MANILLA ROAD

«Mysterium» es el nuevo trabajo de la banda americana MANILLA ROAD. Hoy Mark Shelton, líder indiscutible de la formación, nos hablará de su última obra y conoceremos todo lo que acontece a la banda en estos momentos.

Read the English version

– Para empezar gracias por responder la entrevista. Para mí siempre es un honor poder entrevistar a MANILLA ROAD.

Amigo mío, gracias por hacer la entrevista. Si recuerdo bien hicimos una entrevista hace uno o dos años, así que es bueno tener la oportunidad de hacerlo otra vez contigo.

 

– «Mysterium» es el título de vuestro último trabajo. Explícanos un poco en qué se basa esta nueva obra de MANILLA ROAD. ¿Existe un concepto este los temas?

«Mysterium» no es un disco conceptual completo, pero tienen un par de conceptos distintos dentro de el, y todo el álbum tiene un tema subyacente. El tema subyacente está sobretodo dirigido a mantenerte firme y no rendirte en tus misiones de la vida. Si tuviera que etiquetar la idea tras el proyecto e una palabra, esa sería «fortaleza». En cuanto a los verdaderos conceptos de las canciones, hay 4 temas que están vinculados al tema escocés/irlandés que trata de la Batalla de Clontarf, basada en una historia de Robert E. Howard llamada «El Crepúsculo del Dios Gris», y también 3 de los cortes están relacionados con mi herencia familiar con los clanes de las fronteras de Escocia. Una de esas 3 pistas trata más sobre una historia que creé yo mismo llamada «The Battle of Bonchester Bridge», la cual se me ocurrió en Bonchester Bridge en la madrugada de una noche borracho de Scottish Ale. Las otras dos canciones son más históricas y legendarias. También está la canción que da nombre al compacto, «Mysterium», que está relacionada directamente con mi herencia familiar también, pero esta con el lado alemán de mi familia. Trata sobre mi tátara tío Ludwig von Leichhardt, que fue un famoso explorador alemán en Australia el cual en su última expedición desapareció sin casi dejar rastro en 1848. Hasta el día de hoy nadie conoce la muerte de mi primo o su destino. Así que, como puedes ver, hay muchas cosas relacionadas con mi herencia familiar escocesa, irlandesa, vikinga y germana.

 

– Y, en cuanto a la portada ¿qué representa esta vez? Y, ¿por qué el título de «Mysterium»?

La portada está hecha por Alexander von Wieding y está basada en el material escocés. Hay una horda fantasmal escocesa preparándose para la batalla en Bonchester Bridge al frente y después, envuelto al fondo de la portada, está el castillo Hermitage, el cual una parte de mi familia ayudó a proteger en el pasado. La verdad es que he estado en las ruinas de ese castillo con mi hija. El título «Mysterium» se eligió por el misterio que rodea la desaparición de mi tío en Australia. Como «Mysterium» es la canción épica más larga del proyecto, parecía una buena elección para el tema que da nombre al disco.

 

– He tenido la oportunidad de escuchar el disco y, al igual que el anterior trabajo vuestro, me ha sorprendido que también es una obra muy directa, apenas una canción larga de 11 minutos. ¿Ha salido al final justo como esperabais?

Sí, básicamente es lo que tenía en mente para este redondo. «Gates of Fire» y «Voyager» fueron discos enteros conceptuales, así que decidí no hacer trabajos enteros conceptuales para «Playground of the Damned» y «Mysterium». Cuando haces placas conceptuales que toman la totalidad del proyecto te limita los temas en el. Había muchas cosas diferentes que quería tocar, en cuanto a tema, tanto en «Playground…» como «Mysterium» que no habría sido capaz de hacerlo si hubiera hecho discos enteros conceptuales en los dos últimos proyectos. Ya he estado trabajando en el material para el próximo largo de MANILLA ROAD, y voy a volver a la idea del gran concepto en más o menos la mitad de ese proyecto. No diré todavía sobre qué, pero si estabais pensando en el proyecto en forma de disco, entonces toda una parte del álbum será un único concepto. Quizás en el siguiente redondo después de eso volveré a ahondar en un disco conceptual por completo.

 

– Otra cosa que me ha llamado la atención esta vez es el sonido de guitarras que tiene el lanzamiento; unos raspados chirriantes sin espacios que lo hacen muy eléctrico. No sabría cómo definirlo pero, como siempre, tiene la esencia de la banda. ¿Cómo surge esta idea y sonido?

Gracias por las amables palabras. Gran parte de mi sonido de guitarra es por el amplificador que usé. Uso un ampli muy antiguo, vintage, Marshall 50 Watts que ha sido modificado por una compañía llamada Thesis Audio. El amplificador fue modificado especialmente conmigo en mente. No tiene transistor o tecnología digital, pero tiene un sistema especial de tubo overdrive preamp. Ambos canales del amplificador se han unido concienzudamente en un círculo el uno con el otro, así que uso todos los recursos del amplificador simultáneamente. Es un equipo muy dulce en lo que se refiere a tubos de amplificador. También tengo que darle algo de crédito a mi segundo técnico, Derek (Dr. Doom) Brubaker, en Midgard Sound Labs, y el técnico en Cornerstone Studio, Steve Falke. Ambos han contribuido mucho en cuanto a la ingeniera y sonido de este proyecto.

 

– A mí particularmente me recuerda bastante a vuestros trabajos del 87 y 88, Mystification» y «Out in the Abyss», y también a los del 2000 y 2001, «Atlantis Rising» y «Spiral Castle». ¿Ves algo de esto o es una apreciación mía?

Bueno, en este proyecto más o menos intenté capturar la esencia de todas las fases del estilo de MANILLA ROAD a lo largo de las últimas 3 décadas. Hemos cruzado tantos estilos y enfoques distintos en los últimos años, que no es algo fácil de conseguir, pero no me sorprende cuando alguien escucha algún parecido a nuestras labores pasadas, porque la idea era crear un disco que expusiera un gámbito de los estilos de la banda.

 

– Hilando la pregunta anterior, por ejemplo vuestro anterior trabajo, «Playground of the Damned», me parecía más como los inicios del grupo. ¿Es MANILLA ROAD un combo cíclico, que utiliza en cada disco algo de lo anterior para mantener un círculo auténtico y musical?

Sí, somos un grupo de tipo cíclico porque se podría decir que siempre estoy uniendo puntos con anteriores lanzamientos. Pero no por ello nos estamos volviendo complacientes. Seguimos experimentando mucho mientras componemos y grabamos, y es por eso que ningún disco de MANILLA ROAD suena exactamente igual que todos los otros. Me encanta ir hacia delante pero tampoco quiero ignorar u olvidar el pasado, porque las raíces de la formación para mí son tan importantes cómo hacia dónde iremos en el futuro. SIempre ha habido esos viajes internacionales a la música del pasado. Por ejemplo, el final de «Epitaph to the King», de «Gates of Fire», tiene una sección derivada de «The Ninth Wave», de «Open the Gates». Hago este tipo de cosas de vez en cuando, especialmente cuando parece tener aspectos muy pertinentes a la canción que estamos componiendo.

 

– Me gustaría hablar de algunos temas del disco, por ejemplo «Stand your Ground» y «Only the Brave», unos temazos rozand el Thrash muy potentes, que recuerdan a épocas más ochenteras. ¿Cómo surgen estos cortes?

Ambas pistas salieron de mi poniendo en marcha los amplificadores en el estudio sin, en aquel momento, una dirección real en mente. Simplemente empecé a hacer jam y Dr. Doom empezó a poner en marcha las máquinas de grabación, y antes de darme cuenta encontré algunos riffs que inspiraron los contenido del resto de las canciones. Realmente fue la chispa del momento, y algo espontáneo con ambos temas. Dejo que las musas me lleven a la dirección correcta en lo que se refiere a creatividad musical. Ahora, las canciones más épicas, que son intrincadas, suelen ser una historia distinta. A veces parece que no dejo de trabajar en ellas, intentando juntar las partes correctas y ocurriéndoseme el arreglo definitivo. Las épicas son fácil joderlas si no prestas atención a lo que estás haciendo. Siempre es un reto mantener las épicas yendo hacia la dirección apropiada. Si no tienes cuidado es fácil acabar creando una canción muy larga y aburrida. Pero en el casos de esos dos, todo fue inspiración y hacer jams.

 

– «The Battle of Bonchester Bridge» y «Hermitage» son de esos títulos donde MANILLA ROAD sabe envolver la música y crear imágenes incluso. ¿Qué nos cuenta MANILLA ROAD en estas canciones?

Ambas están relacionadas con mi historia escocesa. Bonchester Bridge es un lugar real en el que estuvimos mi hija y yo mientras estábamos de vacaciones en Escocia. Estaba bastante borracho de Scottish Ale aquella noche y terminé dando vueltas por el puente de madrugada mientras la niebla y la neblina me rodeaban. Me imaginé la historia para el tema mientras hacía esto, así que la historia es completamente forzada, pero sigo creyendo que es una gran historia, y las letras. En cuanto a «Hermitage», esa está relacionada directamente con mi herencia familia. Es un verdadero castillo que algunos de mis ancestros juraron proteger. Estuve ahí con mi hija y la historia tras el tema sigue la leyenda del castillo y de William DeSolis, que en un momento fue el señor de dicho castillo. La historia y la leyenda no están realmente acorde con los eventos del castillo y sus señores. Elegí hacer la historia sobre la leyenda en lugar de la historia porque, para ser sincero, la leyenda es mucho más interesantes que la documentación histórica de eventos.

 

– Una verdadera sorpresa me ha parecido el tema «The Fountain», la verdad es que se sale un poco de la línea del disco, pero es un tema MANILLA 100%, con unos aires setenteros a lo JETHRO TULL que la hacen una canción bellísima. Háblanos de ella, Mark.

«The Fountain» es un poco un paso hacía mis raíces de estilo Folk. Tiene un poco de aroma escocés, pero creo que el verdadero punto fuerte es la letra y el significado tras ella. Es un tema sobre fuerza y no rendirse en la búsqueda de tus sueños. La verdad es que fue nuestro batería, Neudi, quien cuando escuchó el corte inmediatamente decidió que debía aparecer en «Mysterium», e incluso le pregunté si podría hacer algunas partes de percusión, y lo rechazó diciendo que tal cómo era, era perfecta. Así que Neudi tuvo mucho qué ver con que «The Fountain» esté en el disco «Mysterium».

 

– Luego tenemos unos temas muy pesados, como «The Grey God Passes», «Do What Thou Will» y «Hallowed by the Grave». Como decía anteriormente, habéis conseguido un sonido de guitarra muy eléctrico. ¿Estás contento con el resultado de estas canciones?

Sí, Me gusta mucho la producción de este álbum, y los sonidos de guitarra también son buenos. Siempre quiero escuchar más guitarra, pero supongo que eso es porque soy el guitarrista. Tengo que verme cuando estoy mezclando, porque terminaré con las pistas de guitarra siendo más altas que todo lo demás. Tengo una respuesta a los técnicos de sonido cuando me preguntan cómo quiero que suene la mezcla. Normalmente respondo «si subes todo más que todo lo demás, seré feliz», jajaja. A veces les cuesta pillar el chiste.

 

– Y, para acabar el plástico, una instrumental llamada «The Calling», que es una maravilla, una composición épica y cósmica que solo vosotros podéis lograr. ¿Cómo nace algo así?

Fue idea de E.C. usarla como una especie de intro para la canción que da nombre al álbum, «Mysterium», y debo decir que fue una gran idea. Sencillamente, me encantan ese tipo de interludios, y Ernie es muy bueno siendo capaz de ocurrírsele material con un sonido que encaja con ese tipo de canciones.

 

– Y el último tema, el que da título al disco, es la única larga del álbum pero, a la vez, como en casi todos tus trabajos, es el que mejor define a la banda. En 11 minutos podemos encontrar todo lo que anteriormente hemos escuchad. ¿Es esta la idea de esos cortes largos que siempre tenéis?

Realmente no tengo una ecuación concreta para hacer las épicas, pero paso mucho más tiempo con ellas que parte del otro material. Supongo que parte de eso es por la duración de las pistas, pero también dado a la importancia en mi mente de la canción épica. Y la letra siempre tiene que dar en el clavo en lo que se refiere a sagas épicas. La verdad es que no creo que me proponga hacer temas épicos que abarquen un poco todo lo del disco. Simplemente, a veces sale así. Me gusta jugar con temas recurrentes, y en el pasado he usado esa técnica varias veces.

 

– Pues, ya habiendo repasado el largo, ¿qué tal se presenta el tema giras este 2013?

Vamos a girar más de lo que jamás lo hemos hecho en el pasado. La mayoría de nosotros hemos estado viendo a crecer a nuestros hijos en los muchos últimos años, y algunos de nosotros aún lo estamos haciendo, pero simplemente parece que es el momento de salir a la carretera y ver qué tipo de daño podemos hacer en ella. Ha sido un verdadero reto mantener un trabajo diario, tener hijos y hacer esto de la música al mismo tiempo. Afortunadamente, en el ámbito musical todo está yendo mejor para MANILLA ROAD y, como la mayoría de nuestros hijos están ya bastante crecidos, excepto por algunos pocos, parece que es el momento adecuado ara girar más duro que nunca. Así que este año estaremos girando por todo el mundo y haciendo todo lo posible para patear el culo de todos donde quiera que vayamos.

 

– Hace poco recibí la noticia de que estaréis en España en mayo, concretamente en el Pounding Metal Fest, de Madrid. Soy un asiduo a ese festival y doy las gracias porque por fin MANILLA ROAD va a poner su martillo en España. ¿Podrías contarnos algo de cómo va a ser este acontecimiento tan importante para los que somos fanáticos de la banda?

Es algo enorme para nosotros tocar finalmente en un país en el que nunca antes habíamos estado. Sé que tenemos mucha gente que nos apoya en España, así que tenemos muchas ganas de tocar ahí. Definitivamente, intentaremos estar en nuestra mejor forma para ese concierto, aunque eso no quiere decir que no lo intentemos en todos los conciertos, pero ese es muy importante para nosotros. Hemos tenido muchos fans españoles que han viajado por toda Europa para vernos, y ahora va a ser genial, que finalmente vamos nosotros a ellos. He tenido la suerte de tener la oportunidad de viajar y tocar música por todas partes, y nunca hubiera sido posible si no hubiera sido por nuestros fans. Y todos los fans españoles que he conocido son gente maravillosa y grandes seguidores de ROAD. Así que no veo el momento de venir y dar algo bueno. Patear algunas culos y destrozar el escenario en el nombre de los antiguos dioses y de la musa de la creación. Estoy seguro de que será una experiencia increíble para MANILLA ROAD, y para los seguidores también. A gracias a todos por darnos la oportunidad de hacer esto.

 

– Pues por nuestra parte nada más. Quiero darte las gracias por la entrevista que e hice en el 2011, quedé impresionado por tu manera de entender la música y MANILLA ROAD. Recuerdo que me dijiste estas palabras al final: “Juro por los dioses y las musas que seguiré esta búsqueda del acorde perdido mientras viva, y con vuestra ayuda quizás algún día lo logre. Up The Hammers & Down The Nails”. Yo también espero escuchar ese acorde alguna vez. ¡¡¡Nos vemos en mayo!!!

Ha sido un honor y un placer hacer las entrevistas contigo, y espero verte en mayo en el concierto. Y a todos vosotros ahí fuera, Up the Hammers & Down the Nails. Sed dichosos y, si no vais al concierto, entonces quizás os perdáis el evento de vuestra vida. No veo el momento de poner mis pies el suelo consagrado llamado España. Hammers Up.

Mark The Shark Shelton

Manilla Road

 

Paco Gómez

paco@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin