SYMPHONY X – Sala Salamandra 12/10/2011

El día 12 de octubre de 2012 llegaba a la Ciudad Condal una cita ineludible para cualquier seguidor del Metal progresivo y Metal melódico. Y es que los italianos DGM venían teloneando a los grandes PAGAN’S MIND y a los no menos espectaculares y afamados SYMPHONY X. En esta gira DGM servían cómo sublime aperitivo para unos noruegos de PAGAN’S MIND que venían presentando ante el público español su último “Heavenly Ecstasy”, mientras que los chicos de Russell Allen hacían lo propio dando a conocer en directo los cortes de su reciente “Iconoclast”.

Antes de que empezara la actuación de DGM la sala Salamandra ya se encontraba prácticamente llena, con un público que ansiaba por comenzar a degustar una noche repleta de melodía y complejas composiciones. En ella comenzaron los italianos descargando todo su potencial con cortes cómo “Heartache”. Los chicos de la banda se preocuparon por animar al numeroso público congregado en la sala de Hospitalet, y realmente lo lograron. Lo lograron gracias tanto a su cercanía y dinamismo cómo a su sobresaliente ejecución, algo que siguieron demostrando una vez tras otra con canciones cómo “No Looking Back” o “Brand New Blood”. Sin duda, un repertorio corto (que duró cerca de media hora) para una discografía tan extensa, algo que hizo que muchos se quedaran con ganas de más pero, al mismo tiempo, con un muy buen sabor de boca y ganas de más, puesto que DGM supieron meterse al público en el bolsillo y dejar el ambiente caldeado para los dos platos fuertes de la noche.

 

Tras un breve cambio de backline salieron al escenario PAGAN’S MIND con una

de las actuaciones más esperadas de la noche. Dieron el pistoletazo de salida abriendo su repertorio con “Contact”, el título que abre también su último trabajo discográfico. Uno a uno fueron cayendo temas cómo el aclamado (también esa noche por su público, y coreado) “Eyes of Fire” o “Intermission”, la cual dio paso a una increíblemente bien recibida “God’s Equation”, siendo coreado su estribillo por el público que se encontraba aquella noche en la sala Salamandra. Mientras iban sonando todas las canciones imprescindibles dentro de la brillante discografía de los noruegos, el frontman Nils no dejaba de moverse de un lado al otro del escenario y de animar a su público, creando una perfecta comunión entre ambos y desprendiendo un muy agradable buen rollo que se transportó a cada uno de los allí congregrados. Siguieron sonando pistas cómo “Walk Away in Silence”, también perteneciente a “Heavenly Ecstasy”, o la que puso punto y final a una actuación excelente tanto a nivel interpretativo cómo visual, “Through Osiri’s Eyes”. PAGAN’S MIND nos regalaron 45 minutos de una exquisita demostración instrumental e interpretativa, un sonido compacto y sólido y una actitud honesta (y agradecida)y dinámica, algo que hizo que el público barcelonés respondiera debidamente a su concierto que apuesto no decepcionó a ninguno de los allí presentes.

 

Tras la sobresaliente actuación de PAGAN’S MIND llegaba el auténtico plato fuerte de la noche, los cabezas de cartel SYMPHONY X. Mientras sonaban las primeras notas de “Iconoclast” (canción que abre y da nombre a su último disco) y el público se deshacía en aplausos y ovaciones, el

grupo norteamericano se encontraba encima del escenario dispuestosa dar lo mejor de sí de principio a fin, y los asistentes al concierto parecían tener ganas de exactamente lo mismo. Siguieron su repertorio sin bajar el ritmo con “End of Innocence”, otro tema coreado y bien recibido de la primera a la última nota. Siguieron sonando canciones cómo “Dejumanized” o “Bastards of the Machine” al mismo tiempo que su frontman, Russell Allen, no dejaba de interactuar con su público y de moverse sobre las tablas. Cortes cómo “Electric Messiah” continuaron haciendo las delicias del público allí congregado, al igual que lo hicieron con “When all is Lost”, presentada por las habituales bromas de su vocalista. Y es que en ningún momento Russell dejó de chapurrear algunas palabras en español y, sobretodo, de hacer una broma tras otra. La banda siguió perdiéndose en los sublimes arrebatos guitarreros de Michael Romeo mientras se iban sucediendo títulos cómo “Heretic” o con el que terminaron antes de los bises, “Of Sins and Shadows”. Tras algunos minutos en los que la gente pedía más, SMPHONY X regresó al escenario para entonar las tres últimas canciones de su actuación. Comenzaron los bises reglamentarios con “Eve of Seduction”, después Russell aprovechó para presentar a los miembros del grupo para continuar la recta final de su concierto con “Serpent’s Kiss” y poner el punto y final definitivo con “Set the World on Fire (The Lie of Lies)”, con la cual el público ya parecía haber llegado a un estado de éxtasis.

 

Una noche difícilmente superable y remarcable para cualquier amente del Metal progresivo gracias a las sublimes demostraciones por parte de 3 bandas que no hacen otra cosa que regalar calidad en todos los aspectos, y también lo hacen sobre el escenario.

Sergio Fernández

Tania Giménez

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin