AMBERIAN DAWN – Circus Black

La banda finesa AMBERIAN DAWN siempre ha gozado de un sonido y unas creaciones es exquisitas, sería de estúpidos negarlo, y lo llevan demostrando desde que sacaron en 2008 su primerísimo disco, “River of Tuoni”. Si bien la calidad es algo que nunca ha dejado de lado a AMBERIAN DOWN, es cierto que tras su último “End of Eden” iban demostrando que la originalidad no era algo que les sobrara, y repetían constantemente su propia receta. Eso siempre es un cuchillo de doble filo, pero también a veces hay que asumir riesgos, incluso el de no variar tu propia receta lo es en sí y es que, por muy buenos discos que saques, siempre aburrirás a una buena parte de tus oyentes. Pues bien, con su nuevo “Circus Black” han tomado el riesgo de variar sin dejar de lado su personalidad, y han demostrado que es algo que también se les da genial.

El redondo hace una entrada triunfal con “Circus Black”, y lo cierto es que esa sensación se va repitiendo a lo largo de todo el compacto. Un compacto que, desde ese primer instante con la canción que da nombre al trabajo, ya nos hacemos una idea de por dónde van los tiros y también degustamos la enorme dosis de sinfonía y teatralidad que habita en este nuevo redondo. Un nuevo redondo que, por cierto, cuenta con un gran número de artistas invitados que son los siguientes: Tuomas Nieminen (exADAMANTRA, THRONE OF CHAOS), Nils Nordling (exDREAMTALE, ANIMAL HOUSE), Timo Kotipelto (STRATOVARIUS) y Jens Johansson (STRATOVARIUS, DIO, YNGWIE MALMSTEEN’S RISING FORCE). Nieminen y Nordling comparten voces en “I Share with you this Dram”, un tema emocional y con tintes rockeros, más directos que la mayoría de los que encontramos en esta nueva placa. Aparte de armonizar perfectamente las voces de ambos vocalistas, la habitual voz de Heidi aporta otra tesitura al corte. Por su parte, Kotipelto hace su trabajo en “Cold Keys” y Johansson colabora con un solo de teclado en la gran canción “Crimson Flower”, la cual cuenta también con un gran solo de guitarra. Lo cierto es que prácticamente en cada canción nos sorpenden con un solo lleno de personalidad y una perfecta técnica de shreds, de hecho es un álbum en el que la guitarra es un ingrediente muy importante y crea un sentimiento más directos dentro de sus composiciones elaboradas y orquestales. Sin duda, un interesante contraste. Por otra parte, cortes como “Fight” marcan la diferencia con un pasajes muy cañero en el que predomina una base rítmica especialmente potente y un solo de guitarra que parece estar influenciado por el Rock. Pero, sin ninguna duda, si hablamos de solos no podemos pasar por alto el de la épica “Rivalry Between Good and Evil”, la labor guitarrera en esta canción es sencillamente espectacular. Sin duda, esta pista instrumental es una de las mejores y con más variedad instrumental, más rica en detalles, de las que podemos encontrar en este lanzamiento. Posiblemente muchos de los seguidores del grupo den a “siguiente” cuando ven un tema instrumental, pero dudo que alguien lo haya con este en concreto. Dicho esto, la combinación entre el guitarrista Kasperi y la incorporación de Kimmo Coronen (WALTARI), parece funcionar realmente bien. Otros componentes que debutan en este nuevo disco de AMBERIAN DAWN son el bajista Jukka Koskinen (NORTHER, NAILDOWN) y el batería Heikki (NORTHERN, WINTERSUN), que ahora se ha integrado como componente oficial.

Sin duda, “Circle Black” es el disco más majestuoso de los finlandeses hasta ahora, además de ser un trabajo más diverso que combina distinta partes; en cuestión de segundos pasan e momentos épicos y rimbombantes a pasajes delicados liderados por un teclado que crea un ambiente de ensueño. En ocasiones parece una banda sonora en el que cada canción describe un mundo distinto, con un pasaje diferente. Incluso en ocasiones parece que la instrumentación estándar dentro del Metal esté interpretando piezas clásicas (de nuevo, mención especial a las 6 cuerdas y a la combinación de estas con las teclas). Por si todo esto fuera poco, para darle un resultado final todavía más grande y real, han contado en esta ocasión con un auténtico coro y cantantes profesionales de Ópera, y ciertamente este “Circle Black” en ciertos momentos parece una ópera pero metalera (especialmente en las partes orquestales).

Sin duda, en una obra de este tipo la producción juega un papel esencial, y lo cierto es que esta llevada a cargo por Teropekka Virtanen es impresionante. De todas formas toda la labor realizada en el estudio (mezcla, masterización…) ha bordado el resultado y ha dado en el clavo con lo que este disco necesita.

 

Me atrevería a decir que este es el mejor plástico de AMBERIAN DAWN hasta ahora, además han sabido cómo dar un pequeño giro o cambiar su enfoque en cierta medida para crear algo que, dentro de su línea, resulte fresco.

Spinefarm Records (2012)

Puntuación: 8,5/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin