a las voces guturales de Johannes para crear un medio tiempo cautivador de bellas melodías.
«Melancholia» da la sensación de ser una segunda parte del primer corte por lo bien que fluye después de que este termine, pero aquí con un toque mucho más rockero, más setentero. Una de esas canciones bien estructuradas y dinámicas que, aún con muchos cambios de tiempo y giros inesperados, te mantienen enganchado y son extrañamente directos a pesar de esa naturaleza progresiva. «In the Dreams of the Dead» es un corte que recuerda a su anterior largo. Una pista con exquisitas partes instrumentales que son imposibles decir de qué inspiraciones salen, y con sutiles toques de Black Metal.
Y tras ella la atmosférica (que no melódica o etérea) «Winds». Fascinante, intrigante, de estructura in crescendo que te mantendrá alerta hasta el final. Incluso descarga una ligera sensación épica. Esa misma emoción tiene «Holy Libations», hacia el final del álbum, dramática y con uno de los mejores solos del largo. De hecho la labor de guitarra destaca en todo momento, con una brillante e intrincada labor tanto de Jonathan como de Adam. Las cuerdas suenan siempre bastante densas y graves, lo cual encaja y crea un ambiente extraño y único con el sonido crudo de la batería y la voz de Johannes que a veces resuena flotando entre los instrumentos como un potente eco. Todo tiene una potencia extraña, como si viniera del más allá.
Destacan muchos cortes y muchos momentos de la placa. Y si hablamos de canciones una de esas especialmente reseñables es la instrumental «Själaflykt». Casi 6 minutos bien construidos (cómo no) de una tensión y un misterio especialmente agresivo y fiero, despiadado. De una oscuridad especialmente cruda y fría. Con una batería dramática. Es una canción que cuenta una historia de violencia y tristeza, casi desgarradora. De violencia y melancolía. De arrepentimiento o añoranza quizás. De crueldad y desesperación. Es uno de esos temas que solo con la música, si no cuentan historias, transmiten emociones. Los momentos musicales son muchos y variados, con muchos toques e inspiraciones, pero os aseguro que las múltiples inspiraciones (pero ninguna clara, es una de esas bandas que no puedes comparar con ninguna otra= en un disco de TRIBULATION es lo que menos importancia tiene.
Y tras una instrumental que os aseguro remueve por dentro como ningún otro tema, algo más directo y Death como «The Motherhood of God», posiblemente uno de los números más accesibles del plástico, pero siempre igual de denso y con esa calidad «vintage» que desprenden TRIBULATION en todo lo que hacen. Incluso le noto cierto regusto SISTERS OF MERCY y algo de Heavy Metal. Las influencias del Metal más tradicional se perciben especialmente en la guitarra. Le sigue el medio tiempo «“Strains of Horror”, otro más directo que la mayoría de temas del álbum, donde el órgano y el piano consiguen darle dos sentimientos distintos. Es una canción de carácter dual. Donde los opuestos se atraen y se necesitan. Incluso desprende cierto aroma Blues/Jazz en algún momento del recorrido.
Después tenemos la misteriosa «Cauda Pavonis». Un terrorífico interludio que perfectamente podría ser extraído de una película de terror que nos prepara para el final la tremendamente feroz «Music from the Other». Perfecta forma de condensar todo el álbum en un único tema. Música del otro lado, del más allá, creada por los hijos de la noche para traernos la más pura y cautivadora oscuridad en forma sónica, en este caso desatando toda su ira.

 
«Children of the Night» es diferente a sus dos anteriores trabajos, y menos denso que el anterior (y aún así más difícil de escuchar, y es que una vez más es una de estas obras que necesitan varias escuchas, y completas, porque las escuchas a medias hacen que la música pierda su sentido), pero los adjetivos que lo describen son los mismos: oscuro, misterioso, gótico. Y los géneros también: Death Metal, Heavy Metal, Rock. Hasta las décadas: 70 y 80. Para mí TRIBULATION son el verdadero significado de los términos «Death» y «progresivo» (desvirtuados en los últimos tiempos. No es técnico ni moderno, no alardean de nada aunque todo en ellos sea excelente, pero siempre van más allá, siempre toman riesgos. Siguen sus impulsos y evolucionan sin límites.

 

Century Media (2015)
Puntuación: 9/10

Tania Giménez
tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin