ISOLE – Born from Shadows

Tan solo han pasado dos años desde su anterior “Silent Ruins”, pero aún así estaba ansiosa por escuchar lo que ISOLE tenían qué ofrecernos este año, y no creo que fuera la única. Y es que ISOLE es una banda que solo ha obtenido grandes resultados de cada uno de los álbumes que han editado, por no decir que estos chicos se van superando con cada obra que sacan al mercado. Sin duda, con su nuevo “Born in the Shadows” nos regalan otra obra exquisita de Doom Metal de sonido tradicional difícilmente superable. De hecho, una de las pocas formaciones que podría superar este redondo serían ellos mismos.

Parece que los chicos de ISOLE, desde que lanzaran “Bliss of Solitude” en 2008, han ido teniendo un sonido cada vez más frágil y melódico. Por ello en este nuevo redondo siguen por esa senda pero todavía mejorando más el resultado en todos los aspectos. Además en esta ocasión la mezcla entre partes lentas y asfixiantes con algunas más rápidas y con voces rotas, suenan mucho más en armonía y en una perfecta cohesión, siendo realmente convicentes y quedando de una forma totalmente natural, sin sonar en absoluto forzado.

El trabajo de guitarra logra destacar a lo largo de toda esta placa aportando riffs lentos y graves repetitivos, en ocasiones logran sonar incluso épicos, y también encontramos algunos especialmente potentes y resonantes, cómo en el corte “The Lake”, dónde las 6 cuerdas toman el mando del tema y le otorgan una nueva profundidad (de hecho esta canción es un claro ejemplo del sonido épico que antes menciona. Lo cierto es que en esta obra las voces suenan más épicas que nunca y, para qué mentir, suenan, en general, mejor que nunca). Si algo queda claro de este plástico con tan solo escuchar en tema, es la perfecta simbiosis entre la voz y las guitarras.

En esta obra también son muy importantes los contrastes, una gran prueba de ello es la propia “Born from Shadows”, más agresiva que las dos primeras pistas pero con unos grandes pasajes lentos instrumentales, de un sonido realmente bello, además cuenta con algunas secciones incluso cercanas al Black Metal, especialmente por la base y ritmo del tema y, en general, una gran atmósfera fría y melancólica, además de teber varios cambios de ritmo totalmente coherentes que regalan al título un gran dinanismo y resultado ameno, sin olvidar tampoco las voces femeninas. Lo cierto es que este corte describe a la perfección todo el concepto sonoro del lanzamiento y, sin duda, se trata de uno de los mejores dentro de esta obra. Esta canción contrasta con el siguiente corte, “Come to Me”, una canción, por lo general, rápida (al menos en comparación con la gran parte de temas en este disco) y con una preciosa melodía y, de nuevo, un sentimiento épico y en ocasiones un ritmo galopante. El siguiente corte, “My Angel”, es otra de las canciones a destacar dentro de este redondo, con unas voces épicas que nos recordarán a bandas consagradas dentro del Epic Doom y unos pasajes lentos realmente emocionales. Lo cierto es que en “My Angel” ISOLE parecen haber puesto todo su corazón y emociones, creando un resultado final expresivo y lleno de sentimiento. Por otro lado, además de canciones con estas enormes melodías, también nos podemos topar con temas cómo el siguiente, “Condemned”, dónde el combo sueco se mueve por derroteros casi Funeral Doom en algunos instantes.

 

Posiblemente “Born from Shadows” se convierta, más que merecidamente, en una de las mejores obras del año, especialmente dentro del Doom. Un trabajo que mezcla el Doom clásico, épico y el Death Doom de una forma sublime destacando, por encima de todo, que éste es el trabajo más ameno y completo de ISOLE hasta la fecha.

 

Napalm Records (2011)

Puntuación: 9/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

 

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin