ENTRAILS – The Tomb Awaits

MORBUS CHRON, CRUCIFYRE, TORMENTED… Todas esas bandas tienen algo en común, y es que todas ellas son formaciones nuevas de Death Metal sueco al estilo de la vieja escuela y, sea cual sea el motivo (parentescos, calidad, componentes, etc.), han logrado crearse su propio nombre en los últimos años dentro de este mundo pero, me atrevería a decir, que una de las mejores propuestas fue por la que apostaron ENTRAILS con su álbum debut el año pasado, “Tales from the Morgue”.

En este caso no podemos decir que se trate de un grupo nuevo, puesto que se formaron hace ya dos décadas pero, cómo ya he dicho, en el último 2010 fue cuando lanzaron su primer trabajo de larga duración, ya que la banda se disolvió pocos años después de su formación para volver en 2008 y, a partir de ahí, empezar a lanzar sus primeras demos.

Si siempre he creído que el logo de ENTRAILS tiene cierta semejanza al de ENTOMBED, diría que en esta ocasión han ido un paso más allá con una portada que parece un tributo moderno a la de “Left Hand Path”. Sin duda, éso no desencaja del todo con su sonido, pero creo que ENTRAILS es una de las formaciones “revival” más brutales que he escuchado; ciertamente con un enfoque más parecido al de formaciones cómo DISMEMBER en lugar de ENTOMBED, aunque tengan en ocasiones ciertos riffs que desprendan un ligero aroma a Death n’ Roll.

El redondo abre potente (tras la intro “The Tomb Awaits”) con “Unleashed Warath”, un corte que describe a la perfección la personalidad de ENTRAILS (tanto con su sonido cómo con su título) y toda la agresividad que descargan en las 12 pistas que forman este compacto. “Crawling Death”, en cambio, se trata de un corte más lento y pesado pero, éso sí, con un inmenso y efectivo estribillo que promete hacer de esta pista todo un himno de la formación sueca. Por si ésto fuera poco (y és que se trata de un tema que lo tiene todo), la base rítmica en esta canción logra relucir. En pistas cómo “Eaten by the Dead”, aparte de la batería que es una auténtica apisonadora con cierto regusto crustie, sacan a la luz que uno de los mejores y más básicos elementos o sellos del combo son las guitarras tan graves, con unos riffs infecciosos que hacen ese sonido Swedeath todavía más honesto, en perfecto acompañamiento con la producción cruda (a cargo, por cierto, del incansable Dan Swanö). Absolutamente cada título de este disco tiene unos riffs que logran destacar por encima del resto de la instrumentación junto con la voz: unas guturales realmente profundas que le van cómo anillo al dedo al sonido tan denso y rugoso de la formación aunque ENTRAILS, de forma contraria a lo que hacen muchas otras bandas de su mismo estilo, en lugar de centrarse sobretodo en crear unas atmósferas cavernosas y un sonido rugoso (que también lo logran), van directamente a por un sonido demoledor algo que, realmente, les hace sobresalir dentro de una escena que cada día parece estar más poblada.

Otra prueba de la mestría guitarra es “Total Death”, con un gran temolo. Además, es un tema que desprende cierto aroma CARNAGE con un grito inicial casi exacto al del principio de “Stranger Aeons” (ENTOMBED). En este título también demuestran que contrarrestan su increríble brutalidad con las grandes melodías que aportan con las 6 cuerdas, regalando a nuestros oídos también algún que otro solo bastante interesante. Sin duda, han logrado crear un gran e interesante contraste y, lo que es más importante, de una forma totalmente natural, sin hacer que su sonido suene (afortunadamente) menos honesto.

Con “The Tomb Awaits” (un título bien escogido, por cierto, pues también deja entrever de qué va la cosa en ENTRAILS) siguen la misma línea de su anterior álbum, pero con una fórmula incluso mejor; tanto a nivel compositivo, cómo ambiental, también a la producción y dotes musicales. Sencillamente, y cómo debería ser lógico para cualquier formación en actividad, supone un gran paso adelante dentro de su propio carácter.

 

Simplemente, un compacto ameno gracias a distintos ritmos, con tempos acelerados casi thrashers cómo en “Eaten by Dead” (con unos riffs tan gruesos cómo afilados y un sonido realmente crudo) a otros más lentos y marcados cómo la del siguiente “To Live is to Rot”, el cual logra transportarnos a Suecia a principios de la década de los 90 mientras unos sublimes riffs de guitarra con mucha melodía, y un sonido realmente nuevo para ellos, nos hace despertarnos (junto con unos siniestros coros que encajan a la perfección con el ambiente oscuro de la canción) para darnos cuenta de que ya han pasado dos décadas desde aquellos tiempos. Pistas cómo “Undead” muestran, en cambio, un tiempo medio y cierto toque rockero. También encontramos dinamismo en las indudables protagonistas del plástico: las guitarras. Con riffs acelerados, pegadizos, gruesos, afilados, solos, ciertos toques modernos (cómo también podemos notar en la ya mencionada “Undead”) pero, sobretodo, mucha distorsión, creando un sonido mórbido y, a pesar de los distintos matices, realmente grueso de principio a fin. El prominente bajo también juega un importante papel en ésto de crear ese sonido tan sólido y potente, siempre en perfecta comunión con la aplastante batería que practica distintos ritmos con total naturalidad y pasando de unos a otros en cuestión de segundos de forma asombrosa. Simplemente, toda la instrumentación es una clara representación de cómo debería sonar cualquier formación de este tipo de Death Metal.

Pero si hablamos de dinamismo no podemos pasar por alto las voces, siempre sonando realmente horribles y a la altura de las graves guitarras y bajos, creando un gran equipo que va creciendo a medida que avanza el redondo. Vomitando palabras sin dejar de engrandecer ese halo oscuro que envuelve la música de ENTRAILS.

 

Lo cierto es que, cómo os imaginaréis (y supongo que sabréis qué esperar de ellos), se trata de otro de esos grupos de puro Death Metal sincero que no aportan nada nuevo pero, ¿qué importa éso? Éste es un género del que nunca me cansaré y del que, precisamente, cada día disfruto más, por ello no creo que los seguidores del estilo encuentren defectos a una formación del calibre de ENTRAILS, a la que le rodea en todo momento el espíritu de DISMEMBER.

ENTRAILS son lo que busca cualquier amanete del género. Es más, pongo la mano en el fuego porque si este disco hubiera salido cuando se formó la banda, hoy estaría a la altura de grandes obras del estilo.

 

Dark Descent / FDA Rekotz (2011)

Puntuación: 9/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin