TOUNDRA – IV

TOUNDRA es de ese tipo de bandas que si fuera británica, escandinava o norteamericana, la gente perdería el culo por ella. Y no digo que no haya gente que lo pierda ya, pero todos sabemos que lo nacional dentro de nuestras fronteras se mira con unos ojos distintos a algo que viene de fuera. Y eso lo dice alguien que no es que disfrute en demasía del tipo de música que estos madrileños practican. Su Post-Metal atmosférico es una delicia para unos oídos como los míos, que raramente pueden escuchar un trabajo de esta índole del tirón. Es más, llegando a la mitad de los discos suelo aburrirme ante tanta monotonía y música sin «chicha». Pues bien, con TOUNDRA no es que no solo no me aburra, sino que disfruto enormemente de sus complejas y trabajadas piezas instrumentales que te transportan a su mundo particular. «Toundra (IV)» es como bien dice su disco número cuatro dentro de una trayectoria iniciada allá por el año 2007.

En «Toundra (IV)» encontraremos ocho pistas sumamente cuidadas y exprimidas hasta el máximo dando como resultado un jugo auditivo de alta calidad. En cuanto al concepto del disco, ellos han declarado que «a través de las ocho canciones se cuenta la historia de dos zorros obligados a escapar del bosque en el que viven debido a un incendio. Tratándose de una metáfora sobre cómo el ser humano destruye el entorno en el que se encuentra y cómo de peligrosos podemos ser». Todo ello desarrollado a través de una sublime instrumentación más melódica y menos agresiva que la de su anterior obra. En esta ocasión la sutileza se conjuga a las mil maravillas con la contundencia guitarrera y podemos escuchar hipnóticas melodías combinadas con contundentes riffs. Y todo ello bañado en unas penetrantes y densas atmósferas presentes en todo momento. Cortes como «Stelka» representan la esencia del compacto, con esa ya mencionada mezcla musical, mientras que otros como «Qarqom» se desarrollan a través de pasajes llenos de silencio rotos por un Metal de carácter progresivo y pesado. «Viesca» posee unas guitarras acústicas (parte esencial en TOUNDRA) en su inicio para luego añadir una serie de instrumentos tales como la viola, el violín o el cello, dotando a la música de un enorme carácter sinfónico. Por su parte, «Kitsune» es un tema con diferentes cambios de tendencia que van desde algunas de las partes más agresivas del CD hasta otras más delicadas que otra cosa.P or último tenemos una canción 100% de «Post-Metal etiqueta TOUNDRA», siendo el perfecto para colocón para su cuarto disco de estudio.

 

 

En resumen, este cuarteto de la capital de España deja de nuevo bien a las claras que poco o nada tiene que envidiar a otras formaciones de su estilo con más fama pero con menos calidad musical. «Toundra (IV)» es una verdadera delicia para los oídos más exigentes dentro de lo que es el Post-Metal.

 

Superball Music (2015)

Puntuación: 9/10

Sergio Fernández

sergio@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin