DOCTOR MIDNIGHT & THE MERCY CULT – I Declare: Treason

Tras el nombre de DOCTOR MIDNIGHT & THE MERCY CULT se esconde una nueva super banda que se formó hace tan solo 2 años. Y es que si algunos os preguntábais a qué se ha estado dedicando Hank von Helvete (ahora excantante de TURBONEGRO) durante este tiempo, aquí tenéis la respuesta, además en esta ocasión se ha aliado con el bajista Tim Skold (conocido opr MARILYN MANSON y KMFDM), los guitarristas Anders Odden (CADAVER y que también ha trabajado para formaciones del calibre de CELTIC FROST entre muchos otros) y Audun Stengel (de APOPTYGMA BEZERK) y el, menos conocido, batería David Husvik (EXTOL).

Después de ver tal formación uno no sabe realmente qué esperar de este álbum debut, y yo tampoco lo sabía cuando le di a “play” en mi reproductor. No tenía una idea clara de lo qué me iba a esperar mientras escuchara este “I Declare : Treason”, pero sí imaginaba que durante el transcurso me encontraría con algo realmente sucio y rockero y, aunque hay algunas pinceladas de ello, me topé con algo bastante distinto.

El compacto abre (tras la intro “You are God”) con “Sign My Name”; una pista 100% metalera, con un ambiente oscuro que podría recordar perfectamente a KING DIAMOND y unos guitarras con cierto aroma black metalero. La propia “I Declare: Treason” descarga un Rock realmente imposible de describir, con un sonido moderno, pesado y también oscuro. También podemos notar algunos efectos en la vez que dan a la canción un cierto aire más electrónico, recordando a veces el registro vocal a TERMINAL CHOICE. “Bleed Idiot Bleed” está claramente influenciado por el Nu Metal (de hecho me pregunto si COAL CHAMBER habrán tenido algo qué ver con esa “inspiración”). En este tema nos encontramos con más efectos a la voz de Hank, lo cual hace que, a pesar de la obvia fuente de inspiración para la instrumentación, hace que el sentimiento nu metalero del tema pase a un segundo plano. Y es que todo lo que Hank toca lo pasa a su propio estilo, aunque en esta ocasión la base musical bien podría recordarnos a unos viejos DISTURBED. “(Don’t) Waste It” empieza muy Thrash Metal, tanto por el ritmo cómo por las guitarras afiladas. Pero, a medida que va avanzando, suena a un Metal realmente modero y, de nuevo, siniestros. Cuando se va aproximando el final del corte parecen experimentar con el sonido, para terminar con algo de regusto Metalcore. “Blame Is The Game” se trata de una pista realmente potente, incluso en ocasiones extrema. En ella tenemos que destacar una gran base rítmica y la voz más macarra/osucra de Hank en todo el plástico. También podemos disfrutar de un gran estribillo con cierta actitud Punk. “Ok (We’re Just About To Die)” también comienza siendo realmente brutal, de hecho suena casi a Black Metal pero, de nuevo, la voz de Hank aporta su propio estilo y lleva al corte a su terreno. En cuanto más avanza el tema más empieza a adentrarse en la línea habitual del compacto, aunque en esta ocasión con más aroma rockero. “Misconception” empieza siendo prácticamente Doom. Se trata de una canción lenta y densa y con una voz que podría recordarnos a la mejor etapa de Marilyn Manson. “Glory (Throw The Axe)” es un título de puro Metal al estilo más moderno, incluso con algunos elementos de Metalcore y también cierto aire Industrial, especialmente a la batería. Un medio tiempo realmente denso y actual, incluso con cierto sabor Stoner. “Revenge” es la mejor representación del peculiar estilo del combo y, sobretodo, de todas las bandas en las que han militado cada uno de sus componentes. Y es que, simplemente, en esta pista lo mezclan absolutamente todo: Black Metal con Industrial, actitud desenfada, riffs técnico y batería discordante. Todo ello crea una curiosa sensación de caos en la que los riffs protagonistas toman las riendas de la pista. De nuevo nos encontramos con un gran estribillo. Sin duda, un corte interesante y con voces muy diversas, pero en absoluto fácil de escuchar (de hecho la banda tiene en todo momento melodías sencillas excepto aquí), mostrando además la gran técnica del batería David Husvik con sus patrones tan complejos. “Victorious” es una canción muy rápida y rockera pero, sobretodo, con mucha actitud. Algo semejante por primera vez (aunque poco y tan solo en ocasiones) a TURBONEGRO pero, cómo siempre, muy al estilo del Metal más moderno, sin dejar de lado ciertos detalles indsutriales, sobretodo gracias a la potente base rítmica.

Comienzan los bonus track con “Fools Gold”, el cual tiene un inicio muy peculiar (y, una vez más, gracias a la gran labor guitarrera con unos riffs tan personales cómo variados) cargado de tralla. Tambien nos encontramos ciertos toques industriales y unas 6 cuerdas realmente vertiginosas. Para no perder la costumbre, intentan crear un estribillo pegadizo. Un corte muy sólido que funciona muy bien y en el que todo encaja sonando acorde. Sin duda, de los mejores del disco, además también hay lugar para algunos amenos y coherentes cambios de ritmo y riffs discordantes. Aquí también podemos escuchar un pasaje lento que roza el Doom. Finalmente está “The Whore In The West”, con un principio con un sonido realmente indescriptible pero que sigue esa línea de Metal moderno (gracias a la contundencia y sonido pesado) que predomina a lo largo de todo el compacto.

 

Lo cierto es que destaca (y sorprende) enormemente en este plástico la producción realmente sucia, incluso demasiado (a pesar de ser una seguidora de las producciones más simples y honestas), pero en la música de DMTM hay demasiados detalles cómo para echarlos a perder, o incluso no apreciar la complejidad y riqueza de algunos instrumentos por una mezcla en la que suena por encima algo que debería permanecer en un segundo plano para no desmerecer el resultado final. A pesar de llo, se podría decir que este tipo de producción encaja con el sonido sencillo y directo de la formación, aunque las composiciones y líneas de cada instrumento sean sorprendentemente complejas. Además, en todo momento cuidan de crear unos estribillos fáciles, pegadizos y al más puro estilo rockero.

Todas las canciones están cortadas por el mismo patrón, pero cada una tiene algo nuevo y distintivo y, a pesar de que los componentes incorporan toda su experiencia previa (aunque se eche en falta algo más TURBONEGRO) y mezclen detalles de muchos géneros, han logrado crear algo imposible de encasillar. Sin duda, éso es todo un piropo hoy en día, y todavía más si logran crear un balance entre algo oscuro y pegadizo, entre la brutalidad y el groove.

 

DOCTOR MIDNIGHT & THE MERCY CULT no solo gustarán a seguidores del Rock Industrial o Punk Rock, sino que gustarán también a los metaleros con la mente más abierta aunque, viendo de dónde provienen, el resultado  (puesto que la instrumentación y composición es de sobresaliente) podría haber sido mejor.

 

Season of Mist (2011)

Puntuación: 8/10

Tania Giménez

tania@queensofsteel.com

Comparte este artículo




You can Enviar un comentario, or trackback from your own site.

Envía un comentario

Highslide for Wordpress Plugin